Más de 1300 millones de euros a impulsar la rentabilidad de la agricultura y el medio ambiente

Villarrobledo

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha destacado en la Comisión de Presupuestos de las Cortes de Castilla-La Mancha las líneas maestras de las cuentas de su departamento para este 2017 que alcanzan 1.391,66 millones de euros. Un año en el que comenzarán las obras de los nuevos regadíos en Elche de la Sierra (Albacete), muy esperados en la zona, y en el que se prevé recuperar las obras de Cogolludo (Guadalajara), abandonadas en la legislatura anterior.

Martínez Arroyo ha enunciado también el Plan de Regadíos, un Plan para el Arreglo de Caminos Rurales, la apuesta definitiva por la inversión en la industria agroalimentaria de Castilla-La Mancha con el fomento de las Entidades Asociativas Prioritarias de Interés Regional (EAPIR), y la convocatoria “permanente” de Incorporación de Jóvenes al campo regional. En este sentido, la intención del Gobierno que preside Emiliano García-Page es, sobre todo, rejuvenecer el campo con ayudas para el revelo generacional.

Así, ha asegurado que este objetivo está a punto de cumplirse con una “revolucionaria” convocatoria que ha tenido “más demandas de incorporación que nunca” en 2016, motivo por el cual, según ha anunciado el consejero, el Gobierno regional publicará la próxima primavera una nueva Orden de Incorporación de Jóvenes a la Agricultura y la Ganadería, dotada con 50 millones de euros, “poniendo más dinero que nunca” para que siempre tengan convocatorias abiertas y con el compromiso del Gobierno regional de aumentar los fondos para este fin “si fuese necesario”.

Convocatoria permanente a jóvenes agricultores

El titular de Agricultura en Castilla-La Mancha asegura que se están baremando ya los expedientes de los jóvenes de la convocatoria del año pasado priorizando a los que tienen menos renta y a las mujeres y “por cierto, en muy poco tiempo, en comparación con el Gobierno anterior que tardó en el año 2012, dieciocho meses, nada más y nada menos”. En esta materia, “si hay silencio administrativo ahora, entonces el silencio era sepulcral”, ha respondido durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos de las Cortes.

Martínez Arroyo aboga por “consolidar” la llegada al campo de “muchos jóvenes”, unos 1.100 en la actual convocatoria, que han pedido iniciarse en esta actividad económica con la recepción de algún tipo de subvención. Una vez se resuelva la convocatoria -en proceso de selección-, inmediatamente se convocará una nueva para que los jóvenes interesados siempre puedan acogerse a ayudas públicas. Dichas ayudas, ha recordado, constituyen la partida más importante del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla-La Mancha, una cuestión “prioritaria” de la política agrícola regional para garantizar el relevo generacional a pesar del recorte de 226 millones de euros de cofinanciación por parte del Ministerio de Agricultura.

Infraestructuras para riegos

Dentro del Programa de Desarrollo Rural (PDR) de Castilla-La Mancha, y con el objetivo de mejorar la renta de los agricultores y ganaderos profesionales, la Consejería va a llevar a cabo un ambicioso Plan de Regadíos con 31,5 millones de euros para 2017. Para ello, está prevista la inminente convocatoria de una Orden cuya dotación se incrementará en un 58 por ciento, fruto del compromiso del Gobierno regional en la materia con las 168 comunidades de regantes y Sociedades Agrarias de Transformación (SAT), “imprescindibles para el futuro de la agricultura y de nuestro medio rural”.

Villarrobledo

El consejero de Agricultura ha recordado el compromiso del Gobierno para el reparto de las aguas de las filtraciones del trasvase Tajo-Segura, que en total suman 2,09 hectómetros cúbicos por año y a los que podrán acceder 500 regantes de Hellín (Albacete) gracias al acuerdo impulsado por la Consejería tras derogar el Decreto de Cancarix. “Con la redistribución del agua lo que estamos haciendo es redistribuir la riqueza”, ha manifestado Martínez Arroyo al señalar que el Ejecutivo autonómico ha impulsado un nuevo decreto que se publicará próximamente con un acuerdo que incluye a todos.

Nueva convocatoria de FOCAL

En el sector privado, destaca sobremanera la agricultura, la ganadería y la industria agroalimentaria; actividades que, en su conjunto, representan el 12 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla-La Mancha, como ha subrayado el consejero. En este sentido, ha señalado que “no hay ninguna otra actividad económica, de la rama privada, que aporte mayor porcentaje al PIB de la región y, por tanto, para el Gobierno regional es una prioridad el fomento de la industria agroalimentaria, que va paralelo al de la agricultura y la ganadería”.

Así, ha destacado que si en 2016 se convocaron 50 millones de euros de ayudas a través del FOCAL, en 2017, y de manera inminente, se aprobará una nueva convocatoria dotada con 70 millones de euros para seguir potenciando las empresas y cooperativas ya que aportan “valor añadido”.

Proyecto Clamber y Estación Enológica

En materia de investigación, Martínez Arroyo ha destacado las inversión prevista en la planta de biorrefinería CLAMBER en Puertollano, con 1.300.000 euros, y el presupuesto para la recuperación de la Estación Enológica de Alcázar de San Juan, que tiene consignados 300.000 euros “para que las bodegas y cooperativas puedan realizar los análisis en nuestra comunidad autónoma y no tengan que irse fuera, como en la legislatura anterior, para conocer la calidad de su vino”.

El medio ambiente es “rentable”

En materia de medio ambiente, el consejero ha lamentado que fuera “el hermano pobre” para el Gobierno anterior. “Para nosotros es todo lo contrario”, ha afirmado, ya que “es una forma de generar riqueza y hemos cambiado completamente la forma de proceder”.

Martínez Arroyo ha hecho hincapié en la apuesta del Gobierno regional por los parques naturales con la apertura de los Centros de Interpretación. En concreto se ha referido a la construcción en el Parque Natural de las Lagunas de Ruidera de un nuevo Centro de Interpretación, en el antiguo albergue Alonso Quijano en Ossa de Montiel, con una aportación específica de 600.000 euros.

Además, el consejero ha incidido en su apuesta por la educación ambiental, donde hay prevista una partida de 1.300.000 euros para recuperar la relación con los colegios y el compromiso con los más jóvenes para que puedan conocer sus espacios naturales en Castilla-La Mancha.

Por último, Martínez Arroyo ha ratificado la diferencia de presupuesto con respecto a 2015, último año de la legislatura anterior. En concreto, la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural aumenta su presupuesto en 38,5 millones de euros, un incremento con un marcado carácter inversor puesto que el Capítulo 6, dedicado a inversiones reales, aumenta un 61,7 por ciento respecto al ejercicio 2014.

A %d blogueros les gusta esto: