UPA no descarta movilizarse si no se actúa ante el exceso de vino

Villarrobledo

Upa

UPA no descarta movilizarse si el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente no actúa “en fechas próximas” ante los problemas que acarrea el exceso de producción del vino, teniendo en cuenta que el año pasado sólo en Castilla-La Mancha hubo un récord de producción –con 33 millones de hectolitros– y que estamos a las puertas de una nueva campaña. La organización, que aboga por “eliminar producto” del mercado, quiere impedir que “una situación que hoy es coyuntural se vuelva “estructural”.

Así lo han puesto de manifiesto en rueda de prensa el responsable de Agricultura en la Ejecutiva Nacional de UPA, Ignacio Senovilla y el secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, con motivo de la sectorial del vino que la organización agraria ha celebrado en Toledo, que ha puesto de manifiesto la “situación crítica” que viene el sector y ha alertado de la campaña “muy complicada, caótica y con muchísima tensión social” que podría darse si no se ponen medidas para retirar producto.

Según ha detallado Morcillo, aunque en principio el problema afecta a Castilla-La Mancha, cuyas bodegas tiene “muchas existencias” y los precios “están siendo ruinosos”, esta circunstancia se puede extender a nivel nacional, por lo que ha exigido al Ministerio que ponga “ya” medidas encima de la mesa, porque esta situación “se puede hacer cíclica.

El responsable regional de UPA ha señalado que a la organización no le ha gustado la actitud del Ministerio de Agricultura frente a este problema cuando en otros momentos sí se ha tenido cierta sensibilidad con el sector. “No puede ser que las administraciones que hace unos días nos decían que los viticultores éramos los reyes del mundo hoy sean las que nos culpen de todos los males”. “Parece que hemos propiciado las siete plagas bíblicas”, ha dicho Morcillo que aunque ha admitido que algunas cosas habrán hecho mal, ha reseñado que “no toda la culpa” es suya.

Villarrobledo

UPA entiende que el sector se tiene que organizar y organizar sus producciones y adaptarlas a la comercialización y seguir avanzando en el tema de la promoción y en muchas otras medidas como la constitución de la Interprofesión, pero opina que todo este trabajo “tiene que ir a la par de buscar una solución urgente e inmediata para el problema” del exceso de producción que pasa por “retirar producto”. “No hay otra solución”, ha argumentado, teniendo en cuenta que “estamos hablando de mucho vino”.

Tampoco comparte la organización la posición del Ministerio “en el sentido de que ni siquiera se puede hablar de la destilación de crisis”. Morcillo ha argumentado que esta “es una medida más”, pues lo que no sirve es la propuesta del Gobierno de “inmovilizar” de 3,5 a 4 millones de hectolitros y tenerlos almacenados seis meses “sin poder vender si sale un comprador”, ya que esto encarecería los costes del sector derivados del almacenamiento.

“SERÁ UN PROBLEMA NACIONAL”

En el mismo sentido se ha pronunciado el responsable de Agricultura en la Ejecutiva Nacional de UPA, que ha incidido en que el reglamento comunitario dice que se puede hacer una destilación de crisis, y ha alertado de que si la situación no se resuelve “en un mes empezarán las vendimias y será un problema nacional”. A juicio de Senovilla, “con unos 30 millones de euros se podría resolver el problema” tal y como se ha resuelto el problema de los bancos y las cajas, el de las autopistas en quiebra o el de las fábricas de automóviles.

Además, ha lamentado la posición que al respecto de este asunto mantiene también la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha que “está haciendo muy poco”. En este punto, Morcillo ha admitido que a pesar de que mantuvieron con la Administración regional una reunión hace quince días para abordar este tema, la actitud es “de seguidismo total a lo que marque el Ministerio, aunque esta vez no vale y Castilla-La Mancha tiene que imponer su criterio”.

Morcillo, que ha instado a los poderes públicos a que les digan si la solución es “tirar el vino”, ha lamentado otros problemas que se añaden a este como la “caída importante del consumo a nivel interno” del orden de 2,5 millones de hectolitros en los últimos cinco años, y el anteproyecto de Ley de Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas por Menores y sus Efectos que, de seguir adelante, “sería un problema más” pues “no tiene sentido que cuando está cayendo el nivel de consumo de vino en España se quiera criminalizar” a este producto.

A %d blogueros les gusta esto: