contacto@villarrobledodiario.com

Villarrobledo abrió con la Procesión del Domingo de Ramos su Semana de Pasión

Villarrobledo
PASO DE LA BORRIQUITA

Imagen del paso de la borriquita.

La procesión de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén en el Domingo de Ramos, que partió de la Iglesia de Santa María, tras el acto de bendición de palmas y ramos, y concluyó en la Iglesia de San Blas, con centenares de personas a lo largo de su itinerario, ha marcado el inicio de los desfiles procesionales que se celebran en esta localidad. En jornada de tarde, destacó la bella procesión infantil, con inicio y regreso a la Plaza de Santa María.

Estas fiestas religiosas se celebran en Villarrobledo desde el siglo XVI, alcanzando durante los siglos XVII y XVIII su máximo esplendor, aunque con momentos intermedios de crisis. Tras vivir sus peores momentos en el siglo XIX y principios del XX, resurge en la década de los años 50 del siglo pasado. En la actualidad, gracias a la dedicación de todos los villarrobledenses, a través de sus cofradías y a la Junta de Hermandades, ha alcanzado su máximo apogeo, conjugando tradición y modernidad.

Villarrobledo

Dentro de la Semana de Pasión de Villarrobledo, considerada una de las más antiguas de la provincia de Albacete, ya que en el siglo XVI, llegó a contar con un total de 15 cofradías, es preciso hacer una mención especial a la procesión del Santo Entierro de Cristo, celebrada en la noche del Viernes Santo. Es la procesión más conocida de la Semana Santa local, destacando la tremenda solemnidad que rodea a la marcha.

Es el acto más antiguo de los celebrados en Villarrobledo, aunque no se puede datar su origen documentalmente sino por referencias indirectas. Su organización corre a cargo de la Hermandad del Santo Sepulcro y la Soledad que data del siglo XVI.

La participación de miles de personas en la procesión, como penitentes o público, crea uno de los silencios más estremecedores a los que se puede asistir. Sólo roto por algún tambor para marcar el paso, la Banda de Cornetas y Tambores de San Fernando, al principio, y la Banda Municipal de Música, al final, interpretando marchas fúnebres y componiendo un desfile impresionante, a lo largo de una procesión de varios kilómetros. Las imágenes que salen son portadas a hombros en el más absoluto silencio y se puede escuchar la respiración de los anderos en pleno esfuerzo a metros de distancia. Sin embargo, el momento más espeluznante es el del paso de penitentes con cadenas a los pies cuyo vibrar en el suelo sobrecoge a los participantes.

No se trata de la procesión que más imágenes porta, pero las que participan lo hacen de forma solemne sin ningún tipo de alardes, atrayendo cada año a multitud de creyentes y turistas.

Es preciso destacar la participación de la Cofradía del Santo Sepulcro y La Soledad en esta procesión. Esta Cofradía está considerada como una de las más antiguas de Villarrobledo, teniendo constancia documentada de que ya existía alrededor del año 1.572.

El gran trabajo y las aportaciones realizadas por las Hermandades y Cofradías de Semana Santa en los últimos años, en cuanto a incorporaciones de nuevos tronos e imágenes, hacen que esta Semana Santa, declarada de Interés Turístico Regional, cuente en cada nueva edición con mayores valores artísticos y culturales, manteniendo vivas su historia y tradición.

A %d blogueros les gusta esto: