Política

Caridad Ballesteros:»Los presupuestos recaudatorios del PP denotan su incapacidad de gestión»

La representante socialista indicaba que en este Pleno celebrado online, como medida de preventiva ante la pandemia en la que todavía nos hayamos inmersos, no ha habido ninguna sorpresa en esta sesión de presupuestos. Se han cumplido las expectativas que lamentablemente los concejales socialistas esperaban dado que en el Pleno se trataban dos aspectos muy importantes: la conformación de la plantilla y los presupuestos.

Tal como esperaban se han aprobado unos presupuestos que no contemplan la realidad en la que estamos inmersos y que está marcando a todos como sociedad que es el COVID. Se han aprobado unos presupuestos que se formularon allá por el mes de febrero, cuando nadie imaginaba a que realidad nos íbamos a enfrentar como consecuencia del virus y que se han dado por finalizados tras los retoques que el Ministerio ha exigido.

No se ha modificado ni un ápice de lo que se presupuestó en febrero y en la que no se han tenido en cuenta ninguna de las realidades que vamos a tener que afrontar en esta nueva “normalidad” en la que vamos a entrar. En la votación se ha comprobado que en el Ayuntamiento de Villarrobledo nos encontramos en un gobierno de coalición entre PP y Ciudadanos, que van al unísono, sin que exista un momento de crítica o disonancia entre ambos. Vemos como ciudadanos vota al dictado del Partido Popular. Ballesteros se sorprende de la actitud del equipo de Gobierno del Partido Popular quien no modifica los presupuestos porque están esperando las subvenciones de la Junta de Comunidades, del Estado o de Europa.

La actitud del PP se resumiría en que el PP se tiene que sentar a esperar, porque no tiene competencias, porque NO TIENE QUE HACER SU TRABAJO, en lenguaje coloquial sería “quedarse quieto y que nos las vengan dando”. Actitud que produce una gran tristeza a los concejales socialistas, dado que hasta la fecha han mantenido una posición de lealtad completa al equipo de Gobierno, como no puede ser de otra forma en estos momentos y a pesar de ese clima de trabajo en ningún momento se han aceptado ninguna de las propuestas socialistas.

Se puso en marcha una mesa para atender la problemática del COVID y que en teoría se iba a reunir dos veces por mes, ayer hubiera tocado reunirse en esa segunda sesión y aún no se ha tenido convocatoria. Tampoco se ha recibido respuesta a la propuesta presentada el 17 de abril en la que se pedía la creación de una partida presupuestaría (que está completamente dentro de las competencias municipales) para hacer frente a todas las necesidades que se van a tener que afrontar por el COVID y no se ha considerado puesto que en el pasado Pleno tanto Ciudadanos como el PP votaron en contra, “enrocados” en que tanto el gobierno de la Junta como el gobierno de la Nación debe resolver.

Los socialistas consideran que se tiene que trabajar al máximo, con las herramientas que se disponen y dentro de nuestras competencias, más allá de esperar subvenciones. Se debería de haber modificado unos presupuestos a la altura de las necesidades y de las circunstancias tan complejas que exigen esta nueva situación por la que estamos atravesando. Por ello, consideran que no es de recibo trasladar a la opinión pública de Villarrobledo que lo único que estos presupuestos van a suponer es UNA SUBIDA BRUTAL EN LOS RECIBOS DE LA CONTRIBUCIÓN, de un 9%, a familias que en muchos casos habrán perdido el trabajo o en algún caso están sometidas a situaciones muy complejas. No se puede decir que quieren a las empresas cuando se les ha hecho una subida de impuestos importantísima. A pesar de que el Partido Popular diga que son unos presupuestos sociales, comprobamos que son unos PRESUPUESTOS RECAUDATORIOS, propios de la gestión del PP. Unos presupuestos que ahondan en ese Plan de Ajuste en el que nos volvieron a meter y que en el que habrá que estar durante muchos años y eso se debe a una INCAPACIDAD DE GESTIÓN, en la que se agarran a lo cómodo, suben los impuestos y con ello tienen resuelta la legislatura y “el que venga detrás que arree”.

Caridad Ballesteros finalizaba diciendo que durante los pasados cuatro años de gobierno socialista se consiguió reducir la deuda de una manera considerable, de tal forma que habría sido posible salir del Plan de Ajuste, afrontando una serie de medidas que habrían sido muy beneficiosas para la ciudadanía.

En definitiva, se han aprobado unos presupuestos que lo único que hacen es que los ciudadanos de Villarrobledo cuenten con menos dinero en sus bolsillos y van a ahondar aún más en los problemas que esta pandemia está trayendo a la ciudadanía

Categories: Política

Deja un comentario