Política

Izquierda Unida exige transparencia y compromiso político y social al PP

Esta es la nota de prensa que remiten a nuestra redacción desde Izquierda Unida:

Queremos dar a conocer, en primer lugar, que nuestra nueva ubicación será en Calle Calderón de la Barca 3, será la sede local de Izquierda Unida, donde realizaremos nuestra actividad política. Este local estará abierto a cualquier actividad pública de interés para nuestro pueblo, abierto también a nuestras asambleas que son y serán abiertas a la participación ciudadana que puntualmente iremos publicando para invitar a quien quiera asistir. Próximamente haremos una fiesta de inauguración para la que también invitaremos a los vecinos y vecinas que nos quieran acompañar.

También queremos comunicarles que estamos trabajando en la preparación de las próximas elecciones generales. Nos vemos otra vez citados a urnas el próximo día 10 de noviembre; nuestra organización hubiese preferido haber llegado a un acuerdo de gobierno con el PSOE y tener ya un gobierno progresista trabajando por los intereses de los españoles, un gobierno que avance en los derechos de los trabajadores, con nuestros pensionistas y el sistema público de pensiones, en nuestra educación y sanidad pública y de calidad, en medio ambiente y tantas y tantas políticas y servicios públicos que el avance neoliberal capitalista está deteriorando gravemente.

Estamos, por tanto, obligados a llamar a la participación para evitar que se sigan deteriorando aún más los derechos de los ciudadanos y poder revertir estas políticas.

Dado que son muchas las convocatorias electorales de estos últimos años, hemos de animar a los votantes a que no caigan en el hastío y acudan a votar pues es mucho lo que hay en juego.

La próxima campaña electoral será breve, y con mucho menor gasto que otras anteriores, en consenso, muchas organizaciones políticas por el compromiso de reducir el gasto, y no perjudicar aún más el medio ambiente, así como no cansar innecesariamente a la población. Por ello, nosotros hemos ido más allá en la reducción del tiempo de campaña, en la reducción de actos de campaña y de cartelería y hemos pedido también que se elimine el mailing a los domicilios y que los votantes adquieran su papeleta y sobre electoral únicamente en los colegios electorales, pero esta medida no se ha consensuado. Sin embargo, no debemos entender que una reducción de gasto indica que las elecciones sean menos importantes. Nos jugamos mucho y así queremos transmitirlo a los votantes.

El pasado lunes se celebró un pleno extraordinario, en el Ayuntamiento de Villarrobledo, en el que se aprobaba la agrupación de préstamos suscritos del Plan de Pago a Proveedores, queremos comunicar que es obligado por el Ministerio y no hay alternativa a su aprobación, por lo que supone una huida hacia adelante en las obligaciones del consistorio, es un leve respiro durante dos años, pero tan sólo retrasa dicha obligación esos dos años, y de cualquier forma sólo se refieren a 8,3 M de €, del total de la deuda del ayuntamiento.

A raíz del pasado pleno, y a través de un informe de tesorería, se han publicado datos sobre el estado de cuentas dejadas, tanto por parte del Psoe como por parte del PP. Estos datos no vienen acompañados de documentación alguna, abierta al ciudadano; así mientras el Psoe habla de una deuda viva de 19 M €, el PP habla de 35 M €.

Lo que deja claro esta controversia, es la opacidad de las cuentas públicas, la falta de transparencia que adolece nuestro ayuntamiento.

En Izquierda Unida, nos preocupa, como al resto de la ciudadanía, la situación económica del Ayuntamiento, y nos hacemos varias preguntas que producen tensión, por ejemplo; ¿Por qué antes de acabar 2019 se dice desde el Ayuntamiento que ya no hay dinero?, ¿en qué se han gastado el dinero?, ¿por qué no hay para pagar a los trabajadores?, ¿por qué no hay dinero para cubrir las necesidades básicas del pueblo y realizar las mejoras que necesita?…

Este es un problema que se repite, que se reitera una y otra vez año tras año, poniendo de manifiesto la mala gestión y la falta de interés de los gobiernos del PP y del PSOE. Ante este problema, ambos partidos, de manera alterna, se dedican a acusar al otro de dejar en una situación económica lamentable al Ayuntamiento. Mientras que lo cierto es que ambos son irresponsables y a veces, personalmente, nos llegamos a preguntar si lo harán tan mal con su propia economía familiar, ya que:

  • Aprueban presupuestos sin tener en cuenta la realización de un diagnóstico de las necesidades reales,

  • Realizan gastos a la ligera sin consignación presupuestaria,

  • Dejan facturas sin pagar de una legislatura a otra, escondidas en un cajón,

  • No ofrecen información de los gastos que realizan.

