Política

La Oficina de Consumo atiende cerca de 1.000 consultas y reclamaciones en el pasado 2020

Con temáticas diferentes debido a la Pandemia de COVID-19, la OMIC ha seguido a pleno rendimiento a través del teléfono y del correo electrónico.
La concejal responsable de la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) ha puesto hoy en valor la actividad de este servicio que ha seguido al 100% en su funcionamiento durante el año 2020, atendiendo todas las solicitudes de los vecinos a través del teléfono y del correo electrónico debido a los protocolos ante el COVID-19.
Así lo señala también la encargada de la OMIC, Victoria Alite, incidiendo en que la actividad en la Oficina no ha parado en su tarea de información, mediación y asesoramiento al ciudadano a pesar del confinamiento iniciado en marzo del pasado año y de todas las restricciones impuestas por las autoridades sanitarias.

Reconoce que los primeros momentos de la pandemia se vivieron con algo de desconcierto por parte de los vecinos y vecinas en cuanto a sus derechos teniendo en cuenta además que se publicaban nuevas normativas de forma muy rápida para regular los servicios al consumidor afectados por la cuarentena.

Así, se recibían consultas y reclamaciones sobre cancelación de viajes, vuelos, vacaciones, contratos de servicios interrumpidos o no prestados por el cese de actividad, devoluciones de importes, contratos de alquiler de pisos de estudiantes, cuotas de gimnasios, suspensión de eventos y numerosas consultas sobre las compras por internet que han proliferado considerablemente.

A todas estas consultas derivadas de la pandemia se unen las reclamaciones recurrentes en cuanto a telecomunicaciones, servicios de internet, recibos de telefonía, luz, agua, asuntos bancarios o relacionados con seguros.

En total, Victoria Alite señala que se han recibido 630 consultas durante el año 2020 y se han tramitado 305 reclamaciones, lo que hace un total de más de 900 personas atendidas en la Oficina del Consumidor .

Se ha producido un descenso en las reclamaciones respecto a años anteriores debido a que debido a la crisis sanitaria y económica se ha reducido también el consumo y dedicado éste fundamentalmente a productos básicos y necesarios.

Con todo esto, a fecha 31 de diciembre, el 84,13% de las reclamaciones están ya resueltas, con 55 de ellas a favor del consumidor tras la mediación realizada a través de la OMIC. Las que aun quedan por resolver se debe a que los plazos administrativos se suspendieron durante varios meses, además de encontrar empresas de servicios inactivas, con lo que ello ha conllevado retrasos en la resolución de las reclamaciones.

Tras los trámites pertinentes, se estima que los consumidores han recuperado en torno a los 41,000 euros, por devoluciones, importes indebidos, facturas erróneas o descuentos no aplicados.

La responsable de la OMIC indica que dentro de las funciones de la oficina también se encuentra el derivar a los servicios periféricos provinciales aquellos asuntos que escapan a la competencia municipal, así como determinados asuntos bancarios, se derivan al Banco de España o a la Dirección General de Seguros en su caso.

Por último indican que todos los ciudadanos que acuden con necesidad de información, asesoramiento o con reclamaciones son atendidos, realizando el seguimiento de su expediente hasta su resolución. De momento la atención sigue siendo telefónica o vía correo electrónico, pudiendo registrar su consulta a través del registro del Ayuntamiento, a la espera de que las normas sanitarias permitan volver a la atención presencial.

Categories: Política, Sociedad

Deja un comentario