Sociedad

Realizadas cerca de 5.000 entregas de alimentación durante el Estado de Alarma al alumnado con becas comedor en Albacete y provincia

El Gobierno regional está garantizado la alimentación del alumnado becado con ayudas de comedor escolar el tiempo que los centros educativos permanezcan cerrados. Así, durante el Estado de Alarma y partiendo del día 23 de marzo, se han realizado casi 5.000 repartos en diferentes puntos de la provincia de Albacete.

Así lo ha explicado hoy el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruiz Santos y el delegado provincial de Educación, Cultura y Deporte, Diego Pérez, durante la visita que han realizado al comedor escolar instalado en el CEIP “Virgen de los Llanos” de la ciudad de Albacete.

Ruiz Santos ha detallado que en el caso de la provincia de Albacete son 16 localidades donde se realizan esta entrega de menús, dos días a la semana, en concreto los lunes y miércoles para que cada familia acude al punto de recogida que le ha sido asignado en un listado confeccionado por los centros educativos conjuntamente con la Delegación provincial de Educación, Cultura y Deporte y remitido a los Ayuntamientos y empresa, “procurando el menor desplazamiento posible de los ciudadanos, la menor concentración de los mismos y la adopción de las medidas de seguridad que esta concentración requiere”, ha aseverado.

En la provincia de Albacete hay 21 puntos de reparto, de los que 15 están instalados en la provincia (uno por localidad) y 6 en Albacete capital, donde es elevado número de alumnos becados, así como su dispersión por la ciudad, “aconsejando en la capital provincial establecer una pequeña red de puntos de recogida”, ha afirmado el delegado provincial de la Junta de Comunidades.

Las localidades donde se reparte los menús de beca comedor son, además de Albacete capital; Alcaraz, Almansa, Barrax, Chinchilla. El Bonillo, El Salobral, Elche de la Sierra, Hellín, La Gineta, La Roda, Montealegre del Castillo, Munera, Tarazona de la Mancha, Tobarra, y Villarrobledo.

Por otra parte, Ruiz Santos ha informado que de los 3184 alumnos becados en la provincia de Albacete, alrededor de 550, de los que 35 están en Albacete capital y 215 en el resto de la provincia-), mostraron su disposición a hacer uso del servicio de recogida de comida.

Servicio comedor para cualquier alumno becado

La medida beneficia al alumnado becado, tanto del 100 por cien como del 50 por ciento y la forma de reparto del alimento está basada en la gestión del servicio de comedor a través de empresas de cáterin, que están distribuyendo la comida en puntos de entrega determinados por la Junta de Comunidades en colaboración con los ayuntamientos.

Los ayuntamientos de los municipios que tienen alumnado becado garantizan, mediante personal propio, la apertura y cierre de los centros en los que se produce el reparto, así como su limpieza, y el cumplimiento de las medidas de seguridad que establece la situación de Estado de Alarma decretada el país.

En aquellos municipios donde las empresas de comedores no puedan llegar por motivos logísticos, y que en el caos de la provincia está ocurriendo solamente El Bonillo,  se está tramitando la acción con el Ayuntamiento, quien se ha puesto en contacto con un establecimiento de la localidad para que las familias puedan realizar las compras de alimentos por el valor de la minuta de cada niño. Posteriormente certifica el gasto del alumnado a la Consejería.

Empresas de cáterin con supervisión de profesionales

Los menús entregados son elaborados por las empresas COPRISER y Cocinas BOYMA y, con ligeras adaptaciones, son similares a los ofrecidos en las comidas del resto del año. Se componen de dos platos (primero y segundo), postre y pan y siempre son realizados bajo la supervisión de los dietista y profesionales de estas empresas.

Esta iniciativa, que prácticamente es pionera entre las Comunidades Autónomas, se desde la publicación en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha del 19 de marzo, con una Orden que relativa a las medidas preventivas de salud ante la pandemia de coronavirus, de manera que en los accesos de la población a edificios y dependencias del sector público, incluía dos excepciones más: las personas “en situación de necesidad” y el alumnado beneficiario de ayudas de comedor escolar.

El delegado provincial de Educación, Diego Pérez ha subrayado que la medida adoptada pone de manifiesto, “una vez más la sensibilidad ante situaciones difíciles del Gobierno regional y garantiza la alimentación a los más necesitados”.

Por último,  Pérez ha agradecido el magnífico trabajo y colaboración de todos los Ayuntamientos, de las familias, de las empresas, de los centros educativos y de todos los colectivos que, directa e indirectamente, están colaborando para hacer efectivo el funcionamiento de este sistema de comedor escolar ante el Estado de Alarma”.

Categories: Sociedad

Deja un comentario