El alcalde felicita al maestro panadero Juan Gregorio Vargas, premiado como uno de los mejores panaderos del país

Del Obrador Arte-Sano en Villarrobledo quedaba finalista de la “Miga de Oro” a nivel regional y premiado como uno de los 80 mejores panaderos de España en la Ruta Española del Buen Pan.

El Alcalde, Valentín Bueno ha recibido hoy en Alcaldía al maestro panadero Juan Gregorio Vargas, premiado hace unas semanas como uno de los 80 mejores panaderos de todo el país.

Bueno ponía en valor este tradicional oficio que en Villarrobledo aporta destacados nombres y que ahora de la mano de gente joven y emprendedora se está reinventando, apostando por la innovación pero sin abandonar las raíces, consiguiendo productos de calidad, con seña de identidad, que los consumidores demandan y que además se realizan de forma natural para una buena y saludable alimentación.

Así lo hace Juan Gregorio vargas a quien el Alcalde felicitaba por este reconocimiento ya que supone un premio al trabajo y a la dedicación, desde un pequeño obrador en nuestra ciudad, llegando a ser considerados sus panes entre los mejores de España.

Valentín Bueno destaca también la apuesta por la formación, como en el caso de Juan Gregorio Vargas que después se plasma en el día a día de su negocio que tiene perspectiva de crecimiento y de mejora, consiguiendo productos muy demandados no solo en nuestra ciudad sino en los pueblos de la comarca.

Una vez más el Alcalde incide en la importancia de que personas con iniciativas y proyectos decidan asentarlos en nuestra ciudad, viendo como una vez más Villarrobledo es capaz de destacar y traspasar fronteras, en este caso con un producto de calidad como es el pan al más puro estilo artesanal.

Por su parte, Juan Gregorio Vargas explica que hace unos meses decidían presentarse al concurso denominado Miga de Pan, a nivel Regional y celebrado en Tomelloso, en el que participaban 15 obradores de toda Castilla la Mancha, quedando finalista con el Premio a la Excelencia.

Esto le llevó a poder participar en La Ruta Española del Pan, ya a nivel nacional, un concurso celebrado en Valencia en el que entre más de 1,500 participantes de todo el país se distinguía a los 80 mejores, entre ellos a Juan Gregorio, señalando que su intención es trata de hacer “un buen pan y que la gente pueda disfrutar de comer pan” a través de la elaboración artesana de sus productos.

Pudiera parecer que todos los panes son iguales pero los panaderos que lo trabajan saben que no es así. Juan Gregorio apuesta por una “cultura del pan”, al igual que se habla de “la cultura del vino”, para aprender a diferenciarlo y sobre todo a saber lo que comemos, ya que el pan también tiene sus matices, sus diferentes sabores, señalando que en este ámbito existe ya una “pequeña revolución”.

Para Juan Gregorio “un buen pan es salud” y en ello es en lo que trabaja, elaborando panes con masa madre, con largas fermentaciones y sobre todo, sin ningún tipo de aditivo que repercute en una buena alimentación y además saludable.

Juan Gregorio ha heredado el oficio de su familia, pisando la panadería familiar desde niño que una vez creció decidió satisfacer sus inquietudes, formándose y estudiando técnicas de elaboración que le han llevado hasta hoy regentando un pequeño obrador en el que trabajan 4 personas y elaborando panes de calidad, muy solicitados por sus clientes dentro y fuera de Villarrobledo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: