Deportes

Roberto Granero nos cuenta lo ocurrido en el CB Villarrobledo 69 Círculo Gijón 64

Parece mentira, pero por fin empezamos un partido con parcial positivo en los primeros minutos, 8 a 0 en el minuto cuatro.

Hoy era ese día que daba igual ganar de 1, de 15 ó de 50, PERO HABIA QUE GANAR, y eso se empezó a notar desde el salto inicial, por la garra, por los robos, por como se cerraba el rebote en defensa, por como se corría el contraataque. Todos teníamos ganas de celebrar una victoria, pero Manuel Jimenez “Junior” y los jugadores lo necesitaban tanto que esta noche dormirán por fin como se merecen.

Y eso que no ha sido la mejor noche en cuanto a porcentaje de anotación se refiere, un pobre 20% en tiros de 3, la defensa sin embargo hoy a estado de 10.

Fruto del esfuerzo en defensa nos hizo acabar el primer cuarto con una renta de 13 puntos (20 a 7), que se estiró más gracias al buen arranque del segundo cuarto, llegando a estar 17 arriba para un marcador de 27 a 10.

Solo Robert Swift estaba acertado en los de Gijón, no en vano su pasado NBA se debe de notar, y más ante un equipo como el nuestro que, precisamente, no andamos sobrados de centímetros.

Al descanso la renta era de 11 con un marcador no demasiado alto para ninguno de los dos equipos, 37 a 26 y todos al vestuario.

Por poner una pega, no podemos tener un partido completo sin perdidas absurdas, están llegaron en el tercer cuarto, y con ellas los nervios fruto de la necesidad de sumar victorias agónicamente, no obstante Gijón no llego en ningún momento a ponerse por delante en el marcador, ellos también están en una situación peligrosa en la clasificación y necesitados de victorias. Llegaron a igualar el marcador a 41 puntos con un parcial de 4 a 13. Con todo esto íbamos a empezar el cuarto definitivo con una renta de 7 puntos (52-47).

El último cuarto fue literalmente de infarto, la diferencia se estiraba, pero nunca lo suficiente como para tener el corazón en reposo. En condiciones normales los dos triples fallados de manera consecutiva por parte de Vadal Faniel hubieran matado el partido, pero a falta de 2:09 el marcador reflejaba un empate a 61 que nos hacia presagiar la peor de las suertes para el CBV. Pero esta vez se jugó con cabeza, un triple anotado por David a falta de 47 segundos y aprovechando los tiros libres, que hoy si entraron, acabaron por decantar el partido con 69 a 64 que parece poca ventaja por lo visto hoy en el pintores.

Lamentablemente no éramos muchos hoy viendo el partido, pero gritar gritamos un poco, toda ayuda se agradece y más so te vas a casa con el regusto de una victoria tan necesaria.

Hoy, y ya le tocaba, hay que hacer mención especial para Nacho Giraldez, lo ha luchado todo, ha anotado, ha reboteado, la valoración final de 20 lo resume, GRAN PARTIDO NACHO. Otro luchador, David Cuellar (5 rebotes, 5 asistencias, valoración 15) podríamos llamarle el multiusos del CBV.

El NUEVO “ZORAN VILOTIJEVIC”, ya dije que en el anterior partido se empezaron a ver cosas que no teníamos durante el resto de temporada, muy buenos minutos del montenegrino, sobre todo en rebote defensivo. Zafándose con Robert Swift sin esconderse, nos dará mucho en lo que resta de temporada.

Próxima parada Amorebieta, frente a Zornotza, pero eso es otra historia, hoy toca disfrutar de lo vivido en este partido, ALE CBV ALE ALE.

Crónica de @lacurvadellobo

Categories: Deportes

Deja un comentario