contacto@villarrobledodiario.com

Vecinos de Villarrobledo, San Clemente y El Provencio conforman el grupo de Ecologistas en Acción ‘Cuenca del Záncara’

Villarrobledo

Imagen del acto celebrado en la vecina localidad de San Clemente.

El pasado sábado se presento en San Clemente el grupo de Ecologistas en Acción “cuenca del Zancara”, con el agua como eje central a desarrollar por el colectivo, además de señalar diversos temas a tratar tanto generales como locales (energía, nucleares, residuos, contaminación, zonas protegidas, agricultura, concienciación, etc.)

Gentes de Villarrobledo, San Clemente y El Provencio han conformado un grupo de Ecologistas en Acción de carácter “local” para tratar los temas medioambientales más cercanos. El pasado sábado se realizo el primer acto de presentación del colectivo en la localidad de San Clemente.

Villarrobledo

Las zonas de especial protección de aves (ZEPA), el Monte del Estado, los acuíferos o el rio Rus, son parte del patrimonio natural a conservar y mejorar en la localidad, tal y como se indicó en la presentación. Pero sobretodo se destacaron las problemáticas comunes que tenemos en el territorio que comprende el grupo ecologista: la contaminación y sobre explotación de los acuíferos, balsas de desechos industriales, uso de glifosatos o herbicidas de síntesis por parte de la administración, agua corriente no potable y la pérdida del control público de la misma o el riesgo general que supone un cementerio de residuos nucleares en la zona. Son algunos de esos temas comunes, y algunas particularidades como la contaminación del aire por una alcoholera dentro del casco urbano de Villarrobledo, o la lucha de las gentes de El Pedernoso por parar una subestación eléctrica desproporcionada.

El agua centró la mayor parte de la charla y posterior debate, la pérdida de control común, su contaminación, su escasez y la progresiva privatización de este recurso vital es la cuestión más alarmante según Jose A. Pastor, miembro de Ecologistas en Acción y ponente. Señaló, además, la amenaza para los acuíferos, la agricultura y la economía local, que supone la extracción de gas por medio de la fractura hidráulica en nuestro territorio.

El debate posterior fue muy participativo y constructivo ya que no solo se indicaron las problemáticas sino que se propusieron alternativas. En la cuestión energética se apoyaron con datos económicos y de creación de empleo el uso de las renovables (solar, eólica, etc.) frente a la inutilidad y el riesgo de las nucleares y como el gobierno actual ha vetado la opción renovable para beneficio de unos pocos.

En la cuestión del agua se trato la política de trasvases, haciendo mención a la tubería manchega o el trasvase Tajo-Segura y su visión cortoplacista e insostenible. En la cuestión agrícola y el uso de los acuíferos, tuvimos la suerte de contar con la participación de representantes de la comunidad de regantes de la zona, dando su opinión directa sobre el asusto y poniendo de manifiesto la necesidad de abrir un debate amplio donde pequeños agricultores profesionales y ecologistas busquen formulas progresivas para racionalizar y sostener un recurso escaso e imprescindible.

A %d blogueros les gusta esto: