Cultura

Juan José Calero realiza una valoración “muy positiva” de los servicios de la concejalía de juventud en este año, a pesar de la crisis sanitaria

Buena valoración en cuanto a propuestas e iniciativas adaptadas a las nuevas tecnologías y en cuanto a participación de los jóvenes.

El concejal de juventud, Juan José Calero, junto al Jefe de Servicio de la concejalía, Martín Carpintero, ha realizado una valoración “muy positiva” de los servicios ofrecidos durante el año, teniendo en cuenta las dificultades añadidas derivadas de la crisis sanitaria del COVID-19.
Al respecto Calero señala que en juventud, ayudados por las nuevas tecnologías no se han dejado de proponer iniciativas y actividades ni de dejar de ofrecer los servicios de información a los jóvenes de Villarrobledo debido al compromiso e implicación de los técnicos y agradeciendo la confianza de los usuarios a la hora de participar en todas las propuestas puestas en marcha en los últimos meses.
Martín Carpintero incide en que el Servicio de Juventud tiene por objetivo atender las carencias, demandas y necesidades detectadas en la población joven sobre todo en temas relacionados con el acceso al empleo, formación, ocio y tiempo libre, salud o participación.
En este sentido se crean iniciativas para la promoción sociocultural de los jóvenes para potenciar su participación en la vida social y cultural de la ciudad, intentando que sean ellos mismos quienes propongan las actividades que les gustaría realizar.
Por otro lado, se cuenta con el centro de información juvenil, un servicio eficaz y muy demandado para asesorar a los jóvenes en asuntos de su interés, trámites y solicitudes de todo tipo. Éxito también de la Escuela Joven de formación puesta en marcha para ofrecer talleres y charlas para el desarrollo personal, social, cultural y profesional de los jóvenes.
También se potencian actividades dirigidas a la búsqueda activa de empleo y la autonomía personal facilitándoles herramientas en esta dirección y se trabaja asimismo en la promoción de la salud, prevención de drogodependencias y de exclusión social con una colaboración continua con los centros educativos.
A todo ello se une la actividad realizada dentro del Aula de Música Moderna donde los jóvenes y no tan jóvenes se expresan a través de la música y que cada año cuenta con una buena respuesta en cuanto a matrículas.
Una intensa actividad que afirma Carpintero que este año ha supuesto un reto importante ya que los técnicos del servicio no dejan de formarse por un lado en las alternativas que ofrecen las nuevas tecnologías para poder seguir ofreciendo los servicios y también en el reciclaje y técnicas para poder adaptarse a la evolución de los tiempos y las nuevas problemáticas que surgen entre los jóvenes.
En torno a todos estos ámbitos de actuación se estructuran las actividades que se realizan desde la concejalía de juventud, señalando el concejal que una vez que se pudo retomar el servicio presencial, ofrecido de forma telemática durante el confinamiento, se pusieron en marcha todos los protocolos sanitarios para salvaguardar la salud tanto de los trabajadores como de los usuarios.
Juan José Calero repasa las actividades más destacadas a lo largo del año, siendo uno de los platos fuertes, el carnaval infantil conducido por Carloti y Martini en el que casi un millar de niños y niñas se dan cita en la plaza vieja durante las tardes carnavaleras.
Un carnaval en el que desde la concejalía se ponía también en marcha una campaña de prevención de alcohol y drogas dirigida a los jóvenes durante los días de fiesta.
Con la llegada del estado de alarma y el cierre preventivo del centro joven se continuó atendiendo en la medida de lo posible a través de internet y del teléfono, retomándose las actividades durante los meses de abril, mayo y junio con concursos online como el trivial kajoot o el fifa solidario como alternativas lúdicas en los días de confinamiento.
Desde la Escuela de Formación se ofrecían cursos on line para la proyección sobre el empleo para la elaboración de currículums o la preparación de entrevistas de trabajo, además de ofrecer charlas sobre la privacidad en internet o el uso del Word Press, cursos en los que participaban en torno a los 70 jóvenes tanto de Villarrobledo como de la comarca.

Con la llegada del verano y el fin del confinamiento, la concejalía comenzaba a colaborar con las propuestas del colectivo cultural Celda-19, organizando un concurso de pintura en la calle o apoyando la realización del “muralico”, a la vez que se ofrecía el curso de monitor de actividades extraescolares que llegaba a 3 ediciones debido a la gran demanda por parte de los jóvenes

La pandemia no dejó la realizar el tradicional Verano Joven pero en el mes de agosto sí se organizaba una actividad con muchos seguidores como fue el Scape Room “la arroba de oro”, en colaboración con la Asociación La Bravera.
En este punto el concejal incide en la importancia de contar con las empresas y el comercio local como patrocinadores de muchos eventos y a la hora de proporcionar los premios de los concursos que se realizan.

El plato fuerte del Verano Cultural para la concejalía como es el Concurso de Talentos no pudo realizarse debido a la lluvia, señalando el concejal que se devolvió el dinero de la entradas a quienes así lo solicitaron, realizando la tradicional donación a Cruz Roja Juventud con las entradas no reclamadas.

Con el inicio del curso escolar se retoman desde Juventud las charlas y talleres sobre prevención de drogas y alcohol así como de adicciones en otros ámbitos relacionados con las nuevas tecnologías e incluso con talleres dirigidos a potenciar habilidades sociales entre los jóvenes, siempre en colaboración con los centros educativos.

Durante las pasadas semanas también se ofrecían consultorios on line sobre informática y software libre, edición de sonio o diseño gráfico, todo ello de forma virtual con un buen seguimiento entre los jóvenes, así como en la Semana de la Ciencia que también se realizaba de forma virtual, con una visita a Policlínica para aprender más sobre los test realizados para detectar el COVID-19 y con un kajoot en el que participaban más de 400 chicos y chicas de la localidad.

El año se cerrará como viene siendo habitual con una nueva edición del bitllarrobledo, on line, que será presentado en los próximos días.

Así mismo, Juan José Calero destaca el importante trabajo realizado en el Centro de Información Juvenil en el que se ha atendido desde el mes de septiembre más de 500 consultas relacionadas con la asesoría de becas y trámites para el acceso a los estudios. Con más de 1.500 consultas atendidas y con una web que recibe en torno a las 25.000 visitas.

Dicho todo esto, el concejal agradece a los técnicos del servicio su trabajo y dedicación así como su profesionalidad y a los jóvenes de la localidad su confianza en los servicios ofrecidos por la concejalía de juventud que seguirá trabajando en la misma línea de cara al próximo año.

Categories: Cultura, Política, Sociedad

Deja un comentario