Incorporación nuevos policías locales. 
Tras el proceso selectivo realizado en los últimos meses, se unían al servicio el pasado 1 de septiembre.

El Alcalde, Valentín Bueno ha dado la bienvenida a José Manuel Gutiérrez, Ismael Cuenca y Daniel Parrón, 3 nuevos agentes que desde el pasado 1 de septiembre forman parte de la plantilla de Policía Local de Villarrobledo.

En este contexto, Bueno ha felicitado a los tres policías por superar el proceso selectivo que les ha permitido formar parte del servicio en Villarrobledo, siendo que tanto los 3 ya ejercían como policías en otros municipios, eligiendo nuestra ciudad para seguir desempeñando su labor de servicio al ciudadano.

Con estas 3 nuevas incorporaciones la plantilla se completa contando en la actualidad con con 37 efectivos, supliendo las jubilaciones que se han ido produciendo en los últimos años.

El subinspector, José María Monedero ha aprovechado para felicitarles por haber superado el proceso selectivo que se ha desarrollado durante este año y para el que se recibieron más de 200 inscripciones.

Monedero añade que estas incorporaciones son un importante refuerzo para la plantilla que los ha acogido “con los brazos abiertos”.

Daniel Parrón es un albaceteño que ingresó en la Policía Local hace 2 años, destinado en la cercana localidad de Socuéllamos. Ahora se incorpora al cuerpo en Villarrobledo, dice, que por proximidad a Albacete donde vive su familia y porque su mujer es villarrobledense, por lo que aprovechó la oportunidad de presentarse a la oposición en nuestra ciudad.

Afirma Daniel Parrón haber recibido muy buena acogida por parte de los compañeros, dispuesto a seguir trabajando y creciendo en su profesión.

Por su parte, José Manuel Gutiérrez explica que entró en el cuerpo como policía en 2022 en La Solana pero que como villarrobledense estaba esperando la oportunidad de volver a su ciudad, presentándose a la convocatoria publicada por el Ayuntamiento y superando las pruebas con éxito.

José Manuel ha trabajado durante 17 años en una profesión distinta, tomando la decisión de apostar por lo que le gustaba que era ser policía, satisfecho ahora de poder desempeñar su profesión en su pueblo.

Ismael Cuenca llega a Villarrobledo desde Mocejón en Toledo, donde ha estado destinado durante dos años, hasta ahora que también vuelve a su pueblo.

Ismael Cuenca es hijo de policía, su padre ejerció en Villarrobledo hasta que no hace mucho que llegó a su jubilación. Añade que aunque lo ha vivido en casa, ser policía es algo que siempre tuvo en mente, habiendo conseguido finalmente poder serlo en su pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *