• Mar. Jun 28th, 2022

Feijóo pide desde Villarrobledo más protección y dinero para el sector agroalimentario

PorAdministrador

May 26, 2022

El presidente del Partido Popular ha hecho parada este jueves en una bodega y en una empresa del sector lácteo de la localidad albaceteña.

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha visitado este jueves la localidad de Villarrobledo, donde ha hecho parada en una bodega y en una empresa del sector lácteo, aprovechando para avanzar algunas de sus propuestas para beneficiar al sector agroalimentario, entre las que se encuentran promover la exportación, promocionar los productos españoles con especial incidencia en el vino, potenciar la presencia en ferias internacionales o poner en valor el sector enoturístico.

En su intervención ante los medios, ha propuesto además que el campo «tenga de una vez por todas el dinero que le corresponde» de los fondos europeos, ya que del anuncio de 1.800 millones de euros del Perte agroalimentario todavía no se ha recibido ningún fondo.

«Un año y medio después de los fondos, nadie se ha beneficiado en el campo español. Si el dinero no llega a las pymes, habrá algunas que se habrán disuelto, se habrán quebrado, y los fondos serán inútiles», ha avisado.

Esta crítica ha continuado con el argumento de que el Estado está duplicando ingresos por tributos con el aumento del precio de los carburantes.

De este modo, argumenta Núñez Feijó que el Gobierno de España tenía previsto aumentar ingresos en 9.000 millones de euros, algo que «ya se ha conseguido» en el primer trimestre del año.

«No tiene sentido pagar dos veces por lo mismo, un incremento del precio y un incremento de los impuestos. Ese dinero no es del Gobierno, es de los ciudadanos. Hay que devolver ese dinero a las rentas medias y bajas para que lleguen a fin de mes», ha propuesto.

Aunque ha recordado que lleva apenas liderando el partido dos meses, en los que ha cumplimentado «requisitos institucionales», ha avanzado que quiere conocer «los distintos sectores» y sus problemas, que son «los problemas de la gente real», dejando de lado los de «la gente que se insulta».

La sociedad, «más pobre que ayer»

Ahora se presenta «un momento complejo», con incremento de precios que hacen que la sociedad «sea más pobre que ayer» con un dinero que «vale menos». Y cada vez «con más deudas», lo que conforma una situación «muy compleja, de más inflación, más paro, más deuda y más déficit».

Algo que también afecta al sector agroalimentario, lo que requiere a los poderes políticos «centrarse en los problemas de la gente» dentro de un país «acuciado por una crisis económica e institucional».

«Vamos a seguir trabajando y a tal efecto hemos presentado un proyecto económico avalado por multitud de economistas, de personas que conocen la hacienda española, que se basa en tres pilares: no subir la renta –y la han subido–, hacer un esfuerzo político y no tener el Gobierno más caro de la historia democrática e invertir bien los fondos europeos», ha recordado.

Una propuesta que «fue despreciada» por el Gobierno pero que no hará que el PP deje de plantear soluciones, ya que es «el trabajo» de la formación.

Importancia del sector agroalimentario

El sector agroalimentario, de «los más importantes», con pilares como el vinícola o el lácteo, genera «empleo y riqueza», limita la deforestación, asienta a la población y «mantiene vivo el territorio de España».

Como argumento, ha dicho sobre el sector lácteo que factura el 2 % de todo el panorama agroalimentario a nivel nacional, con 13.000 millones de euros de facturación y miles de empleos directos.

Sobre el vino, España produce el 25 % del total a nivel europeo, y «si hay un lugar importante, ese es Castilla-La Mancha, probablemente la viña más grande del mundo».

Pero son dos sectores que «lo están pasando mal». Primero por la pandemia; segundo, por el Brexit y el «divorcio de los británicos»; tercero, por los aranceles de Estados Unidos; y cuarto, por el incremento de precios de forraje, fertilizantes, carburantes o energía.

A este contexto ha sumado «la persecución» del Gobierno nacional al «consumo de carne o al consumo moderado de vino», algo que «los productores no se merecen».

«Si el Gobierno sabe de esto, debería ser prudente, conocer mejor las zonas rurales y tener más respeto por los productos que se producen en el país, que son proteínas y alimentos», ha indicado, alertando de que «ir contra la despensa de España es un error».

Como solución, propone un Gobierno que «proteja» a un sector que «genera miles de puestos de trabajo, millones de euros de exportaciones y evita la despoblación».

Antes de terminar su alocución, ha hablado de Vicente Haro, un pastor de Villarrobledo con el que ha tenido oportunidad de compartir una charla.

«Lo acabo de conocer y me acaba de mandar un mensaje, y es que las cosas no van bien. Yo me voy con este compromiso con el pastor de Villarrobledo. Mejoraremos las cosas», ha afirmado.

Núñez: «La apuesta es clara»

De su lado, el presidente del PP en la región, Paco Núñez, ha lamentado que el Gobierno nacional no se preocupe del sector agroalimentario y sí «de asuntos que dividen a la ciudadanía». Pero, desde el PP, lo tienen «claro», con una apuesta «firme y decidida por el fortalecimiento de la pyme, de los autónomos, de los agricultores y de los ganaderos», preocupación extensible a Castilla-La Mancha.

Para ello, propone menos impuestos y menos burocracia para «llegar al pequeño y mediano empresario, mejorando el consumo». Esta propuesta, ya elevada por Núñez Feijóo, «es ambiciosa» en cuanto a minoración de impuestos y que «incentivaba a las empresas», pero de la que «no ha querido saber nada el Gobierno de Pedro Sánchez».

Por contra, «corren cortinas de humo, hablan de otros escándalos y no hablan de lo que preocupa a los españoles». Las ideas ‘populares’, ha subrayado, «ya funcionan en las cinco comunidades autónomas donde gobierna el PP», que «generan más riqueza con menos impuestos» que en la comparación con el resto de autonomías.

En este punto ha recordado cómo el presidente regional, Emiliano García-Page, «gobernó con Podemos» en la pasada legislatura y «rechazó» pactar presupuestos con el PP. Ha continuado en su crítica remitiéndose al pasado, citando extremos como la polémica por la carne del ministro de Consumo, Alberto Garzón; o señalando que en el Parlamento regional no se somete al control de los grupos de la oposición.

En contraposición, ha elevado la figura de Núñez Feijóo, «que demuestra que una gestión eficaz es la que quiere poner en marcha el PP», con medidas para ayudar a la competitividad empresarial para dar más agilidad al sector.

«Esa es la política del PP. Y en el año que queda hasta las elecciones vamos a seguir trabajando hablando de la simplificación burocrática y el fortalecimiento del tejido empresarial», ha zanjado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.