Sociedad

La Asociación de Gestores Inmobiliarios, Agipal, expresa su necesidad de mostrar viviendas como complemento al Teletrabajo

La Asociación Empresarial de Gestores Inmobiliarios de la Provincia de Albacete, AGIPAL, que preside José Joaquín García Serrano, de reciente constitución en el seno de FEDA (exactamente desde 2019), quiere poner de manifiesto que, a pesar de que la mayoría de los sectores se han visto afectados por el confinamiento –entre ellos el sector inmobiliario, que se encuentra paralizado debido a que sufre la limitación de no poder realizar visitas a los inmuebles– “este es un sector que se encuentra capacitado para trabajar y cubrir prácticamente con la totalidad de las necesidades de nuestro clientes, esto sería factible cumpliendo con un protocolo de seguridad e higiene a la hora de atenderlos tanto en las oficinas como en sus casas y durante las visitas, priorizando de esta forma la seguridad de nuestros trabajadores, así como de los propietarios y compradores”, asegura García Serrano.

Así desde AGIPAL, en la línea que dirige FEDA al conjunto de empresas, sectores y asociaciones, se está trabajando por ofrecer todas las medidas de protección necesarias para cuando los agentes inmobiliarios puedan volver atenderte en sus oficinas. A través de www.feda.es, se facilita cartelería identificativa y señalización, de acuerdo al Ministerio de Sanidad, que fomente las medidas de higiene y prevención, con el único objetivo de velar y aconsejar a los empresarios la máxima seguridad de centros de trabajo, trabajadores y clientes.

AGIPAL es la Asociación representativa de un sector con más de medio centenar de empresas operativas en la ciudad de Albacete, depositarias de un importante peso en el mercado laboral. De esta manera, el presidente de AGIPAL asegura que “nuestro deseo es que pronto podamos reiniciar nuestra actividad, debemos tener en cuenta que nos enfrentamos a momentos difíciles tanto para el sector inmobiliario como para la economía en general y es por eso que debemos iniciar nuestra actividad de manera urgente, ya que la prohibición de abrir nuestros negocios al público y, sobre todo, el hecho de no poder visitar los inmuebles físicamente, puede poner en riesgo la continuidad de gran parte del sector inmobiliario, sector que, por otro lado, debería ser uno de los salvavidas de la recuperación económica y del empleo”.

En este sentido, desde de la Asociación se puntualiza que “nuestro objetivo no es otro que el de mantener los puestos de trabajo y dar un servicio capaz de cubrir todas las necesidades que pueda suscitar un bien de primera necesidad como es la vivienda, ayudando a su vez a esos propietarios que debido a la crisis puedan tener la necesidad urgente de vender”.

Solo con el teletrabajo no podemos cerrar ninguna venta”

“Si no nos dejaran abrir las oficinas, sí sería imprescindible que, al menos, pudiéramos realizar visitas a los inmuebles. Estas visitas –dice el presidente de AGIPAL– como ya comentamos, se pueden realizar siguiendo unos protocolos de seguridad: mascarillas, guantes, distancias mínimas entre personas, etc. que aseguren y protejan la salud de todos (tanto clientes como trabajadores) de manera que la asistencia a nuestras oficinas se pueda reducir al mínimo, siendo la misma única y exclusivamente para realizar las gestiones imprescindibles que no se puedan desarrollar de manera telemática”

“Hay que tener en cuenta –añade– que nuestras oficinas, al contrario de lo que ocurre en comercio, no tienen una gran afluencia de gente. Estaríamos más cerca de una consultoría que de un comercio entendido como tal”

García Serrano concluye diciendo que “de no poder poner en marcha nuestros negocios inmediatamente, nos veremos avocados al cierre de muchos de nuestros establecimientos. Si solamente teletrabajamos sin tener la posibilidad de realizar visitas a los inmuebles, no podremos efectuar ninguna operación y, por tanto, irremediablemente nos veremos obligados al cierre definitivo”

“Es por ello que, tanto por la labor que cumple AGIPAL al velar por el cumplimiento de la normativa y habiendo defendido que un trabajo responsable con la situación actual es posible, como por el importante peso con el que cuenta el sector y lo mucho que influye en la economía, consideramos viable – además de necesario – retomar la actividad inmobiliaria y frenar el inevitable cierre masivo de empresas al que las mismas se verán abocadas”.

AGIPAL defiende los intereses de los empresarios y autónomos del sector de la gestión inmobiliaria, ofreciendo un asesoramiento permanente en asuntos relacionados con su empresa. Es el interlocutor del sector con la Administración local y provincial y trabaja para que se agilicen los trámites burocráticos, se cumpla la normativa y se garantice la libre competencia.

Entre los objetivos principales de la asociación destacan el fomento de una buena praxis en el trabajo de las agencias inmobiliarias, la formación de los profesionales, la lucha contra el intrusismo profesional y la unificación de métodos de trabajo que redunden en un aumento de la calidad del servicio ofrecido al cliente.

Categories: Sociedad

Deja un comentario