  • Tampoco, como hacemos en cualquier hogar, reservan un fondo de contingencia para gastos sobrevenidos.

Además, los servicios públicos que presta el Ayuntamiento de manera delegada por parte de la Junta y que esta tiene que pagar, pues tampoco pasa nada si no lo hace; porque se dan los servicios, pero no se exige el dinero correspondiente a la Junta de Comunidades.

Un presupuesto se compone de una partida realista sobre los gastos y una partida de ingresos que también hay que trabajar y planificar, sin embargo, se dedican a gastar sin pensar en los ingresos, y cuando necesitan dinero se van a los bancos a pedir, haciendo que el problema de gastos sea aún mayor o bien suben impuestos que repercuten directamente en las familias. En lugar, de tomar medidas serias y responsables que funcionan como:

Recuperar la gestión de la recaudación de impuestos que nos está costando a los ciudadanos 600.000 euros, como mínimo, ya que el Ayuntamiento cuando se queda sin dinero solicita el adelanto a esta gestora y eso nos lo cobran, llegando a pagar finalmente por el servicio externalizado alrededor de 1000.000 de euros.

– Otras medidas que contribuyan a ingresar más en el Ayuntamiento como es gestionar directamente los servicios públicos, como el servicio de agua, la recogida de basuras, etc. y que nos constarían un 40% menos de lo que nos cuesta su gestión privada.

Pero claro, esto requiere compromiso, esfuerzo y verdadera preocupación por el buen funcionamiento de nuestro Ayuntamiento, y sinceramente, a estas alturas sabemos que no interesa al PP ni al PSOE.

Así que han agotado el presupuesto para 2019 en los primeros meses del año, antes de las elecciones de mayo, con oscuras intenciones de incidir sobre la intención de voto, nos cuentan que se adelantó dinero a cuenta para tal gasto. Y volviendo a la transparencia, queremos saber que, si esto es así, ¿en qué se gastó?, ¿si se gastó en programas presupuestados o no? y ¿cuánto se gastó? Y, en cualquier caso, la delimitación de responsabilidades que se debieran por un gasto no ajustado a presupuesto si es que se dio.

Las consecuencias directas e inmediatas son:

  • No hay dinero para realizar ninguna mejora de los servicios públicos, ni de mantenimiento.

  • No hay dinero ni para pagar las nóminas de los trabajadores, ya que siguen sin cobrar la nómina de forma regular y los atrasos en sus retribuciones son de varias mensualidades.

Presuntamente se está trabajando en otro préstamo para poder pagar nóminas, seguros sociales, pago a proveedores… En el cual se introducirán clausulas inverosímiles como amortización de vacantes, imposibilidad de contratar, todo presuntamente claro, seguimos hablando de falta de transparencia.

Desgraciadamente, el tiempo nos da la razón, IU en la legislatura anterior se negó a aprobar el presupuesto por estos motivos y exigimos hacer las cosas bien, pero nos encontramos solos, ya que trabajar con objetividad y responsabilidad y tomándose en serio el dinero público no estaba ni está entre los planes del PP, ni del PSOE, ya que parecen tener claro que esta obligación no les pasa ninguna factura, ni siquiera electoral. Por ello, se acusan de mal gobierno entre ellos, pero ambos se comportan de igual modo.

Y fíjense de que encima de todo esto siempre trabajan de forma opaca, ocultando datos, no publican informes de la situación económica, con el fin de ocultar el mal gobierno, sin embargo, esperamos que ya a nadie engañen.

También queremos calificar de suspenso al gobierno actual del PP, además de en transparencia, en participación y colaboración ciudadana, ya que los consejos municipales son una herramienta imprescindible para acercar a los ciudadanos al gobierno municipal, que durante la pasada legislatura se trabajó mucho por su creación y puesta en funcionamiento y han pasado al olvido.

Basta de políticas irresponsables. Exigimos transparencia en la gestión y compromiso político y social.

Categories: Política

Deja un comentario