Política

El Psoe acusa al equipo de gobierno de una subida de impuestos injustificada

La portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Villarrobledo, Caridad Ballesteros, ha informado a los medios de comunicación sobre la subida de Impuestos del Partido Popular a los vecinos de la ciudad.

Ballesteros iniciaba su intervención refiriéndose a los recibos de la contribución que ya están  en los domicilios de Villarrobledo y en ellos se puede observar la subida que ha realizado el  gobierno de PP y Ciudadanos. Que en su primer año de gestión ha incluido una subida de la contribución, del agua, la basura y los impuestos a las empresas.

La portavoz enseñaba a medios de comunicación unos recibos de la contribución de una vivienda tipo para comparar el importe de los mismos en la pasada legislatura socialista y en la actual. En ellos se puede observar que se ha pasado de un impuesto de 542€ en el 2015, en el año 2016, en primer año de gobierno del PSOE, no solo no subió sino que se redujo el  impuesto a 536€, en los años sucesivos, 2017, 2018 y 2019 se mantiene la cantidad de 536€ y, sin embargo, en el año 2020 con el gobierno del PP la contribución de ese mismo inmueble ha subido hasta los 582€, lo que supone un incremento de 50€.

Para demostrar la subida, Caridad Ballesteros puso otro ejemplo de vivienda tipo con un
importe en la contribución de 331€ en el año 2018 (Gobierno PSOE) y se puede observar como ahora, en el 2020 (Gobierno del PP), el recibo es de 360€, 29€ más.

Los socialistas ya lo advirtieron en su momento, cuando fueron aprobados los presupuestos con los votos de PP y Ciudadanos, que se producía una subida de impuestos absolutamente injustificada y que cargaba sobre los hombros de los vecinos la incapacidad de gestión. Porque, a las primeras de cambio y sin buscar otras vías, simplemente se concentran en subir los tributos.

La portavoz indicaba que este año le parece doblemente grave esta subida dado que hace una semana se aprobaban unos presupuestos que no tienen en cuenta la realidad que se está
sufriendo a hora mismo: la pandemia del COVID-19.

La oposición socialistas ha insistido en reiteradas ocasiones que estos presupuestos tenían que ser revisados porque los mismos se hicieron en febrero de 2020, cuando las circunstancias eran totalmente distintas a las actuales y por ello creen que resulta totalmente “sangrante y descabellado” haber aprobados los mismos sin incluir la realidad del COVID-19.
La responsable socialista manifestaba que PP y Ciudadanos argumentan que lo que hay que
hacer es esperar a que lleguen las ayudas de la Junta y del Gobierno Central, que
afortunadamente están haciendo de soporte. Pero creen que el Ayuntamiento debe de
trabajar dentro de sus competencias para ofrecer todo el colchón que haga falta a la maltrecha economía de los ciudadanos de Villarrobledo.

Ballesteros aludía a la intervención de la señora Gutiérrez, concejal Popular, en el pasado Pleno quien manifestaba que “los presupuestos del Ayuntamiento son una cosa
imprescindible”, pero estas palabras no se correspondían con la actitud del PP en la anterior legislatura socialista, cuando en su labor de oposición, al no aprobar los mismos, permitieron  que los presupuestos se prorrogasen. Mostrando con ello dos discursos distintos sobre un mismo tema: uno cuando están en la oposición y otro en el gobierno.
Siguiendo con la intervención de la señora Gutiérrez, la portavoz socialistas aludía a que al equipo de Gobierno del PP solo lo entiende Ciudadanos, lo que sucede es que los socialistas no están de acuerdo con su manera de hacer las cuentas, puesto que no contemplan la mayor pandemia que se ha sufrido en nuestra historia reciente, que no se tenga en cuenta el
sufrimiento de los vecinos, cargando sobre sus hombros la incapacidad de gestión.

La concejal socialista también se refirió a Ciudadanos, partido que en campaña dijo que no subirían los impuestos, cosa que han hecho en el primer año de legislatura junto al PP, lo que debe servirles de reflexión.

Ballesteros aludió a los años de gobierno del PSOE en el Ayuntamiento, cuando a pesar de
gobernar con presupuestos prorrogados no cargaron sobre la economía de los vecinos el
trabajo municipal y por ello, nunca subieron los impuestos, a pesar de que ello les podría
haber facilitado la gestión, poque se había recogido un dinero muy necesario para emprender muchos proyectos. En esa época las prioridades socialistas estaban muy claras: primero no subir los impuestos, segundo, reducir la deuda. Cosa que se hizo reduciendo la deuda en 21 millones de euros. Se encontraron una deuda de 40 millones que se dejó en 19. También se
tuvieron que pagar las indemnizaciones por despidos por importe de 1,5 millones de euros y aun así se gestionó, se pagaron las nóminas de los trabajadores.

Por ello, los socialistas opinan que si ya resultaba sangrante la subida de la contribución antes de la pandemia, ahora es difícil explicar a los ciudadanos que la primera medida del PP con la que se han encontrado nada más aterrizar en esta nueva normalidad en la que nos estamos adaptando todavía ha sido una subida de impuestos.

La portavoz criticaba al PP porque no ha tenido piedad en estos momentos difíciles, subiendo los impuestos, afirmando que lo que nos espera son cosas más graves durante los años que quedan de legislatura.

 

Categories: Política

1 reply »

Deja un comentario