Política

Para el PSOE, el equipo de gobierno se esconde detrás del covid-19

Esta mañana la portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Villarrobledo, Caridad Ballesteros, ha ofrecido una rueda de prensa para hacer
una valoración de este año 2020 relacionada con la gestión de su grupo municipal y del desarrollo de la actividad política municipal.

Un año que sin duda no se va a olvidar, porque ha venido marcado por el COVID, una enfermedad que ha trastocado a todos.

Desde el inicio de la pandemia el Grupo Municipal Socialista se puso a disposición del equipo de Gobierno, realizando una oposición con absoluta lealtad, intentando arrimar el hombro, intentando trabajar al lado de las vecinas y vecinos de Villarrobledo, sobre todo en los primeros momentos de encierro,
tan duros para todos, poniendo en valor a las diferentes asociaciones de voluntariado que trabajaron para que todos pudiésemos llevar de una forma
más llevadera aquellos momentos tan difíciles.

Ballesteros destacaba que el clima de trabajo que se ha vivido en el Ayuntamiento durante este año que más allá de la divergencia política ha primado el respeto entre toda la corporación, salvo salidas de tono muy puntuales, intentando en todo momento que se produzca la menor crispación
política, algo que demandan los ciudadanos, quienes piden que se trabaje para ellos evitando un clima de crispación.

Caridad Ballesteros afirmaba que en lo relativo a la actividad como grupo municipal, los socialistas han realizado una oposición responsable, propositiva, dejando a un lado el interés partidista y teniendo siempre como objetivo la
mejora de la vida de los vecinos y vecinas de Villarrobledo.

Una oposición que ha hecho un trabajo intenso y prueba de ello han sido las numerosas propuestas que se han presentado en año y medio de trabajo. La portavoz matizaba que todas las iniciativas presentadas han sido realizables, sensatas e incluso proponiendo como se podían llevar a cabo. Les han dicho al
gobierno municipal que se pueden hacer, se deben hacer y cómo se deben hacer.

Para la portavoz a pesar que los diferentes miembros de la corporación dicen que están abiertos al diálogo, lamentablemente no es esa la traducción de los hechos. Se han presentado más de veinte propuestas a lo largo de este
periodo y de ellas solo tres han sido escuchadas, es decir se han llevado Pleno que es el órgano que tiene que al final aprobar las propuestas.

Las tres que se llevaron a sesión plenaria han sido: la que solicitaba declarar Villarrobledo en emergencia climática, una propuesta que fue aprobada por
unanimidad del Pleno y que, a día de hoy, no se sabe nada de la misma; también otra propuesta en la que se planteaba la concesión de ayudas a los autónomos, que fue llevada a Pleno para no ser aprobada por Partido Popular y Ciudadanos, aunque luego “se les llena la boca de decir” que apoyan al hostelero, que es un autónomo y la última propuesta conjunta con Ciudadanosp ara la rehabilitación sostenible de las viviendas en Villarrobledo, que también salió por la unanimidad del Pleno.

Caridad Ballesteros reprochaba que el Partido Popular diga que se escucha a la oposición cuando no lo hace y solicita que se pase de las palabras a los hechos y pide que las propuestas socialistas lleguen al Pleno que es donde tienen que ser vistas.

En el apartado de Gobierno Municipal, la responsable socialista volvía a reiterar
que la pandemia ha marcado la vida de todas las personas y lo que ha hecho el equipo de Gobierno Municipal es esconderse detrás del COVID. Es un gobierno sin propuestas, sin ayudas, sin medidas extraordinarias, incluso cuando se aprueban los presupuestos, son los socialistas quienes instan a que sean revisados para que se incluya medidas para ayudar a paliar la situación económica que se está viviendo en la ciudad como consecuencia del COVID y
desgraciadamente no hay mención en los presupuestos del 2020 a esta circunstancia.

La edil lamenta que el gobierno municipal del Partido Popular se esconda, esperando a que la Diputación de Albacete, la Junta de Comunidades o el Gobierno de España resuelva y, menos mal que estas tres instituciones,
gobernadas por los socialistas están respondiendo, puesto que no están mirando colores políticos, que están cumpliendo con su labor de cercanía con
todos los pueblos y están soportando toda esta situación extraordinaria que estamos viviendo.

Así hay que agradecer al Gobierno de España que ha puesto a disposición los ERTEs, al gobierno de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que ha puesto ayudas para los autónomos, en definitiva hay que agradecer todas las medidas que desde estas tres instituciones se han puesto en marcha.

