contacto@villarrobledodiario.com

Moyano pide a Ortega que deje de hacer el “ridículo” atribuyéndose proyectos como el de la Casa de la Cultura

Agruserpy
dsc_0453

Imagen de la remodelada Casa de la Cultura de Villarrobledo.

Dentro de la rueda de prensa ofrecida por la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Villarrobledo, Trinidad Moyano, también ha tenido un espacio para hablar de las obras de remodelación de la Casa de la Cultura, de las que recientemente  el concejal popular, Bernardo Ortega, dijo que tenía comprometidas junto al actual propietario del cine.

Moyano ha pedido a Ortega que deje de hacer el “ridículo” atribuyéndose méritos que no son suyos, porque en su opinión, “esto es faltarles el respeto a los trabajadores que han llevado a cabo estas obras” que, como bien ha explicado,”han sido posibles gracias al Plan Extraordinario de Empleo, al que el PP votó en contra al rechazar los actuales presupuestos”.

La también portavoz socialista, ha recordado a Ortega que estas obras han sido posibles gracias a los trabajadores de este Plan Extraordinario de Empleo; así como a los electricistas, pintores, albañiles o el personal de cultura y deportes del Ayuntamiento de Villarrobledo.

Ha recordado Moyano que en estas obras se ha tenido que levantar todo el suelo, cambiar tuberías,  instalar nueva iluminación o pintar toda la instalación, entre otras cosas.

Villarrobledo

Para Moyano, “el papel lo aguanta todo”, y ahí  puede comprobarse como Bernardo Ortega tuvo cuatro años para hacerlo y no lo hizo. Es más, en opinión de Moyano, a lo que Ortega se dedicó fue a “destrozar” la cultura de Villarrobledo y a despedir y perseguir a trabajadores municipales.

Del mismo  modo, le ha recordado que dentro de esa “suigéneris” labor como concejal de Cultura, tiene el mérito de organizar ferias de marisco, organizar la cabalgata de Reyes Magos más corta de la historia de Villarrobledo o haber programado el concierto que menos entradas ha vendido en la historia de la Feria, así como tener que suspender un buen número de eventos culturales por falta de asistencia.

Ha indicado a Bernardo Ortega que tampoco puede mirar a los trabajadores de la Casa de la Cultura a la cara, llegando incluso a intentar cerrar la Universidad Popular, afirmando que a estos trabajadores se les pagaba por estar en casa, “cuando él tenía un asesor de  cultura que ganaba 3000 euros al mes por no hacer nada por la cultura de Villarrobledo”.

Aquí puedes ver la rueda de prensa al completo:

 

Villarrobledo
A %d blogueros les gusta esto: