contacto@villarrobledodiario.com

Opinión: ‘Faltan sólo 7 días’. Por Antonio Arribas

Villarrobledo
Antonio Arribas

Imagen de Antonio Arribas.

A día de hoy, 6 de junio, y a raíz de todo lo que se puede escuchar, leer e incluso ver estos días, parece seguro (si el sentido común no lo remedia) que SPV no va a apoyar la candidatura de Alberto González a la alcaldía de Villarrobledo. No lo hará tampoco directamente a la de Valentín Bueno, pero es muy probable que absteniéndose (esa clara forma de hacer lo que Pilatos hizo con Jesús), favorezca que el PP de Villarrobledo, y/o las personas que han llevado a la población a la mas absoluta deflagración en los últimos 4 años, tengan vía libre para darnos la puntilla y terminar de machacarnos en todo lo que “presumiblemente” y que con tanta vehemencia, han defendido antes de las elecciones, los responsables en Villarrobledo de Podemos, o así se hacían llamar (ahora dicen que son una cedula aislada), que extraño suena eso. Despidos improcedentes de trabajadores honestos, cierre de servicios públicos, (con alguno no pudieron muy a su pesar, como la Universidad Popular), Negación de apoyo o disminución al tejido asociativo y deportivo, etc., etc.

Me surgen varias reflexiones al respecto. Primera: El que pongan sus condiciones para la investidura, para pactar a posteriori una acción de gobierno basada en ideas programáticas y de interés general para el pueblo de Villarrobledo es totalmente legitima y creo que necesaria para poder establecer unas bases iniciales. Pero aquí surge una primera duda. Una cosa son bases de negociación “NEGOCIACION”, y otra muy distinta, son condiciones impuestas sin margen de rectificación y sin aceptar siquiera entrar a debatir las mismas o aceptar argumentaciones legitimas para su posible modificación. Eso no es NEGOCIACION, eso es “IMPOSICION” o “CHANTAJE”, algo poco democrático por cierto. Este partido que llegaba a la política para traer aire fresco y pluralidad democrática, con esta actitud, recuerda más bien una postura estrictamente conservadora propia de otra zona ideológica. Recuerda a la actitud de aquellos que sintiéndose en posesión de la VERDAD ABSOLUTA y el LUGAR DEL PODEROSO, ofrece al prójimo algo prácticamente inasumible diciendo: “Si quieres lo tomas, y si no lo dejas”. Es como poner intencionadamente un listón a una medida alta, sabiendo de antemano que es inalcanzable, y sin la mínima opción de poder rebajarla. Así justificarían su “Lavada de manos”. O tal vez habría que preguntarse ahora, si esta actitud es la de alguien que debe devolver un favor. ¿Le debe SPV algún favor tan grande al PP para que ponga estas imposiciones tan innegociables y así justificar su abstención, y dar la Alcaldía a Valentín Bueno?

