Crónicas gastronómicas alicantinas…en torno a Villarrobledo. Por Santos García Catalán

Roble Radio
Santos García Catalán.
Tras unos marisquitos, y otras deliciosas viandas, rematamos con un arroz con verduras y atún realmente exquisito.
Mi chef favorito (mi hijo Alberto) que labora en el Restaurante Pocardy (Hotel Almirante, Playa de San Juan) me sorprendió gratamente y, a fuer de ser sincero, me emocionó por su talento culinario. Amor de padre, que se llama!!!.
Estamos por Alicante unos días de asueto con mis hijos, mis nietos y mi hermano, aunque nos faltan los vallisoletanos y los de Villarrobledo, que es mucho faltar.Y, como no podía ser menos, estamos todos los días de condumio del bueno; ora unas gambitas rojas y cigalas de la bahía por aquí, un calamar de potera por allá, unos sepionet por acullá.
El arroz
Y hoy, además, tocó un arroz que causó un auténtico deleite; al punto de cocción y al punto de sabor. Salteado con verduras de la huerta, (espárragos verdes, ajetes tiernos y bimi) culminados con dados de atún marinado con soja coreana. Espectacular plato. Lo recomiendo.
Los entrantes
Antes, llegaron unas anchoas vascas (de las que hacía mucho tiempo que no degustaba) en focaccia (pan plano) con rúcula, mantequilla salada y tomate seco. Las croquetas de jamón ibérico, a una per cápita, resultaron de auténtica exquisitez. Un plato de coquinas para ir haciendo boca, además de dos sepionet por cabeza; un producto del Mediterráneo cuyo sabor y comer es grandioso.
Los espectaculares postres
Una sensacional y deliciosa tabla de quesos nacionales, con nueces y uvas; un Pan brié de chocolate con aceite virgen extra y sal. Y una no menos espectacular tarta de queso. Todo ello elaborado por la propia cocina y sello propio. La sed la calmamos con unas cervecitas y luego unos “blancos de verano”, coca colas y agua en abundancia. Algunos, la mayoría, tenían que llevarnos sanos y salvos a nuestros destinos. Culminamos con una buena siesta y un baño en la urba de mi hermano Jóse, (Jula para los amigos) que es el veterano caporal en Alicante.
Los vecinos de mesa…de Villarrobledo
Ya nos había avisado nuestro amigo Luis Fernando Angosto desde Sevilla que coincidiríamos en el Pocardy con nuestros amigos paisanos Antonio Losa, Juan José Torres y José Luis Losa. Son comensales habituales y degustadores de los arroces que elabora mi hijo Alberto. Los tres llevan a nuestro Villarrobledo por bandera. Y fue una gran satisfacción darnos un abrazo dada nuestra amistad y vecindad en la calle de La estación desde tiempos ha. El arroz que degustaron fue con berberechos y cigalas; otra de las novedades del Pocardy.
Mis preciosas nietas catalanas y mi  espigado nieto alicantino
Uno tiene la gran suerte de tener unos hijos maravillosos en Alicante: Santi y Alberto y unas nueras estupendas: María y Martita, que nos han dado tres nietos: el espigado Nico (con título en Químicas) y las preciosas Olivia y Sofía. Además de los de Valladolid: nuestra hija Nati, su marido Rubén y nuestra nieta Lola, una mujercita  que cumplirá 9 años.. Los nietos nos dan la vida!! Ellos junto a mi esposa, Pilar, no pudieron desplazarse y aguardan mejor ocasión en septiembre. En el almuerzo disfrutamos los familiares presentes, a los que hay que incluir a Luisete, el hijo menor de mi hermano Jóse. Echamos de menos a la mayor, Malena, quien reside y trabaja en Ibiza. Sin olvidar a Liliana Arango, compañera sentimental de nuestro hermano Jóse; una simpática y bondadosa colombiana de Medellín, adaptada a la vida alicantina desde hace unos años.
En fin, seguiremos unos días más por estas maravillosas tierras, a pesar del horroroso calor. Queda disculpada la “millor terra del mon” por su calidad de vida, sus manjares y por la protección y el bienestar que tiene mi familia. Lo más grande que uno tiene.
VillarrobledoDiario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VillarrobledoDiario