Cultura

Villarrobledo asiste al pregón de Semana Santa a cargo de Mari Carmen Palazón

En un acto sencillo, cumpliendo con las medidas de aforo realizado en la iglesia de Santa María, al que asisitía el alcalde, Valentín Bueno, junto a miembros del Gobierno Municipal y que contaba con representación de todas las Hermandades y Cofradías.

Desde la Presidencia de la Junta de Hermandades y Cofradías que este año ostenta la Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza se decidió elegir como pregonera a la villarrobledense, Mari Carmen Palazón, que ya lo habría sido en la Semana Santa de 2020 si la pandemia no hubiera provocado su suspensión completa hace ahora un año.

Precisamente, Manolo Calero, presidenta de la Hermandad de Nuestra Señora de la Esperanza, destacaba que después de que el año pasado, la situación era de confinamiento total en casa, este año, habrá un pequeño respiro para poder disfrutar de la Semana Santa en los templos, de forma controlada pero en hermandad y compartiendo con los vecinos.

Mari Carmen Palazón señalaba que el pregón redactado para 2020 había perdido vigencia debido a todo lo ocurrido en este año tan complicado, del que dice que ha cambiado la forma de pensar de muchas personas.

Compartía su pregón incidiendo en que no tiene experiencia como Cofrade o Hermana, sin haber pertenecido nunca a ninguna Hermandad pero sí habiendo vivido la Semana Santa desde el recogimiento y la reflexión, asistiendo a los cultos y oficios en las iglesias, y viviendo la Semana Santa desde el sentimiento de la Pasión y Muerte de Jesús.

Palazón ha querido mandar un mensaje de esperanza, apoyándose, los creyentes, en el evangelio, para encontrar la luz al final de este túnel tan largo. Ha animado a no vivir en el miedo y a compartir unos con otros para sobrellevar mejor toda la situación que se está viviendo, recordando a quienes ya no están y sus familias.

Los asistentes agradecieron las palabras de la pregonera puestos en pie, en un cerrado aplauso, recibiendo, después la pregonera el obsequio entregado desde la Junta de Hermandades, así como el presidente de la Junta saliente, que lo fue en la última Semana Santa que se puedo celebrar antes de la pandemia, en 2019, Manuel Santiago Moya, de la Cofradía de San Juan Evangelista.

La Semana Santa continua su curso en Villarrobledo, sin procesiones y sin imágenes en las calles pero sí en las iglesias donde tendrán lugar como cada año, todos los cultos tradicionales de estos días, viviéndose este año, de nuevo la Semana Santa, de otra manera.

Categories: Cultura, Sociedad

Deja un comentario