contacto@villarrobledodiario.com

UPA se movilizará contra el acuerdo alcanzado para los excedentes de vino

Villarrobledo

 

Julián Morcillo, secretario general de UPA CLM

Julián Morcillo, secretario general de UPA CLM

 La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de CLM ha convocado para el martes 29 de julio, en Toledo una movilización en contra del acuerdo alcanzado para aliviar la situación de excedentes de vino en la región. Su secretario general, Julián Morcillo, ha animado a sumarse a la protesta a todos los viticultores, presidentes de cooperativas y gente del sector.

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y organizaciones del sector alcanzaban la semana pasada un acuerdo para la puesta en marcha de una norma de comercialización que alivie la situación de excedentes de vino de esta campaña, concentrados en Castilla-La Mancha, tras registrarse la pasada campaña un record de producción, con 33 millones de hectólitros, lo que ha generado problemas de comercialización.

A juicio de Julián Morcillo, desde el ministerio no se ha hecho nada para solucionar el problema ni por los viticultores de castilla – La Mancha, “porque para UPA, la solución no es regalar el vino, ni que nos retiren el vino e incluso haya que pagar por llevarlo a la alcoholera.

Incide en que el Ministerio ha centrado su esfuerzo en buscar la unidad y la complicidad del sector, para defender esta medida, que consiste en la retirada de hasta 4 millones de hectólitros de vino del mercado, hacia la destilación para alcohol industrial, sin ningún tipo de compensación, siendo esta una medida obligatoria,  para todas las bodegas y cooperativas, que el pasado año tuvieran una producción por encima del 50% de la media de los últimos cuatro años, y tengan un volumen importante de existencias a fecha 31 de julio”.

Para el secretario general de UPA en la región, no ha habido sensibilidad por parte del Ministerio hacia el sector, afirmando no entender la posición de la Consejería de Agricultura, por no haber sabido o podido influir en este asunto, dejando al los viticultores a su suerte.

Villarrobledo

Argumenta Morcillo que el Ministerio ni siquiera ha querido hablar sobre una destilación de crisis, “una medida recogida en la OCM única, y aprobada con la nueva reforma de la PAC, en diciembre de 2013, y que permitía al gobierno aportar fondos propios, hasta 53 millones de euros, para hacer una destilación donde hubiera una compensación por la retirada de ese vino, pero lo único que el Ministerio ha planteado es esta retirada obligatoria, que van a tener que asumir las bodegas y cooperativas retirando una parte de la producción, sin precio, y pagando los costes del transporte”.

Julián Morcillo remarca que, del sector del viñedo, dependen más de 100.000 viticultores de Castilla-La Mancha, más de 70.000 familias, con  cerca de 38.000 puestos de trabajo y más de 9 millones de jornales, por lo que entienden que en este asunto se requería una mayor sensibilidad, afirmando que el acuerdo va a tener “efectos devastadores para los viticultores”.

Incide en que uno de los primeros problemas, al inicio de la campaña, será el del almacenamiento para la recogida de la uva de este año, “y por la forma en que se va a articular esta medida, habrá que esperar al 31 de julio, para tener las declaraciones de existencia de las bodegas, que tienen de plazo hasta el 10 de septiembre, con lo que cuando se quiera presentar la declaración, articular la medida y llegar acuerdos con los destiladores, la campaña va a haber terminado, con lo que el problema de almacenamiento, con esta medida, no se va a resolver”.

Julián Morcillo iba más allá, indicando que el “efecto más perverso” de esta medida ya se está produciendo, como es la caída libre del precio del vino, vendiéndose a Francia e Italia a 1 €/hectogrado,  , “con lo que la mayoría de bodegas y cooperativas, están intentando vender al máximo, al precio que sea, para no ir a esa destilación obligatoria, y esto está tirando los precios, con lo que van a tenerlo difícil dar resultados al final de la campaña”.

Considera igualmente que los industriales lo van a tener difícil, al haber comprado uva y pagarlas a los viticultores al precio de campaña, y ver cómo ahora tienen que retirar sin precio parte de su vino, lo que hará que ese coste, si son capaces de asumirlo, lo trasladen al precio de las uvas de esta campaña.

Julián Morcillo considera que se está aún a tiempo de matizar esta medida, dado que están empezando a surgir voces que no comparten ni entienden la medida.

Abundaba en que este problema es importante en Villarrobledo, que puede sumarse a problemas que ya existen, como los atravesados por la Cooperativa, donde queda vino por salir, “y donde, de aplicarse esta norma, conforme está establecida, va a repercutir de forma importante a ese precio, a la hora de que la empresa pueda después cumplirá las obligaciones que contrajo con los agricultores”.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: