SATSE exige la contratación de profesionales en enfermería para evitar el colapso de las urgencias

Villarrobledo

Hospital de Villarrobledo

El Sindicato de Enfermería critica la falta de previsión del SESCAM

El Sindicato de Enfermería, SATSE Castilla-La Mancha, ha exigido al Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) la apertura de todas las camas cerradas y la contratación de profesionales de enfermería para poner fin a la situación de colapso generalizado que se registra en la mayoría de los servicios de Urgencias de los hospitales de Castilla-La Mancha.

Para SATSE la grave situación que se está viviendo en los centros hospitalarios de la región,  especialmente en los hospitales de Ciudad Real y Toledo, es la consecuencia de la falta de personal que se ha despedido y del cierre de camas llevado a cabo durante la Navidad, más de 300 que se suman a las 400 cerradas desde el inicio de los recortes, lo que ha terminado provocando la saturación de las Urgencias, como ya advirtió SATSE en su denuncia el pasado mes de diciembre.

Villarrobledo

Esta situación se está viviendo aún cuando no se ha producido el pico de máxima actividad de la gripe.

En los hospitales de Albacete la situación en las Urgencias está siendo especialmente complicada esta semana, debido a la falta de personal y a que las Urgencias se han quedado pequeñas. En el caso del hospital de Villarrobledo, ha sido necesario doblar camas en las habitaciones individuales.

En Ciudad Real, el Hospital General de Ciudad Real tenía hoy 22 pacientes pendientes de ingreso en las Urgencias (ayer se llegaron a contabilizar hasta 50 pacientes a la espera de cama,  e incluso se ‘habilitó’ un pasillo en Urgencias para los pacientes), aún cuando se han  abierto 75 camas.

En el Hospital Virgen de la Luz de Cuenca, la presión en Urgencias ha obligado a abrir la planta que permanecía cerrada

En Guadalajara, las Urgencias están igualmente saturadas y ha sido necesario reabrir la planta 9B que estaba cerrada. Eso sí, las contrataciones de personal se siguen haciendo en precario, con contratos de semana en semana.

En los hospitales de Toledo y Talavera la situación es especialmente complicada, con pacientes en los pasillos a la espera de ser hospitalizados.

A %d blogueros les gusta esto: