contacto@villarrobledodiario.com

Rosell se plantea abandonar por la deuda y el nulo apoyo institucional y empresarial

Villarrobledo
Rosell y Duro

Imagen de José A. Duro y José A. Rosell cuando supuestamente el club era una balsa de aceite.

EL DIGITAL DE CASTILLA LA MANCHA
Cuando todo parecía más o menos hecho en Villarrobledo con la llegada de José Antonio Rosell a la presidencia y de Ramón Gabriel Florit al banquillo, saltó la noticia de que el máximo dirigente se estaba replanteando muy seriamente el no continuar al frente del club, lo que hacía peligrar su continuidad en Tercera División. El motivo de este súbito cambio de posición no era otro que el descubrimiento de que la deuda generada en temporadas anteriores ascendía a cerca de los 40.000 euros entre jugadores y demás acreedores.

Villarrobledo

Rosell atendía a los compañeros de Primer Equipo de Radio Castilla-La Mancha y arrojaba luz sobre la situación actual de este histórico club de nuestra Tercera División. A su juicio, el anterior mandatario José Antonio Duro “siempre se ha negado a darnos la información que le habíamos pedido y hasta que no hemos llegado al club no nos hemos enterado.” Para subsanar este problema, aseguraba que “estamos negociando uno a uno con todos los jugadores para que perdonen una parte de la deuda y acepten los plazos que les proponemos. Algunos ya han aceptado y con otros vamos a hablar próximamente.” Una vez que tengan solucionado este capítulo “planificaremos la próxima temporada, porque lo que está claro es que con una deuda así y un proyecto tan corto como el que tenemos en mente no podemos salir en Tercera.”

Acto seguido, los compañeros de la radio pública dieron voz a José Antonio Duro, el anterior presidente, quien dio su versión de los hechos. “Dos tercios de esa deuda corresponden a 16.000 eruos que no hemos recibido de la Diputación y a 8.000 que están en las cuentas de la Federación. Si ahora mismo me transfieren ese dinero yo me comprometo a negociar con los jugadores y acabar con el problema,” afirmaba el anterior dirigente, quien se lamentaba de que “se hable de la deuda de Duro o la deuda de Rosell cuando en realidad es la deuda del CP Villarrobledo.” Además, Duro denunció que en los últimos días está recibiendo amenazas muy serias de las que la Guardia Civil ya tiene constancia.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: