La delegación de Cultura exige la retirada de las torretas de iluminación de la Plaza Vieja

Roble Radio

Por no estar acorde con el entorno de los edificios catalogados como Bien de Interés Cultural.

En la mañana de hoy, la portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Villarrobledo ha comparecido en la Plaza de Ramón y Cajal para informar a los vecinos sobre el proceso de actuación que se está  llevando a cabo en la rehabilitación de esta emblemática plaza.
Durante su intervención, Arenas ha hecho referencia al inicio de estas obras en octubre
de 2022. En ese momento, los concejales socialistas presentaron preguntas tanto de manera verbal en las comisiones informativas, como por escrito al equipo de Gobierno del Partido Popular. Estas cuestiones se centraban en si era necesaria la autorización o
comunicación previa a la Dirección Provincial de Cultura para ejecutar estas obras, debido a que la Plaza de Ramón y Cajal forma parte de un entorno protegido patrimonialmente, y se encuentra rodeada por dos edificios catalogados como Bien de Interés Cultural: el Ayuntamiento y la Iglesia de San Blas, siendo este conjunto histórico el más importante de Villarrobledo.
Ante la falta de una respuesta clara y concreta, tanto de forma verbal como escrita, por parte de los responsables municipales del Partido Popular acerca de la
necesidad de autorización para las obras en la Plaza de Ramón y Cajal, los concejales socialistas se vieron en la obligación de tomar medidas. Presentaron un escrito formal a la Dirección Provincial de Cultura solicitando la información necesaria para proceder
con las obras en el entorno protegido patrimonialmente.
El primero de los escritos, de fecha 3 de octubre de 2022, textualmente decía:
“Esta mañana se han iniciado las obras de remodelación de la Plaza de Ramón y Cajal, conocida popularmente como “Plaza Vieja” zona colindante a la Iglesia de
San Blas y a la Casa Consistorial, dos edificios declarados como Bienes de Interés Cultural con la categoría de Monumento Histórico Artístico con carácter Nacional. Dada la importancia cultural y artística de este entorno y siendo el Ayuntamiento de Villarrobledo el principal valedor y defensor de nuestro patrimonio histórico, es por lo que queremos saber si desde los servicios técnicos
del Ayuntamiento de Villarrobledo se les ha consultado sobre esta remodelación y si se cuenta con la correspondiente autorización.
Pongo en su conocimiento que esta información también ha sido solicitada por escrito a la Alcaldía de Villarrobledo y no se ha obtenido respuesta. Por ello, y dada la importancia de las obras que se están realizando, nos hemos visto en la obligación de
dirigirnos a su Dirección Provincial.”

Roble Radio

La Dirección Provincial de Cultura ha contactado con el Ayuntamiento para solicitar información sobre el proyecto que se estaba llevando a cabo en la Plaza de Ramón y
Cajal, dado que no se había solicitado la autorización necesaria para las obras.
Sin embargo, la sorpresa llegó seis meses después cuando los ciudadanos descubrieron la instalación de unas torretas de iluminación que parecían más apropiadas para un
campo de fútbol o un paseo marítimo que para un entorno cultural como la plaza en cuestión. Lo más preocupante era que se había llevado a cabo esta modificación sin
contar con la aprobación de ninguna autoridad competente.
Es importante señalar que desde el principio, el Partido Socialista había votado en contra de este proyecto. Inicialmente, se presupuestó 1 millón de euros para el proyecto de renovación de la Plaza de Ramón y Cajal, el cual incluía el arreglo de las zonas adyacentes a la misma. Sin embargo, este proyecto quedó desierto y tuvo que ser adjudicado de nuevo por el mismo importe, pero con la reducción de la obra al marcó central de la Plaza sin incluir el resto de las zonas que se habían incluido en la primera
oferta.
En el proyecto de renovación de la Plaza de Ramón y Cajal no se contempló la instalación de un ascensor en el parking subterráneo, a pesar de que los propietarios de las plazas de aparcamiento lo habían solicitado expresamente al Ayuntamiento. Estos
propusieron pagar los gastos del ascensor, mientras que el consistorio se encargaría de la adaptación del espacio necesario para su instalación.
La concejala socialista ha criticado el tipo de suelo elegido para la plaza, ya que no sólo afecta a su estética, sino también a su funcionalidad, al ser un suelo poroso de granito
que absorbe la suciedad y no es adecuado para soportar el continuo uso que sufre el espacio con eventos como el Carnaval o las ferias agroalimentarias, además de ser un importante punto de atracción para la hostelería del municipio. A día de hoy, y aún sin
inaugurar la plaza, ya hay baldosas rotas, con piquetes o partidas por la mitad, y un suelo sucio que resultará difícil de recuperar.
Ante las quejas de los vecinos por la instalación de las torretas de iluminación, el Grupo
Municipal Socialista, el día 10 de abril, presentó un segundo escrito a la Delegación Provincial de Cultura para ver si tenía constancia de la modificación de este proyecto.
La Delegación Provincial, que no tenía conocimiento de este cambio, textualmente contesta: “Asunto inspección actuaciones no autorizadas en Plaza de Ramón y Cajal. En relación con su escrito de 10 de abril de 2003, solicitando información sobre la
instalación de alumbrado en la Plaza Ramón y Cajal, que forman parte del entorno de Bienes de Interés Cultural el Ayuntamiento de la localidad y de la Iglesia parroquial de San Blas, le comunicamos que dicha actuación no ha sido autorizada por esta administración, tal y como establece el artículo 27 de la Ley 4/013 de Patrimonio
Cultural de Castilla la Mancha. Así mismo y tras llevar a cabo una inspección por parte
de los servicios de Cultura de esta Delegación, con fecha 18 de abril de 2023, se ha requerido a este Ayuntamiento que se proceda a la retirada de las citadas luminarias y
remita a esta administración una nueva propuesta acorde con la normativa aplicada para
su respectiva autorización por parte de esta administración”. Con lo cual el Servicio de Cultura de la Delegación Provincial exige al Ayuntamiento de Villarrobledo que retire
de inmediato las luminarias.
El Grupo Municipal Socialista ha instado al Alcalde, Valentín Bueno, y al equipo de Gobierno a escuchar a los vecinos, quienes han expresado su preocupación por la
conservación del patrimonio histórico del municipio y han mostrado su deseo de preservar la estética de la plaza de Ramón y Cajal.
Los concejales socialistas han pedido que el Ayuntamiento trate el patrimonio histórico como un bien que pertenece a todos los vecinos y no como una propiedad privada.

 

VillarrobledoDiario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Roble Radio