Sociedad

El Ayuntamiento pone a disposición de Salud Pública todos los espacios municipales para acelerar el proceso de vacunación

Valentín Bueno pide un esfuerzo más para no bajar la guardia ante el aumento de contagios en Villarrobledo.

El Ayuntamiento pone a disposición de las autoridades sanitarias todos sus espacios municipales con el fin de facilitar y acelerar el proceso de vacunación en Villarrobledo.

Así lo ha señalado el Alcalde, Valentín Bueno, que ha vuelto a pedir responsabilidad colectiva ante el aumento de contagios en Villarrobledo y ante la nueva situación decretada ayer por el Gobierno Regional reforzando las medidas de nivel 3 en toda Castilla la Mancha.

Una medidas que Bueno afirma que afectan a la vida de todos los ciudadanos y también a la economía d ella ciudad y por ello insiste en que es fundamental el compromiso de todos, consciente de que son ya muchos meses, para poder revertir la situación cuanto antes.

El Alcalde señala que a día de hoy han aumentado los pacientes con positivo en COVID-19en el Hospital, con 18 personas ingresadas en planta y 3 en críticos. También aumentan los casos positivos con confinamiento domiciliario, con 160 personas siendo alrededor de 400 las personas que por contacto se encuentran cumpliendo cuarentena.

Por todo eso incide en las principales medidas impuestas ayer para reforzar el nivel 3 como son el cierre perimetral de la ciudad, de la que no se podrá salir, salvo para trabajar, estudiar o para asuntos considerados esenciales y justificados.

Así mismo se limitan las relaciones sociales a un máximo de 6 personas con la recomendación de restringir al máximo estas relaciones fuera del ámbito de convivencia.

Una de las medidas más duras es la limitación a 6 personas en velatorios ya que se trata de momentos muy difíciles que las familias pasan prácticamente en soledad.

A todo esto a al adelanto del toque de queda a las 10 de la noche, se unen medidas que afectan mucho a la economía de la localidad y de las familias ya que se ha decretado el cierre de la hostelería que añade más dificultades a la difícil situación que atraviesan desde hace muchos meses.

El mercadillo ambulante limita su aforo a un tercio y los autobuses urbanos a un 50% de su capacidad.

Los centros comerciales con superficie superior a 300 metros tendrán que cerrar, limitando la venta únicamente a productos esenciales. El comercio local permanecerá abierto con aforo de un tercio y con todas las medidas higiénicas estipuladas.

Cerrarán centros de día y se eliminan las visitas en residencias y centros sociosanitarios.

Con todas estas medidas y todas las que completan la orden de refuerzo de nivel 3, Valentín Bueno quiere incidir en que es necesaria la colaboración de todos para respetar todas estas normas que permitan salir de esta situación ya que repercute mucho en la vida social y económica de la ciudad.

Categories: Sociedad, Sucesos

Deja un comentario