Sociedad

El bulo sobre mi amigo Fermín “el muerto”. Por Santos García Catalán

Fermín del Prado sigue vivo y disfrutando de la vida, dentro de lo que se permite en este confinamiento obligado.

Ustedes recuerdan aquella canción de Peret: “¡Y no estaba muerto, no, no, y no estaba muerto, no, no… Estaba tomando cañas…ay lerelerele”. Pues eso ha ocurrido en mi querido Villarrobledo con mi querido amigo Fermín.

Lo han “matado” al hombre directamente. ¡No es que hayan querido cargarle el muerto, no. ¡Lo han “matado” directamente!

Y todo viene a colación, no tiene otra explicación, por la fotografía que se publicó recientemente en Villarrobledo Diario que dirige mi amigo Miguel Parreño, donde dábamos cuenta del fallecimiento de nuestro común amigo Antonio Marín https://villarrobledodiario.com/2020/03/15/fallece-antonio-marin-pionero-de-la-buena-hosteleria-de-villarrobledo-por-santos-garcia-catalan/
En la citada fotografía venía en primer plano el propio Marín, Maribel Atienzar y Fermín del Prado. Una foto de los años 80 en una corrida de toros en la plaza de nuestro pueblo. Y es que la mayoría de la gente no lee. Se limita al titular y a la foto, y hala a despellejar sin piedad. Hay que leer más y así no pasan estas cosas.
Pues bien, hay que tener mucha maldad para jugar con la muerte, aunque yo, personalmente y el propio Fermín -aunque con reservas y conociendo a mi amigo- nos lo hemos tomado a broma y con risas. Y el editor de este diario, que conoce bien el percal del pueblo, también. ¡Verdad, Miguel!

Fermín del Prado Benítez, (entre los amigos íntimos “Marquesado”), un tío siempre cabal, amigo de sus amigos, de los que ha sabido y sabe vivir la vida momento a momento. Lo dijo Erasmo de Rotterdam: “el que conoce el arte de vivir consigo mismo, ignora el aburrimiento”.
Pues a este tío cabal “se lo han cargado” por mor de un bulo, creado por algún personaje con malas intenciones, sin duda.

“Un bulo es una falsedad articulada de manera deliberada para que sea percibida como verdad”.

Alguien quería encontrar a Fermín como víctima específica del virus. Con el agravante, además, de llamar a su hija Sofía y darle el pésame por la muerte de su padre. Hay que ser un descerebrado, tener nula prudencia y conocimiento para llevar a cabo tal acto.

Pero han dado en risco. Fermín sigue como decíamos en nuestro subtitular: vivo y disfrutando de la vida, dentro de lo que se permite en este confinamiento obligado. De vez en cuando vemos sus fotos en su facebook con su aperitivo de mediodía y el fondo del viejo consistorio.
Es decir, vemos al Fermín de siempre, aunque llueva, caigan rayos de punta o nos atemorice el coronavirus ese. Fermín es impasible (aunque se acojona con estas cosas de la salud), pero como me dice cuando hablamos: No hay más remedio que aguantar el tirón… y no salir de casa.

En fin. A ver qué “sacaos” inventan ahora. Porque en tiempos de su impetuosa juventud le atribuyeron un “romance” con Ratna Sari, la bellísima esposa de Sukarno (dictador y primer presidente de Indonesia) en una visita a Albacete.

Me lo recordaba hace unos días nuestro amigo Pepe Arnaldos “El murciano” y nos partíamos de risa. Lo próximo, también lo tomaremos a cachondeo, dentro de la seriedad que nos merece lo que está ocurriendo con el maldito virus.
Cuídate de los idus y de los virus, marquesado. Un abrazo fuerte desde la distancia vallisoletana. Y a vivir intensamente. ¡Ah y Deja que los perros se laman su envidia!
“!Oh envidia, raíz de infinitos males y carcoma de las virtudes! Todos los vicios, Sancho, traen un no sé qué de deleite consigo, pero el de la envidia no trae sino disgustos, rencores y rabias”. (Cervantes)

Categories: Sociedad

Deja un comentario