contacto@villarrobledodiario.com

Manos Unidas de Villarrobledo celebrará el Domingo de Ramos su tradicional Rastrillo

Villarrobledo
Rastrillo-Manos-Unidas

Imagen de la edición del Rastrillo del pasado año.

Manos Unidas celebrará, coincidiendo con el Domingo de Ramos, su Rastrillo benéfico en los arcos del Ayuntamiento. En esta ocasión la recaudación se destinará a financiar otro de los proyectos en los que colabora esta ONG.

Como cada año los miembros de esta ONG colocan sus puestos de venta, hasta donde se acercan gran cantidad de vecinos, que por un módico precio, se llevan un recuerdo, al tiempo que contribuyen con el proyecto en el que esté colaborando Manos Unidas.

En la edición del año pasado, el Rastrillo registró una gran afluencia, ya que el tiempo acompañó con una mañana radiante, que hizo que la gente saliese a la calle, dando una vuelta por los puestos instalados por Manos Unidas.

En las últimas ediciones de este Rastrillo han apostado por la venta de flores y plantas, adquiridas en viveros de la localidad, dado que es algo que la gente compra con mucha facilidad.

Villarrobledo
A todo esto se suman regalos donados por distintas tiendas de la localidad para colaborar con esta causa benéfica. Con excepción de los artículos donados por los comercios de la localidad, el resto es comprado por Manos Unidas de Villarrobledo, resaltando Javiera Munera, delegada de esta asociación en Villarrobledo, que en este caso los comercios donde adquieren estos productos se suelen portar muy bien y hacerles descuentos.

Las distintas bodegas de la localidad, así como las empresas queseras donan para la ocasión diferentes productos, junto a otras tapas elaboradas por las propias socias de Manos Unidas, con lo que las personas que pasaron por los Arcos del Ayuntamiento pudieron degustar una tapa y un vino a un precio simbólico.

Javiera Munera, nos comentaba en la edición anterior, que desde Manos Unidas se trabaja siempre con proyectos, a través de los misioneros que los solicitan. En la edición del año pasado,  la recaudación de este rastrillo se destinó a un proyecto en una pequeña población de Mozambique, para la equipación de un colegio – orfanato, para niños de entre 3 y 6 años, atendido por las Hermanas del sagrado Corazón de María.

Detallaba que el objetivo es que los niños puedan estar recogidos y atendidos en este centro, mientras las madres acuden al campo a realizar distintas tareas. En la actualidad, las misioneras cuentan con una habitación en la parroquia de la zona, donde se encargan de estos niños, atendiendo a un total de 75, por lo que se hace necesario contar con una escuela donde poder atenderlos en condiciones.

A %d blogueros les gusta esto: