Sociedad

CCOO Albacete gana una sentencia que condena a un empresario de Villarrobledo por falsedad documental

El juzgado de instrucción número 3 de Albacete ha dado la razón al Gabinete Jurídico de CCOO Albacete que ha llevado un caso contra un empresario del sector de la construcción por falsificar la firma de una trabajadora.

El empresario firmó varios documentos como si lo hubiera
hecho realmente la trabajadora, todo ello con la intención de no
indemnizarla con las cantidades que legalmente le corresponden

La secretaria provincial de la Federación de Construcción y Servicios de CCOO Albacete, Maribel Cabañero, junto al
responsable comarcal de CCOO en Villarrobledo, Paco Gómez, han informado sobre una sentencia que el Gabinete Jurídico de CCOO Albacete ha ganado contra una empresa del sector de la construcción de Villarrobledo.

Cabañero, ha manifestado que la empresa constructora de Villarrobledo despidió a la trabajadora que prestaba servicios como limpiadora y explica que “tras el despido acude a los servicios jurídicos de CCOO Albacete para interponer una demanda por despido improcedente contra el empresario que es castigado con multa y prisión”.

“El día de la celebración del juicio, el empresario aporta un documento para justificar que la trabajadora ha cobrado su finiquito e indemnización. Es en ese momento, cuando la trabajadora y demandante dice que la firma del documento que muestra el empresario no es suya, quedando suspendido el
juicio”, ha explicado Cabañero.

“Contrastada la firma por grafólogos especializados dan la razón a la trabajadora y corroboran la falsedad del documento aportado por el
empresario. El juzgado de instrucción número 3 de Albacete viene a fallar contra el empresario condenándolo a un año de prisión y a una indemnizaciónp or daños morales a la trabajadora como consecuencia de la falsificación documental”.

CCOO celebra que este tipo de actuaciones cometidas por los empresarios contra los trabajadores y trabajadoras no queden impunes. Condenan estos hechos que son “inadmisibles, lamentables y peligrosos”. El empresario ha
tratado de manipular el documento a su favor y en contra de los derechos laborales, de liquidación e indemnización de la trabajadora”.

Por último, Cabañero ha remarcado que la sentencia es firme y no cabe recurso.

Categories: Sociedad, Sucesos

Deja un comentario