Estos chicos vivirán un verano “en Paz”, compartiendo con sus familias de acogida, muchas de ellas con niños y niñas de la misma edad, experiencias, a la vez que se benefician de las debidas revisiones médicas.

Valentín Bueno ha dado la bienvenida a los niños y niñas en el Ayuntamiento agradeciendo a las familias su gran solidaridad, dando la oportunidad a estos chicos de vivir un verano diferente, acogiéndolos como uno más de su familia.

El Alcalde también ha destacado el compromiso de la Asociación de amigos del Pueblo Saharaui para seguir con este proyecto que comenzaba a principios de los años 90 y que continua dando oportunidades a los niños y niñas saharauis que llegan no solo a Villarrobledo sino a muchas localidades del país en los meses de verano.

Así mismo, Bueno ha puesto en valor la enriquecedora experiencia que supone este programa de acogimiento, ya que tanto los chicos saharauis como las familias, sobre todo los más pequeños aprenden unos de otros, aportando valores importantes que les marcarán en su vida como personas adultas.

La concejal de bienestar social, señala que desde el Ayuntamiento, se pone a disposición de todos ellos bonos gratis para acudir a la piscina municipal o entradas gratuitas para asistir a los espectáculos de los Jardinillos Municipales que deseen, deseándoles una feliz estancia en nuestra ciudad y en las localidades vecinas junto a sus familias.

Uno de los padres que acoge a uno de estos niños por primera vez señala que la intención es que sea uno más de la familia, compartiendo vacaciones con ellos y contribuyendo a que puedan disfrutar al menos de un verano diferente, conociendo otro lugar y otra cultura y aprendiendo a la vez de ellos.

Una experiencia muy buena también para sus hijos que aprender a ver que hay otros niños que no tienen las comodidades de las que se disfruta en nuestro país, despertando su empatía y aprendiendo a compartir con estos niños durante su visita.

Por último, Mª Dolores Serrano, presidenta de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui señala que además de que los niños puedan salir del desierto durante el verano, estos chicos y chicas son los embajadores de la causa saharaui, dando visibilidad a la problemática que existe desde hace décadas y a los conflictos con Marruecos con quien en estos momentos están enfrentados en una guerra que añade más dificultades a las condiciones de vida en los campamentos y hace que estas Vacaciones en Paz sean tan necesarias.

Agradece, por tanto, la colaboración de todas las familias de acogida que cada años siguen participando en este proyecto y a las que se incorporan por primera vez, ya que supone una muestra importante de solidaridad y una gran oportunidad para todos los niños y niñas saharauis que nos visitan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *