Política

El Gobierno movilizará hasta 200.000 millones para rescatar la economía española 

Sánchez confía que el plan alcance los 200.000 millones con la aportación privada

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha anunciado este martes que el Gobierno va a movilizar un total de 200.000 millones de euros para paliar el impacto del coronavirus en la ciudadanía y en la economía española. El plan contempla dotar de liquidez a las empresas, facilitar los ajustes temporales del empleo en las empresas y ayudar a las familias más perjudicadas por la crisis. El Estado aportará un máximo de 117.000 millones mientras que Pedro Sánchez confía en que el sector privado contribuya al esfuerzo hasta alcanzar los citados 200.000 millones.

La medida de aumento de la liquidez para las empresas será a través de una línea de avales públicos por unos 100.000 millones de euros. Según ha explicado Sánchez en una comparecencia telemática, el objetivo es proteger a las empresas. Para dar una idea de lo que representa el programa de ayudas diseñado por el Estado, los 200.000 millones equivalen a alrededor del 20% de lo que produce el conjunto de la economía española en un año.

Garantías

Los avales se articularán a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO)

El presidente del Gobierno ha interpelado en varias ocasiones durante su comparecencia al compromiso a colaborar del sector privado. Sánchez se ha referido a la necesidad de poner en marcha una solidaridad”. El jefe del Ejecutivo ha detallado que los citados 100.000 millones de euros en garantías públicos permitirán que los bancos pongan a disposición de las empresas otros 50.000 millones o 100.000 millones adicionales. Eso elevaría la cifra de liquidez hasta un máximos de 200.000 millones.

Por lo que hace referencia al plan de ajustes temporales –y medidas para autónomos y empresarios–, Sánchez ha explicado que todos los afectados tendrán derecho a una prestación. En relación con las ayudas a las familias, la medida más destacad es la moratoria para diferentes colectivos del pago de las cuotas hipotecarias. Se podrán beneficiar aquellos deudores más vulnerables como los que hayan entrado en situación de desempleo como consecuencia del virus o hayan visto reducidos sus ingresos en un 40% en el caso de los autónomos.

La discusión entres los socios de la coalición sobre la receta económica a aplicar ha retrasado su aprobación. El aval público se articularía a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Este fin de semana, la patronal Foment del Treball estimó que la cantidad que necesitaría el sistema son unos 30.000 millones. No obstante, tanto la patronal como el sector bancario preferirían un modelo como el alemán, en el que no hubiera límites a esas garantías. Con esos avales se consiguen dos efectos. El primero y más evidente es que las empresas, independientemente de su situación, puedan acceder de forma rápida a la liquidez. La segunda es que, en caso de que alguno de esos préstamos acabaran impagados, no arrastrarían a las entidades.

Fuentes consultadas explicaron que las empresas de todos los sectores se podrán acoger a esas línea de crédito. El objetivo es que las empresas dispongan de liquidez abundante para poder hacer frente a sus compromisos de gastos fijos sin entrar en impagos. En paralelo, existe otra partida de créditos específica para el sector turístico, que entre los bancos se conoce como línea Thomas Cook, por un importe de 400 millones. Esa línea corre a cargo íntegramente del ICO, que es quien pone el dinero. Es un plan destinado al sector turístico. Se la denomina de esa manera porque se utiliza la misma plataforma que se puso en marcha cuando se rescató a los afectados por la quiebra del turoperador Thomas Cook.

Aquí pueden ver la comparecencia del presidente del Gobierno al completo:

pedro-kIHE--940x529@abc

Categories: Política, Sociedad, Sucesos

Deja un comentario