contacto@villarrobledodiario.com

Se Puede alerta de falta de garantías en la contratación de la empresa que ha instalado las cámaras de videovigilancia en la zona centro

Villarrobledo

Imagen de Mario de la Ossa y Carlos Martínez durante la rueda de prensa.

La zona centro de Villarrobledo cuenta desde hace unos días con varias cámaras de videovigilancia que controlan el acceso a las zonas peatonales. Desde Se Puede quieren conocer más detalles de este sistema que en su opinión no ha contado con la participación ciudadana suficiente ni con garantías a la hora de la contratación.

Mario de la Ossa ha informado que estas cámaras de control de zonas peatonales se han contratado por parte del Ayuntamiento con una empresa a través de diferentes contratos por importe de 18.000 euros cada uno. Uno de ellos ha sido para el radar móvil de los coches de la Policía Local y el otro para el control de las zonas peatonales.

Ha explicado De la Ossa que este dinero se financiará con las sanciones que se impongan, y es aquí donde desde Se Puede tiene las dudas. El 50% de ese dinero recaudado revertirá en asociaciones de autoayuda y otro tipo de colectivos, “algo que no está escrito en ningún sitio, lo que nos produce inquietud y ciertas dudas”.

Ha recordado que cuando en octubre del pasado año el alcalde les informó de su intención de instalar estas cámaras, lo primero que se le dijo desde Se Puede es que debía aprobarse por Pleno para evitar lo que finalmente se ha producido, es decir, que los vecinos finalmente se han encontrado estas cámaras situadas en la calle y sin saber su significado o su labor.

Villarrobledo

Desde Se Puede consideran que en este asunto no ha habido transparencia y por ello han querido dejar claro que desde esta formación han votado en contra de la instalación de estos dispositivos, “porque no ha habido transparencia, participación ciudadana ni garantías a la hora de la contratación. Además tenemos contratado unos dispositivos en negociado sin publicidad que es el menos garantista, con una empresa que tampoco es de nuestro conocimiento”.

Mario de la Ossa ha revelado que también existe este mismo proyecto para las zonas semafóricas de la ciudad con grabación continua de las imágenes. En su opinión, los bolardos que se dejaron perder era un sistema posiblemente menos tecnológicamente avanzado pero que no invadía la intimidad de nadie.

Por su parte, Carlos Martínez ha señalado que los ciudadanos deben saber que condiciones no sancionables hay, es decir, las situaciones que se recogen en las que no haya sanción. En su opinión, los comerciantes y hosteleros necesitan saber las condiciones de carga y descarga, si van a tener algún horario, la flexibilidad hacia las personas con movilidad reducida, etcétera.

Desde Se Puede y según ha explicado Martínez, quieren saber las organizaciones a las que irá destinado el 50% de la recaudación o en qué condiciones se van a asignar estas cantidades. En todo caso, según Martínez, desde esta organización quieren que este sistema sea lo más transparente posible, contemplándose fundamentalmente los accesos para situaciones de necesidad.

Aquí puedes escuchar la rueda de prensa al completo:

A %d blogueros les gusta esto: