Política

Izquierda Unida Villarrobledo continúa en su lucha por la defensa de los derechos de las personas

En primer lugar, desde la Asamblea de Izquierda Unida de Villarrobledo han condenado los asesinatos de mujeres víctimas de violencia machista producidos en los últimos días, trasladando sus condolencias a sus familias. Una vez más reiteran su más absoluta repulsa a todas las formas de violencia machista. En esta semana negra, la crueldad del machismo ha sumado cuatro mujeres a las más de 40 asesinadas en lo que va de año.

Desde IU creen necesario resaltar que dos de las mujeres asesinadas en Pontevedra, así como menores que han quedado huérfanos, no son tenidos en cuenta en las estadísticas oficiales de violencia machista, según la actual Ley de Violencia de Género, puesto que entre estas víctimas y el agresor no existía una relación sentimental. Por ello, exigimos que, de manera urgente, se apliquen políticas efectivas contra la violencia machista.

En segundo lugar, la Asamblea de Izquierda Unida de Villarrobledo hace público por este medio su apoyo incondicional a Manuel Clemente, que recientemente presentó ante esta Asamblea su dimisión como coordinador local. Tal como él mismo explicó, y en lo que para todas y todos los integrantes de esta asamblea y simpatizantes «constituye un ejemplo de responsabilidad política, pocas veces vista a nivel local, al asumir en su persona el resultado de las últimas elecciones municipales donde Izquierda Unida perdió representación en el ayuntamiento. Queremos destacar la enorme valía y esfuerzo de nuestro compañero Manute, que durante cuatro años incansablemente ha denunciado la mala gestión, malas prácticas y las políticas antisociales de los sucesivos gobiernos del PSOE y PP en nuestro pueblo, que lo mantienen en una situación de abandono y estancamiento; además de ser un militante infatigable en los movimientos sociales locales, y que con enorme humildad seguirá siendo miembro activo de esta asamblea. Reiterar, además, que las decisiones políticas siempre se han tomado con el acuerdo de la Asamblea de Izquierda Unida, la cual está organizada con un modelo claramente democrático, donde la toma de decisiones es horizontal, colectiva y participativa».

Por otro lado, desde esta formación han querido dar a conocer a la ciudadanía de Villarrobledo la continuidad de la actividad de la Asamblea de Izquierda Unida, dado que su objetivo principal sigue siendo la lucha por la defensa de las ciudadanas y ciudadanos en general y de los y las trabajadoras en particular. «Nuestra preocupación son los problemas y necesidades que tienen las personas de nuestro pueblo; es lo que nos motiva y anima a continuar trabajando. Mantenemos el firme compromiso de trabajar por la mayoría social y continuar en la calle, en los movimientos y reivindicaciones sociales, en la defensa de los trabajadores y trabajadoras, de los servicios públicos y por una sociedad feminista y ecologista».

En Izquierda Unida señalan que continúan trabajando y les preocupa mucho la actual situación económica del ayuntamiento.

«Venimos sufriendo, desde hace ya décadas, de un grave deterioro de las cuentas públicas que impide un normal desempeño de los servicios públicos municipales. La gestión económica llevada a cabo tanto por el PSOE como por el PP es muy parecida, y como la gestión es la misma los resultados también lo son. Los sucesivos gobiernos se muestran incapaces de afrontar la penuria económica del ayuntamiento», subrayan.

El desequilibrio presupuestario estructural delayuntamiento le ha llevado a un elevado endeudamiento para mantener los servicios públicos. Para aumentar los ingresos se vienen incrementando unos impuestos y creando otros, mostrándose incapaces de mejorar la precariedad estructural.

En la pasada legislatura este ggrupo presentó varias propuestas para recuperar la estabilidad presupuestaria y salir del plan de ajuste;

  • La remunicipalización de los servicios públicos que son muchos y que suponen un sobrecoste de los servicios de al menos un 30%.

  • Reclamar a la JCCM por las partidas presupuestarias que presta el ayuntamiento con competencia autonómica.

  • Reclamar competencias con la adecuada partida presupuestaria.

  • Constitución de Organismos Autónomos, de titularidad municipal para la prestación de servicios, incluso a nivel comarcal.

  • Supervisión de las contratas, control de vertidos y ajuste de las tasas de depuración a las empresas más contaminantes, que supuso además el ahorro de las sucesivas multas por depuración de aguas residuales que se venían pagando de forma permanente.

  • Progresividad en impuestos, precios y tasas.

  • Propusimos que través de la FMYP se apruebe una ley de financiación de entidades locales.

  • También votamos a favor la RPT, para consolidar la plantilla y fijar los gastos del capítulo 1.

En esta legislatura se promueve un nuevo Plan de Ajuste 2020-2033. A propuesta del PP y con el necesario apoyo de Ciudadanos, a pesar de la evidente ineficacia del plan anterior, por el que se establece un esfuerzo de austeridad que imposibilitará atender servicios públicos básicos.

El nuevo Plan prevé:

  • Una subida del IBI de Urbana lineal a todas las edificaciones sin ninguna progresividad en el impuesto.

  • Un incremento del IAE, a las categorías más bajas, manteniéndose el coeficiente al de Primera Categoría.

  • Aumento de Tasas y Precios Públicos.

Trasladando el coste de la deuda pública a la, ya maltrecha, economía de los ciudadanos además sin tener en cuenta siquiera una progresividad impositiva.

Por otra parte, también se plantea reducir los costes de personal, amortizando todas las vacantes que se produzcan, sin ningún tipo de contratación estacional, incluso suspenden las prestaciones por acción social. Los trabajadores municipales son las primeras víctimas ésta nefasta gestión municipal, primero como empleados, al quedar desprotegidos en sus derechos laborales, desde inexistencia de la adecuada carrera y promoción profesional hasta los largos retrasos en el cobro de sus nóminas y después, como los demás vecinos, al no contar con los servicios que quedan desatendidos.

El plan está encaminado, según indican, a externalizar los servicios que presta el ayuntamiento, justificado en la prohibición de contratar personal establecido en el plan de ajuste, supondrá un aumento del gasto y ni de lejos mejorará los ingresos. Supone una intervención directa de la actividad municipal por parte de la Administración Central, una centralización del poder vía ahogo presupuestario.

Finalmente, quieren manifestar que en Izquierda Unida «vamos a luchar por la constitución de una red feminista, ecologista y social, cuya finalidad es la defensa de los derechos de las personas».

Categories: Política, Sociedad

Deja un comentario