Rechazada por el pleno una proposición en defensa de los servicios sociales en Castilla – La Mancha

Villarrobledo
La corporación rechazó la proposición socialista

La corporación rechazó la proposición socialista

  El Pleno del Ayuntamiento de Villarrobledo rechazó una proposición en defensa de los Servicios Sociales en la región, que había sido presentada desde el grupo socialista. El empate a votos determinó, que esta proposición no saliese adelante.

La moción socialista planteaba la defensa, clarificación y mejora de las competencias municipales en el ámbito de los servicios sociales, tras la promulgación de la Ley 27/2013, de racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, por entender que la misma va a suponer el desmantelamiento efectivo de uno de los pilares básicos del Estado del Bienestar, y va a convertir a los ayuntamientos en simples evaluadores y derivadores del riesgo y la exclusión social.

Caridad Martínez Parra, portavoz socialista en materia de Bienestar Social, este es el único sistema donde no hay una cartera de servicios mínimos definida que establezca la extensión e intensidad de la protección, y sin embargo, han adquirido su máxima visibilidad e implantación a través de las corporaciones locales, denunciando el intento de dibujar un Estado Asistencial “basado en la Beneficencia y no de derechos sociales, un Estado en el que los derechos sociales de ciudadanía quedan desdibujados, por la imposición de políticas públicas alejadas del ciudadano. La participación ciudadana en la creación, gestión y evaluación de los servicios sociales desaparece. La fortaleza en la proximidad de los servicios y la mejora de la gobernanza se elimina; y deja las personas y familias en manos de unas administraciones (Diputaciones y Comunidades Autónomas) que no conocen ni su realidad ni sus necesidades; en las que no participan directamente, y a las que, como en el caso de las Diputaciones, no han votado”.

Prestación de servicios municipales

Desde el grupo socialista consideran que las políticas sociales de Atención Primaria no pueden depender de la voluntad de delegar o gestionar que tengan, en cada momento, cada una de las Comunidades Autónomas y/o Diputaciones que configuran el Estado, dado que esta medida supone, además, una recentralización de la atención social a la ciudadanía, la pérdida de capacidad de proyección social futura de los municipios, dejando la cohesión social que tanto depende del territorio en manos de actores ajenos a la misma.

Por ello, a través de esta moción, desde el grupo Socialista se reclamaba que el Ayuntamiento de Villarrobledo siga prestando los servicios de información, valoración, orientación, asesoramiento y diagnóstico de situaciones de necesidad, que se siga prestando la ayuda a domicilio y el apoyo a la unidad de convivencia, que pueda seguir decidiendo sobre las ayudas económicas de emergencia social, sobre la adopción de medidas de protección de menores en situación de riesgo, o sobre la atención primaria a mujeres víctimas de violencia de género, solicitando finalmente la modificación o retirada por parte del gobierno de esta ley.

Villarrobledo

Pilar básico del Estado

Desde el grupo CIVI, su portavoz, José Antonio Cabañero, mostró el apoyo a esta moción, por entender que estamos hablando de uno de uno de los pilares básicos del estado, como son los Servicios Sociales para la población, y que por ello, el Ayuntamiento tiene la obligación moral de prestar esos servicios a los vecinos que los necesiten, que, con la crisis actual, son muchos.

Apuntaba el dato de que Castilla – La Mancha se ha convertido en la segunda comunidad autónoma en la que más ha caído en este tipo de prestaciones sociales, reduciéndose las mismas en un 27%, “lo que choca con ese aumento de población a la que hay que atender en estos momentos por parte de los Servicios Sociales, lo que hace que exista un riesgo grave de debilitación de la estructuras que mantienen los ayuntamientos, que a duras penas pueden mantener estos servicios, aquellos que no han sido ya eliminados”.

Garantizar derechos

Por parte del grupo Popular, Belén Torres, concejal de Bienestar Social, afirmaba que al PSOE le quedan ya pocos argumentos con los que atacar la reforma de la Administración Local, que entiende que será buena para los ciudadanos, remarcando que no se elimina la prestación de servicios sociales, que están garantizado el derecho a unos servicios mínimos municipales, y que lo que se ha hecho es clarificar competencias con una financiación garantizada, delimitando la responsabilidad de cada administración, y el coste a asumir por cada una de ellas.

Incidía que si una competencia es de la Comunidad Autónoma, eso no va a significar que no llegue a los ayuntamientos, sino que lo hará vía convenio, para poder seguir prestando ese servicio a sus vecinos, puntualizando que con esta reforma se evitan desequilibrios presupuestarios, al no tener que destinar los ayuntamientos parte de su presupuesto a atender competencias que no le corresponden, con un rigor en las cuentas que son los que van a garantizar la prestación de estos servicios.

Para la edil popular, el PSOE pone sobre la mesa toda su demagogia con esta moción, mostrando su deseo de que en su momento los socialistas se hubiesen preocupado en sus años de gobierno municipal por este asunto, invitándoles a que aprendan que los servicios sociales no son patrimonio socialista.

Para Belén Torres, “los únicos que han puesto en quiebra los servicios sociales y el estado del Bienestar ha sido el PSOE en sus años de gobierno, destruyendo más de 3’5 millones de empleos, negando la crisis, dejándonos al borde del rescate, dando la espalda a los ciudadanos congelando las pensiones, cuando había dinero suficiente en el fondo de reserva”.

Por último afirmaba que en estos momentos es necesario hacer sostenible el estado del Bienestar, y corregir la frágil situación en la que se encuentra, como consecuencia del anterior despilfarro de dinero público, y de una mala gestión de los recursos

 

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: