Un nuevo paso en el cumplimiento de la normativa medioambiental para conseguir una ciudad más limpia, eficiente y sostenible.
El concejal de medio ambiente José Luis Zapata informaba de la inmediata instalación de los nuevos contenedores marrones en el barrio Quijote –Nueva Villa- como primera experiencia en la localidad y que se irá completando progresivamente en todo el municipio
Ahora, según establece la normativa, se une esta quinta fracción con contenedores de color marrón para los residuos orgánicos. Para ello, los vecinos de este barrio pueden recoger en el Ayuntamiento un kit con un pequeño recipiente domestico para los residuos, un rollo de bolsas para orgánico y la llave para el contenedor. Los restos de orgánico de los contenedores marrones serán retirados tres días a la semana y se procederá a la limpieza del contendor cada 15 días.
También informaba el concejal de los restos de nuestras basuras que procede depositar en estos contenedores marrones como son: restos de carnes, pescados, frutas y verduras; celulosa; restos vegetales (flores, plantas, hojas, césped); serrín, tapones de corcho, palillos y cerillas; excrementos de mascotas, posos de café y bolsitas de infusiones, así como restos de pan y bollería.
Señala José Luis Zapata que esta implantación de la quinta fracción responde a que los residuos orgánicos representan en torno al 47% de todos los que se generan en los domicilios, por lo que a través de estos nuevos contenedores se realizará la recogida selectiva de este tipo de residuos que serán trasladados a la planta de tratamiento donde se convertirán en compost.
Para el Gobierno Municipal es importante seguir en la labor de conseguir una ciudad sostenible, y por ello a estas acciones relacionadas con el medioambiente se unirá en lo próximos meses una campaña de sensibilización sobre las pautas para la correcta separación y reciclaje de los residuos en nuestros hogares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.