contacto@villarrobledodiario.com

Manuel Gutiérrez vencedor de la Trail Running del Pavo celebrada en el pantano de Peñarroya

Villarrobledo
Captura de pantalla 2014-12-24 a las 12.00.45

Imagen de Manuel Gutiérrez en esta prueba.

CRÓNICA PERSONAL DE MANUEL GUTIÉRREZ
La prueba constaba de un recorrido de 18 km, esto dificultaba aún más la prueba y más aun teniendo en cuenta que era mi debut en esta modalidad deportiva, sin embargo la buena climatología me animaba a dar lo mejor de mí para intentar ganar la carrera.

Desde el km 4 debido al fuerte ritmo y a la dureza del terreno se hace la selección definitiva de 4 corredores entre los que me encontraba en segundo lugar, tuve sangre fría y traté de guardar la mayor cantidad de fuerzas posibles tratando de soportar el gran ritmo que los rivales marcaban hasta que con el paso de los kilómetros , la acumulación de desnivel y las tremendas subidas y bajadas que íbamos afrontado sin descanso hacen que uno de los corredores ceda y decida abandonar la lucha, en la que ya solo quedamos 3 corredores para disputarnos lo que quedaba de carrera.

Cuando la fatiga ya se hacía más presente por el km 14 otro participante acaba cediendo con lo que me dejaba en un uno contra uno con el ultimo corredor de los que quedábamos en la escapada cuyas fuerzas parecían no tener final ya que seguía imponiendo un ritmo altísimo que física y mentalmente empezaba a hacérseme bastante insoportable.

Villarrobledo

Como desventaja de la carrera llegamos a lo que sería la última y más dura de las subidas del día teniendo que subir hasta el castillo en lo alto del pantano , una durísima e inclinada subida de más de un kilómetro todo entre piedras y acantilado teníamos que ir incluso agarrándonos con las manos a las piedras para poder mantener el equilibrio y sumado al ritmo de carrera y a la fatiga me dejaba exhausto al llegar a la cima donde el otro participante seguía decidido a no ponerme nada fácil la victoria y así es como decidimos afrontar los últimos dos kilómetros de la prueba en un mano a mano entre matorrales , piedras y caminos estrechos, donde a falta de un kilómetro y medio con las escasas fuerzas que me quedaban, decidí lanzar mi ataque final en el que sin creérmelo logré descolgar al otro participante y sacarle cada vez más distancia, con lo que soportando la agonía del esfuerzo llego a la recta final de la meta, donde con la mirada al cielo y levantando los brazos con rabia atravieso el arco de meta proclamándome campeón absoluto de la clasificación general, tras 1 hora y 11 minutos de agónico esfuerzo y 18 kilómetros por el duro terreno característico de la zona, superando al segundo corredor en 30 segundos.

Por último dar las gracias a mi familia, amigos, entrenador y a toda la gente que cree en mi y decir que esto es una inyección de moral y motivación para afrontar la próxima temporada 2015 cargada de retos e ilusiones.

 

A %d blogueros les gusta esto: