Política

La celebración del Alboroque pone fin a la IV Feria de la Vendimia

Día grande de esta fiesta donde las tradiciones y el folclore se vivieron en la Plaza de Ramón y Cajal poniendo el colofón a 10 intensos días de actividades.
Alboroque Fiesta de la Vendimia 1Alboroque Fiesta de la Vendimia 1
En torno a las 6 de la tarde se daban cita en la Plaza del Mercado de Abastos, los carros y carretas engalanados junto a los grupos de coros y danzas que este año participaban en el III encuentro Regional de Folclore organizado por la Asociación Cultural el Harnero.

Comenzaba el desfile hasta la Plaza Vieja donde esperaban multitud de vecinos para participar de este último día de Fiesta de la Vendimia y donde el Alcalde, Valentín Bueno, saludaba a los asistentes y daba la bienvenida a los grupos de folclore invitados al Encuentro, “Aires Manchegos” desde Aguas Nuevas, La Faltriquera desde Ocaña y con la participación del Grupo Tradicional “Anastasio” de la Parroquia Ortodoxa Rumana de Villarrobledo, además de el Harnero, organizador del evento a quien Bueno felicitaba por su labor en pro de la recuperación de los bailes tradicionales.

Felicitaciones también del Alcalde al Consejo Municipal de Cultura que junto al Ayuntamiento organizaba esta Cuarta edición de la Fiesta de la Vendimia, con 10 día repletos de actividades para grandes, jóvenes y pequeños, en el empeño de poner en valor las raíces de una localidad que gracias a la actividad agrícola y a la vendimia ha conseguido convertirse en una ciudad moderna que según Bueno, no debe olvidar nunca “de donde viene” para conseguir avanzar hacia un futuro prometedor para todos y todas.

Un objetivo, que comparte el Gobierno Municipal por lo que el Primer Edil reiteraba el apoyo del Ayuntamiento a este tipo de iniciativas que espera que se sigan afianzando y consolidando en Villarrobledo con el paso de los años, habiendo comprobado ya la buena respuesta y la participación de los vecinos en las actividades desarrolladas durante los últimos días.

La Plaza Vieja se llenaba de sones manchegos, de jotas y de tradición, pudiendo degustar además las migas con uva o chocolate, preparadas desde Parkinson Villarrobledo, acompañadas de un vaso de zurra con la colaboración de la Hermandad de San Isidro que al final de la Fiesta organizaba una cena popular para todos los asistentes.

Un ejemplo de colaboración e implicación para hacer grande una fiesta que es de Villarrobledo y para Villarrobledo.

fnsxrgohnqvjsmgh - copia

Categories: Política, Sociedad

Deja un comentario