Política

Ortega: «El alcalde acosa y persigue a un trabajador municipal»

El secretario general  del PP de Villarrobledo y candidato a las Cortes Regionales Bernardo Ortega, ha explicado cómo Alberto González ha acosado con continuidad a un trabajador municipal, que ya estuvo acosado por el PSOE desde 2003.

Ortega ha explicado cómo Alberto González ha hecho un acoso continuado a trabajadores municipales, “que él ha considerado trabajadores de segunda, simplemente porque en la legislatura del PP no boicotearon al gobierno local, y trabajaron como correspondía”.

Ha hablado del acoso laboral hecho de forma habitual a un trabajador del servicio de deportes, y ha mostrado una sentencia del Tribunal Supremo que ya reconoce que sufrió acoso laboral en anteriores legislaturas con gobiernos socialistas, “y ahora, después del infierno que vivieron él y su familia, en esta legislatura ha vuelto a sufrir ese mismo acoso, simplemente porque cumplió con su responsabilidad durante la legislatura del PP”.

Ha hecho un repaso de los hechos que han acontecido durante estos años con este trabajador, que siendo  coordinador deportivo, no ha tenido el mismo trato laboral que los  otros dos coordinadores deportivos, llegando a presentar más de 200 informes registrados en el Registro municipal, sin haber obtenido respuesta en ningún momento, ni por parte del alcalde ni del concejal de deportes.

“Estamos hablando de escritos tan importantes para el correcto uso de las instalaciones deportivas municipales, así como de temas que afectan a la salud pública, como por ejemplo, la legionella; y habiendo presentado más de 200 informes de carácter importante,  no damos crédito cómo se ha podido jugar, a veces, con la vida de las personas, haciendo el alcalde caso omiso de esos escritos”, ha denunciado Ortega.

Ha hecho un repaso de los escritos que “han sido ignorados por parte del alcalde, en algunos casos, jugando con la vida de las personas”; esos informes se hacen reclamando las mismas condiciones laborales que sus compañeros, pues hasta tuvo que habilitarse un almacén que estaba en malas condiciones  para poder trabajar dignamente.

El citado trabajador sólo ha tenido una reunión con el concejal de deportes, en septiembre de 2015 “a petición del trabajador, después el alcalde y el concejal de deportes, han ignorado al trabajador y no han contestado a sus informes durante estos cuatro años”.

Sigue comentando Ortega que “los informes que ha ido presentando corresponden también, a carencias en las zonas deportivas, que si se hubieran arreglado podría haberse ahorrado dinero el ayuntamiento; en otro informe, con más de 70 hojas expone las carencias del Plan de seguridad y evacuación municipal en nuestras instalaciones; posteriormente, presenta un informe de una inspección de sanidad solicitando un protocolo de actuación en las instalaciones municipales, tampoco recibe respuesta; y así, informe tras informe en los que presenta anomalías en las instalaciones municipales, de los que no recibe respuesta y sigue sin poder hacer su trabajo en las mejores condiciones; todo esto durante los cuatro años de la actual legislatura, llegando a presentar un escrito en diciembre de 2016 en el que informa de las deficiencias que existen en las instalaciones municipales con el tema de la legionella, informe que vuelve a presentar en varias ocasiones pues no ha habido respuesta; podría haber hasta ocasionado muertes, simplemente porque el alcalde no ha escuchado a este trabajador porque no es de la cuerda del PSOE”.

En definitiva, este trabajador ha sido ignorado por el alcalde socialista una vez detrás de otra, informando de las deficiencias de las instalaciones municipales “hablando de temas muy graves y no se puede consentir que el alcalde haya ignorado a este trabajador, que ha denunciado carencias en aljibes, en pozos de riego, sin control de legionella, un tema muy grave que podría haber tenido graves consecuencias”.

Ortega ha explicado que este trabajador, como respuesta a estos escritos, es menospreciado  y maltratado  laboralmente por parte del alcalde, “y el único remedio que le queda es formular denuncia en la inspección de trabajo en enero de 2018, cuando ya llevaba tres años siendo ignorado y humillado tanto por el alcalde como por el concejal de deportes”.

Un año después, en marzo de este año, la Inspección de Trabajo ha dictado una resolución a favor de este trabajador en la que se le reconoce su discriminación laboral por parte del alcalde y concejal, así como ha reconocido que no ha existido comunicación entre ellos después de haber presentado una gran cantidad de informes.

Sigue explicando Ortega que la Inspección de Trabajo ha dicho que debe tener las mismas condiciones económicas y laborales que los otros dos coordinadores; y “casi tres meses después, el alcalde no ha hecho nada y el trabajador sigue en las mismas condiciones que antes; el alcalde ha hecho caso omiso de la Inspección de Trabajo, y desde el PP le pedimos que resuelva de manera inmediata esta situación y explique a los ciudadanos porqué ha ignorado estos informes que algunos de ellos advertían de un serio peligro para la salud  y la vida de nuestros vecinos y porqué ha menospreciado y humillado repetidamente a un trabajador municipal”.

Categories: Política

Deja un comentario