La concejal de bienestar social, Cristina García visitaba esta mañana el Huerto Solidario de Cáritas en el que se forman 6 personas y que supone una de las actividades que esta institución desarrolla para ofrecer una oportunidad de inclusión social a personas en situación de vulnerabilidad.

El Huerto se ubica en unos terrenos ubicados en las inmediaciones del cementerio municipal, cedidos por el Ayuntamiento, donde 6 personas se forman de forma teórica y práctica de la mano del monitor José Vélez.

García ha comprobado los trabajos que se realizan a través de esta actividad, poniendo en valor la labor de Cáritas a la hora de ofrecer oportunidades a las personas que más lo necesitan, destacando la colaboración existente entre esta organización y el Ayuntamiento, trabajando de la mano para llegar a todas las personas con dificultades y que necesitan una ayuda para su formación y para poder abrirse puertas en el mercado laboral.

El cultivo y cuidado del Huerto es una más de las actividades y talleres que Cáritas realiza en las que además de los conocimientos didácticos, se fomenta la socialización y también se incide sobre los buenos hábitos a la hora de acceder al mercado laboral, como la disciplina y la responsabilidad, dándoles las herramientas necesarias para poder integrarse en la sociedad y a la hora de desempeñar un trabajo.

Incide la concejal del Gobierno en que los talleres y cursos que se imparten a través de Cáritas abren también las puertas a que las personas que participan en ello puedan orientar su futuro laboral, tras los conocimientos y experiencias adquiridas por lo que insiste en que la formación es fundamental a la hora de fomentar la inclusión de las personas que necesitan oportunidades en este sentido.

Además el huerto de Cáritas ha sido visitado también hoy, por los niños y niñas que participan en el campus de verano del AMPA del colegio Giner de los Ríos, donde los más pequeños ven cómo se cultivan las hortalizas y verduras que siempre es muy atractivo para todos ellos.

Por su parte, la Presidenta de Cáritas, Paquita Moreno apunta que este huerto se lleva trabajando desde hace más de 5 años en estos terrenos municipales, cultivado de forma ecológica, por las personas que participan en este taller que reciben además una pequeña beca por su participación y con el aliciente de que pueden llevarse a casa parte de la cosecha que cada día recogen, destinando el sobrante al economato de Cáritas a través de que también se atiende a las personas que más necesitan en sus necesidades básicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.