Deportes

El CP Villarrobledo no podrá jugar con público ante el Extremadura

El CP Villarrobledo no podrá jugar con público ante el Extremadura
Estas medidas en principio se llevarán a cabo hasta el 9 de noviembre, aunque si las cifras de contagios en Villarrobledo no bajaran se podrían ampliar, y también incluso aumentar si la localidad pasase a nivel 3.

Debido al paso de Villarrobledo a nivel 2 por el aumento muy significativo de casos de coronavirus y el alto riesgo de transmisión comunitaria en las últimas semanas, el partido que deberá disputar nuestro equipo ante el Extremadura en el Municipal ‘Nuestra Señora de la Caridad’, se deberá disputar sin público.

Las medidas que se han adoptado, incluidas dentro del nivel 2, dejan claro que las competiciones de ámbito federativo podrán celebrarse, pero sin la presencia de público, y conforme a los protocolos en vigencia en cada caso.

Sin duda, un importante perjuicio para el club que preside Bernardo de la Cruz, aunque desde la delegación de Sanidad se justifica debido a que en Villarrobledo, durante la semana epidemiológica número 42 se declararon al Sistema de Vigilancia Epidemiológica de Castilla-La Mancha un total de un total de 28 casos de COVID-19 lo que supone una tasa de incidencia semanal de 111,2 casos/100.000 habitantes.

Durante la semana epidemiológica número 43 se han declarado un total de 53 casos de COVID-19 lo que supone una tasa de incidencia semanal de 210,5 casos/100.000 habitantes.

La tasa de incidencia acumulada en la semana 43 (por encima de los 200 casos por 100.000 habitantes), el elevado número de casos registrados en los últimos 14 días (81 casos) y la razón de tasas de incidencia entre las semanas 43 y 42, se sitúan claramente por encima de los umbrales de alerta establecidos en Castilla-La Mancha.

Estos datos indican que el municipio de Villarrobledo se encuentra en un escenario de riesgo de transmisión comunitaria lo que exige la adopción de medidas de Nivel 2, complementarias a las medidas generales aplicadas por la Consejería de Sanidad en todo el territorio regional.

Asimismo se recomienda mantener una estrecha vigilancia en la evolución de los indicadores ante la posibilidad de que la incidencia en la semana 44 mantuviera la tendencia ascendente observada en las semanas 43-42 y fuera necesario adoptar medidas de Nivel 3.

Estas medidas estrictas debido a la grave situación a la que se enfrenta la localidad, han sido justificadas por el alcalde, Valentín Bueno, que ha informado de que se suspenden todas las actividades que dependen de instalaciones municipales como las actividades deportivas en los pabellones.

Se procede al cierre la Escuela Municipal de Música, el Aula de Música Moderna y la Universidad Popular, y las bibliotecas reducen su aforo al 30%.

Puntualiza Bueno que las Escuelas Infantiles permanecerán abiertas al ser un servicio fundamental, al igual que siguen con su actividad colegios, institutos y la Escuela Oficial de Idiomas con todos los protocolos y controles sanitarios en todos los casos.

Por otro lado, las competiciones deportivas federadas se celebrarán sin público mientras que se reduce a 1 tercio la actividad de los mercados ambulantes tanto de los miércoles como los sábados e incluso el tradicional mercado de las flores tradicional en estas fechas.
Medidas que Valentín Bueno señala que pueden ser complicadas en algunos casos pero que se realizan con el fin de prevenir y de evitar la propagación del virus entre la población a la que insiste en pedir responsabilidad, compromiso e implicación como ha venido haciendo hasta ahora.

Bueno incide en que se reforzarán los controles en cuanto al consumo de alcohol en lugares no autorizados y también en cuanto a la prohibición de bebidas alcohólicas desde las 10 de la noche hasta las 8 de la mañana.

En este sentido y ante la esta situación incide el Alcalde en evitar las celebraciones y actividades que pudieran realizarse con motivo de la noche de Halloween este fin de semana.

Recuerda también que las normas sanitarias en nivel 2 afectan a los comercios en cuanto a que deben velar en todo momento porque los clientes puedan mantener la distancia de seguridad en el interior del mismo.

En cuanto a bares y restaurantes el aforo se limita al 50% en el interior donde además se prohíbe el servicio en barra, las terrazas cuentan con aforo del 75%.

También se reduce la participación en eventos y celebraciones como bodas, bautizos y comuniones a 25 personas y en las iglesias al 40% con especial hincapié en los velatorios donde se restringe a 10 personas.

Estas medidas en principio se llevarán a cabo hasta el 9 de noviembre, aunque si las cifras de contagios en Villarrobledo no bajaran se podrían ampliar, y también incluso aumentar si la localidad pasase a nivel 3.

Categories: Deportes, Sociedad, Sucesos

Deja un comentario