contacto@villarrobledodiario.com

Para Izquierda Unida es necesario que la uva tenga unos precios dignos para impulsar la economía local

Agruserpy
manute y logo

Imagen de Manuel Clemente, coordinador de Izquierda Unida en Villarrobledo.

La campaña de vendimia de este año 2016 se presenta como una nueva oportunidad de conseguir un impulso a los pequeños y medianos productores de uva. Se dan varias circunstancias que invitan a pensar en un buen año. Por un lado y a pesar de la rebaja de las últimas fechas de la previsión inicial hecha tanto por Cooperativas Agroalimentarias de Castilla La Mancha, o la Consejería de Agricultura, sí que se espera una calidad excelente del producto.

A esto hay que añadir que el escenario mundial presenta una situación propicia para la comercialización, y las existencias son menores que las del año pasado según ha afirmado el portavoz de Vinos de Cooperativas, Juan Fuente, quien ha dicho que “el hecho de que las existencias sean inferiores a las del pasado año es una buena noticia, porque significa que el mercado ha ido fluido”.

Villarrobledo

Pero todas estas expectativas no llegarán a buen puerto si no se consiguen unos precios acordes al producto que permitan a los trabajadores/as y productores/as tener unos ingresos dignos.

Para ello, según Izquierda Unida, se debe exigir el conocimiento de los precios de la uva antes de la entrega de la misma, ya que es una obligación de los compradores. “Es una pena que la mesa de la uva no haya producido un acuerdo previo en los precios. Pero creemos desde Izquierda Unida que la unión hace la fuerza y que la exigencia de todos de unos precios suficientes y adaptados a las necesidades económicas del campo llevarán aparejada una mejora de estos, máxime cuando es un año propicio para la subida de los precios por las circunstancias antes citadas. Además desde nuestra organización siempre hemos defendido la apuesta por el cooperativismo como herramienta para alcanzar precios justos y defender al pequeño y mediano agricultor“.

Por otro lado, igual o más importante aún, son las condiciones de los trabajadores y trabajadoras, los cuales deben exigir salarios justos, su alta en la seguridad social y unas condiciones dignas de trabajo.

Desde Izquierda Unida quieren poner de manifiesto que el precio de la uva no puede ser excusa para una merma en los derechos de los trabajadores y trabajadoras que tan duramente realizan su trabajo en el campo.

 

 

 

Villarrobledo
A %d blogueros les gusta esto: