Sociedad

La guerra de los salones, nueva novela de Pedro Miguel Plaza

El escritor Pedro Miguel Plaza, tras los actos realizados tanto en Madrid, como en su pueblo natal, Villarrobledo, ha presentado su última novela, “La Guerra de los Salones”, ambientada en la primera mitad del siglo XIX en pleno Romanticismo europeo.

El autor manchego, a través de una nueva entrega de las aventuras de Marc Perelló, pone el acento en la forja del mundo contemporáneo europeo en la primera mitad del siglo XIX con la especial relevancia de la aportación de las Salonnieres. Unas mujeres que fueron clave para comprender la construcción cultural de la edad contemporánea, aunque la historiografía convencional las haya relegado en muchos casos al olvido.

Desarrollaron su actividad de promoción cultural en el contexto bélico que sacude toda Europa en la época de las revoluciones liberales y, gracias a sus salones, pudieron reunirse artistas, músicos y literatos de todo el continente para liderar la creación cultural del mundo; mientras que los hombres se dedicaban a hacer la guerra para liderar la política. Fue precisamente en estos salones, antes que en ateneos, academias, clubes o casinos donde se dio forma a nuestra forma de entender las actividades artísticas e, incluso, también a veces, la política, pues constituyeron el lugar ideal para la transmisión de las ideas novedosas que trajo el romanticismo, entre ellas la democracia, el parlamentarismo, el liberalismo o el feminismo, temas ampliamente desarrollados en la ambientación de la novela.

La trama recorre, entre otros lugares, la Inglaterra previctoriana, la Francia post-napoleónica o la España liberal, donde el choque ideológico entre los partidarios de un poder monárquico fuerte y los constitucionalistas nos lleva a una situación que cristaliza en una guerra poco abordada literariamente, la que enfrentó en España a blancos contra negros, como fue la de los Siete Años – más conocida como primera guerra Carlista-, que es a la vez un conflicto internacional y uno civil, de gran repercusión en el periodo y que ha quedado camuflada en la imprecisa definición de guerras carlistas. Otro descuido historiográfico que el autor pretende clarificar a través de esta novela.

Prosigue así Pedro Miguel Plaza con su interés por el mundo de los grandes olvidados de la historia, así como de los perdedores. Una cosmovisión que matiza mucho la visión de buenos y malos que injustamente tiende a construir la literatura histórica. Una labor que comenzó con su anterior novela “Cuando fuimos Bandoleros” donde el mismo protagonista, el joven Marc Perelló, conocía los extremos de la sociedad española. Ahora, en “La Guerra de los Salones”, el ámbito es internacional, para comprender el periodo en toda su magnitud.

En cuanto al estilo, fluctúa entre la novela de aventuras y la historia más pura, por lo que constituye una diferente e interesante vía para conocer el Romanticismo, la época que construyó el mundo que hemos conocido y que quizá ahora afronta un nuevo cambio, muy profundo, tal y como acontecía en el momento referido, donde simplemente se formó una nueva era.

Los cimientos de la formación de la sociedad contemporánea están vivos en esta saga, sin olvidar las pasiones humanas como la violencia, la venganza, el odio o el amor. Temas que descubre su protagonista a lo largo de su vida y que intenta transmitir a sus hijos, no siempre con acierto. Al fin y al cabo, temas eternos y procesos repetidos que pueden darse en cualquier momento de cambio, ahora y antes, por lo que constituye una excusa para plantearse igualmente temas universales atemporales

Categories: Sociedad

Deja un comentario