Deportes

El CP Villarrobledo sacó un meritorio empate en Azuqueca de Henares

Imagen del once inicial del CP Villarrobledo ayer en Azuqueca de Henares.

El CP Villarrobledo consiguió un más que meritorio empate en Azuqueca de Henares, teniendo en cuenta los numerosos problemas con los que afrontaba este encuentro. Angel Ortiz y José Carlos de nuevo eran baja por lesión, aunque este último se volvió a sentar en el banquillo para rellenar. Perona y Berni tocados, no podían ser de la partida aunque tuvieron que jugar en los últimos minutos porque no había más opción, mientras que el portero Javi López no pudo ni viajar porque estaba llamado a una mesa electoral.

Al final el 2-2 puede saber a poco a los manchegos si tenemos en cuenta que hasta en dos ocasiones estuvieron por delante y fueron muy superiores a su rival hasta el minuto 60 de partido aproximadamente, y tras haber desaprovechado ocasiones clarísimas para haber sentenciado el partido. No lo hicieron los rojillos, lo que unido a la lesión de Borja Collado que hizo salir al terreno de juego a un mermado Perona que no tuvo más opción que jugar porque no había más, y la descolocación de los puestos de una zaga que hasta ese momento había estado muy firme, hizo que los azudenses creyeran en sacar algo positivo de ese encuentro. La rigurosa expulsión por doble amarilla de Chato también provocó que los de Manolo Alfaro creyeran en sus posibilidades, ya que hasta entonces habían estado a merced de su rival.

Muy pronto el Villarrobledo demostró que quería los 3 puntos para seguir presionando al Villarrubia en busca de la segunda posición. Los villarrobledenses dominaban con claridad el partido y empezaban a acumular ocasiones, como la de Aitor Asencio y Huertas, que dejó a este sólo ante Ropero, saliendo el balón fuera por poco.

Dani Lozano un minuto después a punto estaría de hacer el primero, aunque este llegaría en el minuto 27, tras una brillante jugada de Dani Cabezuelo robando un balón desde atrás y dando un gran centro a Juanma Montero, que tras un gran control en el área, no desaprovecharía para adelantar a los suyos.

Los de Manolo Alfaro estaban noqueados, el Villa jugaba a placer e Iñaqui y Dani Lozano tendrían la posibilidad de hacer el segundo, sobre todo este último, que en una gran posición no conseguiría rematar un centro de Juanma Montero dentro del área.

SEGUNDA MITAD

La segunda mitad se inició con los mismos derroteros, un Villarrobledo dominador, hasta que en el minuto 55 la lesión de Borja Collado lo trastocó todo. El madrileño se tuvo que retirar por una lesión de rodilla que podría ser importante. Eso hizo que de nuevo se trastocara la defensa, con Perona lesionado que tuvo que jugar de lateral derecho y Pablo García que tuvo que trasladarse al lateral izquierdo.

Pese a todo el Villarrobledo pudo hacer el 0-2 tras una gran jugada que dejó sólo a Montero ante Ropero, pero cuando ya todo el mundo cantaba el gol, el esférico se estrellaría en el lateral de la red.

El Villa, que ya estaba sufriendo más y se había descolocado un poco, sin embargo tuvo otra gran opción de conseguir el 0-2 tras una gran jugada de Aitor Asensio que dejó en buena posición a Toribio, pero el remate de este ante Ropero lo sacó el guardameta local a córner.

Poco a poco los azudenses empezaron a creer en sus posibilidades muy apoyados en un público volcado con los suyos, hasta que en 75 Gorka conseguiría un auténtico golazo que empataba el partido y ante el que nada pudo hacer Puncho.

Pero poco le duraría la alegría a la parroquia local, puesto que tres minutos más tarde, Perona transformaría en gol un saque de esquina a favor de los suyos.

Otra vez empezaron a complicarse las cosas tras la rigurosa expulsión de Chato en el 82 por doble amarilla. Si ya los azudedenses habían creído más en esta segunda mitad, con la expulsión de Chato lo hicieron mucho más, hasta que en el 87 Javi Martín con otro golazo hizo el definitivo empate a 2.

Los últimos minutos fueron una locura, con llegadas a ambas porterías, aunque ya ninguno de los dos equipos conseguiría marcar el gol definitivo.

Por tanto empate muy importante para los villarrobledenses, que les dejan a 3 puntos del Villarrubia a falta de 9 por disputarse, y a 8 por encima del Toledo que perdió en Madridejos, lo que prácticamente les da la tercera posición de forma definitiva a los de Jesús Castellanos.

El próximo domingo, a partir de las 7 de la tarde, con muchísimos problemas, el Villarrobledo se enfrentará al CD Villacañas, un partido que ha sido declarado como Día del Niño, con hinchables para los que asistan al partido. Además Talleres Collado donará el premio del sorteo especial del descanso, y coincidiendo con ello también se sorteará la camiseta cedida por el Rayo San Antón del homenaje a Fran Ballesteros del pasado sábado.

Categories: Deportes

Deja un comentario