Villarrobledo

Entremos a analizar esas “imposiciones”. Son siete y si las leemos y observamos en sentido contrario, desde la última hacia la primera, parece como si esas últimas hubiesen sido colocadas como relleno de las primeras, y ciertamente, esas últimas, son las que mas, o las únicas que tienen verdadero contenido programático y de acción política. No así, las primeras, las más importantes para ellos, parece ser. Alguna de esas primeras imposiciones tienen un “ligero tufillo “de intento de expulsión de personas legítimamente designadas en su partido y legítimamente elegidas por los ciudadanos. Vamos que casi, por poco, no les habría dado vergüenza, haber puesto nombres y apellidos. ¿Pago de favor? ¿Intoxicación llena de rencor y odio? Es que si no, no se explica ese empecinamiento de alguien que está recién llegado a la política. Con esa actitud, ¿Qué será cuando lleven varios años? Por cierto, ninguno de los concejales electos de la lista del Psoe cumple esas premisas que les impediría desempeñar su cargo. Ninguno de ellos tiene causas pendientes con la justicia, eso deberíais haberlo comprobado y ratificado antes de hacer esa “sugerencia”. De todas las personas que actualmente conforman la candidatura que termina mandato y de la candidatura que se ha presentado a las elecciones, la única persona que ostenta el triste honor de estar imputado soy yo. Y lo estoy por el “capricho” y la mala sangre de la primer teniente de Alcalde, Amalia Gutiérrez. Creo que vosotros, nuevos compañeros en la política, conocéis este hecho. Por esa “QUERELLA CRIMINAL” se me ha privado de poder seguir en la política (si los ciudadanos lo hubiesen decidido). Una querella criminal que ni siquiera tuvo el valor de interponer Amalia Gutiérrez personalmente, lo hizo por medio del Alcalde Valentín Bueno, ilegalmente, en nombre del Ayuntamiento, sin informe previo del Secretario y sin la aprobación del Pleno, como es preceptivo por ley. ¿Por qué lo hizo así? Os lo voy a contestar ya, por COBARDIA y porque desde antes de interponerla ya sabían que era una querella falsa, basada en unos informes falsos y creada artificialmente solo para una guerra política, sin importar a esta “Dama” el daño personal y familiar que iba a ocasionar a personas inocentes. Y digo inocente, porque primero creo que tengo derecho a eso, a la presunción de inocencia, algo que parece que ahora también se le quiere negar a compañeros que ni siquiera están llamados por los juzgados. Y además, me atrevo a asegurar que más pronto que tarde se va a saber la verdad y que la “dama” tendrá que dar explicaciones, así como otras personas del equipo de gobierno saliente. Y llegado ese momento, ¿que pasará?, ¿pedirán disculpas? ¿De que forma resarcirán el daño ocasionado? ¿Cómo explicaran y justificaran que han sido capaces de producir todo ese dolor por el solo objetivo de una guerra política? Pues estoy seguro que serán capaces de volver a intentarlo, esta gente no tiene el mínimo escrúpulo. Y les digo más, compañeros de SPV, estén seguros que si se interponen en su camino, podrán ser también víctimas de este ser diabólico. Esta forma de “no hacer política” del PP, o de algunos miembros del PP, mejor dicho, es parte de lo que está en juego a partir del 13 de junio. Pueden Ustedes elegir entre ser valientes y parar este desatino, o ser cobardes y agachar la cabeza y que sigan campando por el camino de la mentira y el ataque indiscriminado. Cosa que no se por que, me parece que no les gustaría a sus votantes.

Respecto a la rebaja del sueldo del Alcalde solo diré dos cosas. En primer lugar, y para que no se me malinterprete, me parece triste que hoy en día, y en pleno siglo XXI, los salarios (y suerte quienes lo tengan) estén estipulados en las cantidades que están, hoy un mileurista es un privilegiado, y uno de los primeros objetivos que todos los partidos deben tener es proporcionar medidas para fomentar el empleo y sobre todo para los más necesitados, en eso creo que sobra decir que estamos todos de acuerdo. Ahora bien, y pongo por delante que ningún trabajo es más digno que otro, ni ninguna persona es más que otra, pero a nadie le cabe la menor duda tampoco, y si no, sería un fariseo y un hipócrita, que todos los trabajos no tienen la misma responsabilidad. Si trasladamos esto a la política, y sin olvidar que el político debe estar al servicio del ciudadano, sí que es cierto que la Alcaldía de una ciudad de 27000 habitantes como es Villarrobledo tiene una responsabilidad enorme y es el máximo y final responsable de lo que allí pase. Si por ejemplo, un policía, o un administrativo, o cualquier otro trabajador de la administración local, tienen un sueldo adecuado a su labor y responsabilidad, ¿no es lógico que el máximo responsable de esa institución y de todos sus trabajadores, tenga un sueldo acorde con esa responsabilidad? Cualquier otra propuesta a la baja quiere decir tres cosas: O es simple propaganda populista, o viene de alguien que hipócritamente no lo aceptaría para sí mismo, o se trata de un listón inalcanzable puesto de forma malintencionada para justificar el no apoyo a esa candidatura. Así de simple, todo lo demás son elucubraciones y tratar de confundir a los ciudadanos.

Para terminar, quiero pedir a los responsables de Se Puede Villarrobledo, IU-Ganemos y a los compañeros del PSOE, que intenten ver todo lo positivo que tendrá un gobierno de Izquierdas en Villarrobledo, Que pongan en una balanza, en uno de los platos, lo que nos une en beneficio de Villarrobledo, que es mucho, cada uno de los tres partidos puede aprender de los otros dos, programáticamente son enriquecedores los tres planteamientos unidos, y estoy convencido y esperanzado de que se abriría una etapa de sosiego, crecimiento y avance para Villarrobledo en lo social y en lo económico. En el otro plato, poner los rencores personales, los odios, las diferencias y las lamentaciones. Pensar que plato tiene más peso, ¿el bienestar para Villarrobledo o la oscuridad cuatro años más? Yo lo tengo muy claro, es más, por mi parte me niego a echar nada al plato negativo y lo veréis desde este momento. Compañeros de Se Puede Villarrobledo, de IU.Ganemos y del PSOE, y saltándome la Laicidad, trabajar estos seis días, que descansemos todos al séptimo.
Antonio Arribas Castillo

A %d blogueros les gusta esto: