Sociedad

Villarrobledo rinde homenaje a los fallecidos durante la pandemia de COVID-19 con un emotivo acto en su recuerdo

Un acto institucional que también sirvió para agradecer la labor de colectivos y personas que cuidaron de los demás durante los peores momentos de la crisis sanitaria.

La Plaza de Ramón y Cajal acogía el acto institucional y civil de homenaje y recuerdo a los fallecidos durante la pandemia de COVID-19 así como de agradecimiento al compromiso y dedicación de las personas que cuidaron de los demás durante el estado de alarma y durante los peores momentos de la crisis sanitaria.

Al acto, presidido por el Alcalde, Valentín Bueno, asistían los miembros de la Corporación Municipal, la Diputada Nacional Carmen Navarro, representantes de Policía Local, Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil, Cruz Roja y Cáritas. Representantes del personal de centros sanitarios y asistenciales, de los servicios municipales, tejido asociativo, empresarial y del comercio, de la empresa FCC y en definitiva de los colectivos que durante la pandemia no dejaron de trabajar por los demás.

Asistían también los familiares de los vecinos y vecinas fallecidos durante la pandemia a los que con este acto se pretendía arropar y mostrar el cariño de toda la ciudad acompañándoles tras los difíciles momentos vividos, en los que a la pérdida del ser querido se unía su despedida en soledad.

Durante el acto tomaba la palabra en representación del personal sanitario y asistencial Juan Marcos Fernández, enfermero en el Hospital de Villarrobledo que narró de primera mano la experiencia vivida en los meses pasados, una experiencia dura que sin duda ha marcado sus vidas y que insistió en que no debe volver a repetirse, por lo que pidió a todos seguir extremando las medidas de seguridad y de higiene y seguir siendo responsables para seguir conteniendo el virus.

También el Intendente Jefe de Policía Local, Jesús Ángel López, en representación de Guardia Civil, Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja explicaba cómo se vivieron las semanas de encierro, patrullando por calles desiertas e intentando llegar a todos los frentes abiertos en ayuda y apoyo a los ciudadanos.

En representación de las familias tomaba la palabra, Mª Carmen García Arjona con un discurso lleno de sentimiento recordando a las personas fallecidas desde su experiencia personal.

La última de las intervenciones tenía como protagonista a la joven estudiante de enfermería, Teresa Navarro que transmitió cómo vivió su confinamiento voluntario en el Hospital para acompañar a Conchi enferma de COVID-19. Una historia de compromiso que trascendió los límites de la ciudad y que sirvió de ejemplo en todo el país.

Durante el acto también se procedió a descubrir el monolito en recuerdo de las víctimas del COVID-19, donado por la empresa local Proarte y que tendrá como ubicación definitiva la entrada del parque de especies autóctonas, junto al Hospital.

Así mismo, portada por miembros de los cuerpos de seguridad, se colocaba una corona de laurel a los pies del recién inaugurado monumento que servirá para recordar todo lo vivido en la ciudad en los últimos meses.

Cerraba el acto, el Alcalde, Valentín Bueno, que dedicaba sus palabras a todos los vecinos y vecinas fallecidos y a transmitir el pésame a las más de 80 familias que han perdido un ser querido y al que tuvieron que despedir en soledad.

Palabras de agradecimiento del alcalde a quienes trabajaron por los demás y sobre todo un llamamiento a la responsabilidad, agradeciendo Bueno el compromiso de todos, que ha permitido que en Villarrobledo se pueda disfrutar de esta nueva normalidad, conteniendo el virus, pero sin bajar la guardia ya que insiste en que la pandemia no ha terminado, que el COVID-19 siguen entre nosotros y “todos debemos cuidar unos de otros” para no volver atrás.

Llamamiento a la responsabilidad que en época de verano y de festividad lanzaba a los más jóvenes para que sean conscientes de que la seguridad es fundamental para evitar la propagación del virus entre ellos o entre sus familias.

Para el Alcalde, que agradecía a la corporación la lealtad y el trabajo realizado durante la crisis sanitaria, había una deuda pendiente con los fallecidos y con sus familias mostrándoles con este acto, todo el cariño y apoyo y el acompañamiento en el duelo de la ciudad de Villarrobledo.

Categories: Sociedad, Sucesos

Deja un comentario