Por el contrario en el Ayuntamiento de Villarrobledo, a pesar que se han aprobado dos presupuestos, no hay medidas extraordinarias para hacer
frente al COVID.

En este asunto, Ballesteros recalcaba que en la legislatura anterior los socialistas gobernaron sin presupuestos, con una oposición feroz, teniendo que asumir responsabilidades por la nefasta gestión del anterior gobierno del
Partido Popular, obligados a cumplir con dos millones de euros para pagar los despidos ilegales que ese gobierno llevó a cabo y, sin embargo, ahora cuenta con un gobierno en absoluta coalición con Ciudadanos, pero lamentablementes e sigue en el inmovilismo total: sin medidas, sin ayuda, sin ninguna propuesta más allá de esperar a ver lo que viene de arriba.

La responsable socialista explicaba que en febrero la concejala popular, Amalia
Gutiérrez, presumía de un superávit de dos millones de euros y, ahora, varios meses después, se llega con “la ruina absoluta” y eso es lo que sucede cuando alguien se inventa los presupuestos. Desaparecen las partidas de superávit porque no existían y así se lo dijo el Ministerio, para que se corrigiese porque se estaba basando en especulaciones de ingresos que no se iban a obtener.

Para Ballesteros a fecha de hoy no se tienen datos de como ha afectado el COVID al Ayuntamiento, a pesar de que los socialistas han solicitado esa
informatización al equipo de Gobierno. Lo único que se tiene es una estimación de los ingresos que se han dejado de percibir, pero no se ha facilitado ningún dato del dinero que no se ha gastado. No se ha gastado en Semana Santa, no se han tenido romerías, no se ha tenido feria, no se ha tenido programación
cultural de Navidad y todavía no se sabe si se va a hacer una cabalgata de Reyes. No se ha tenido ningún tipo de celebración ni ningún gasto
extraordinario aparejado a ello.

Por eso los socialistas se preguntan dónde está todo ese dinero y porque esa cantidad que no se ha gastado no revierte en la ciudad de Villarrobledo y no se ha creado un colchón para el COVID.

Después de dos años se sigue sin arreglar los caminos, se iniciaron las obras en el mes de noviembre y se han quedado sin empezar, prueba de ello es el
estado del camino de El Pocico y de El Vado Cucharro, en primavera si hace buen tiempo se podrán reiniciar las obras.

También están las calles sin arreglar y ahora, el señor Ortega no ve agujeros en las calles, se han parcheado algunos baches y el resto de calles sin asfaltar, a pesar de dos presupuestos
aprobados.

Para la portavoz Socialista el PP de Villarrobledo es bipolar, por un lado se hace bueno y por otro sale mintiendo a la calle sobre la Ley de Educación de manera vergonzosa. Hay uno que habla de buenas intenciones pero calla, con la campaña tan despreciable y desleal que sus jefes de filas, Francisco Núñez
y Pablo Casado han hecho con el Gobierno de la Junta y con el Gobierno de la Nación. Ahora se ofenden porque las vacunas llevan una pegatina que lleva el
escudo de Gobierno de España, cuando ellos utilizan la bandera de manera torticera, con intereses políticos.

Hay un PP que habla de trabajar juntos, de buen clima y, sin embargo, desoye las propuestas de la oposición, no las lleva a Pleno y las deja en los cajones.

Hay un PP que habla de moderación y hay otro que gobierna con la extrema derecha donde puede y aquí en Villarrobledo también lo haría.

Finalizaba Ballesteros afirmando que en realidad es el mismo PP de la anterior legislatura, es el mismo del “coste cero”, pero que tiene el gran coste de no hacer nada, de esperar a que resuelvan los organismo superiores, el del
inmovilismo y el que se esconde detrás de la COVID.

Los socialistas esperan que la vacuna que a partir de mañana entra en Villarrobledo abra un rayo de esperanza, que permita trabajar con una cierta normalidad, sin bajar la guardia, se debe seguir siendo igual de responsables, extremando las precauciones, porque sigue muriendo gente.

Desde el Grupo Municipal Socialista se seguirá trabajando, fiscalizando al Partido Popular y Ciudadanos, vigilando que el trabajo se revierta de una manera más social, por y para las personas, proponiendo alternativas que conviertan a Villarrobledo en un pueblo de futuro y con futuro para que los jóvenes se quieran quedar a vivir.

Categories: Política

Deja un comentario