Para Julián Morcillo, los presupuestos consolidan los tremendos recortes

Villarrobledo
Julián Morcillo

Imagen de Julián Morcillo, secretario general de UPA Castilla La Mancha.

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo ha rechazado los Presupuestos de la región en las partidas que afectan al mundo rural. Para UPA, los presupuestos consolidan los “tremendos recortes” de años anteriores y profundizan el abandono a un sector estratégico que ha sido capaz de seguir generando empleo, cuando nadie podía hacerlo y que sin embargo ha visto reducida su renta en los últimos años.

Villarrobledo

“Al incremento de los costes de producción que tiene que asumir el agricultor y ganadero profesional; sumado a la depreciación de sus productos, principalmente: el ajo, el cereal, la uva o los frutales, entre otros; reclamábamos un apoyo especial por parte de la Administración de Castilla-La Mancha”, ha explicado Julián Morcillo. Y añade: “Pero un año más, desde UPA CLM vemos como se mantiene prácticamente la cifra del año 2014 con 1.353 millones de euros reflejados para 2015”.

De los 1.353 millones totales, 1.136  vienen de ingresos de fuera de Castilla-La Mancha, vía transferencias por parte de la Unión Europea, a través de los fondos FEADER y FEAGA; de la Administración General del Estado; u otros entes públicos. Tan solo 216 millones provienen de fondos propios de Castilla-La Mancha. Si vemos la evolución de fondos propios aportados por el Gobierno regional a esta Consejería comprobamos como ha ido descendiendo la cifra: en 2011, 387 m€; en 2012, 230; en 2013; 239; en 2014, 220 y para 2015 aportará solo 216 millones de euros.  Esto significa que el actual Gobierno regional en lo que lleva de legislatura ha reducido los fondos propios que aporta al presupuesto de la Consejería de Agricultura un  43,98 %, casi a la mitad.

A UPA CLM le preocupa el excesivo grado de dependencia de la Consejería de Agricultura de fondos provenientes de la Unión Europea,  FEAGA y FEADER; que suponen un 80 % del presupuesto. Es decir, que se apuesta muy poco por el sector si solo esperamos al reparto de las ayudas europeas sujetas a reducciones en la última negociación.

 

A %d blogueros les gusta esto: