contacto@villarrobledodiario.com

Los Villarrobledenses del Plus15-Gobik en la 23º La San Antón de Jumilla

Villarrobledo

10-principal

Crónica personal de Antonio Martínez:

 Un año más (y ya van tres) donde damos el pistoletazo de salida a una nueva temporada, donde si no mejor que en la ya clásica 23 edición de la San Antón de Jumilla.

 En esta ocasión, como la anterior, arropado por todo un equipo como es el Plus15-Gobik, dándonos cita casi al completo todos sus miembros, donde cada uno, dentro de sus perspectivas personales, a darlo todo lo que lleva dentro, esencia pura del mountanbike.

 Durante el viaje hemos comprobado perfectamente él porque del grandísimo nivel que hay por estas latitudes, y es que a las 9:00 de la mañana marcaba el coche 9ºC, muy diferente de los grados negativos a los que estamos obligados a sufrir en los duros inviernos manchegos.

 Una vez recogida las acreditaciones y la nueva equipación de este año en la carpa Gobik nos hemos ido hacia el coche a vestirnos como un novio en el día de su boda, impresionante el diseño y la calidad que nos ha ofrecido esta año Gobik, la verdad me he quedado muy impresionado, no es por nada, pero dábamos el cante hoy en Jumilla, no solo por la cantidad si no por el diseño.

 Tras unos breves trances de calentamiento saludando a compañeros y conocidos, nos hemos ido hacia el arco de meta, donde nos hemos colocado medianamente bien. Llamada a filas a los “pros” y chupinazo de salida …. Full Gasss en esto puro, un kilómetro de avenida ancha a mil, giro brusco a izquierda y otro kilometro esta vez por una pista con una polvisquera tremenda, no se veía prácticamente nada, ufff que mido, hay gente que tiene que llevar las gafas antiniebla porque me pasaban como verdaderos camicaces.

 Nuevo giro brusco y encaramos de nuevo la avenida para un paso por meta, avanzamos posiciones, buenas piernas, y al girar nuevamente nos sacan hacia caminos agrícolas para coger altura y entrar en una rambla típica de estas sierras. Aquí veo a Carlos Jimenez del Scott en el suelo, jolines que pena, menuda mala racha lleva el hombre. Tras un embudo tremendo donde los “ansiavivas” te arremeten por todas partes, conseguimos subir y continuar a mil y cosidos como collar de perlas con una senda. otro pequeño tapón para salir de la rambla, pista, nuevo paso por meta y …. ala, al castillo.

 Como ya es la tercera vez que la subo, la psicología es muy determinante, ya que cada año se me hace menos dura, no por ello, uno sufre y se retuerce como una culebra en sus rampas del 30%, pero ese público, amigos y familiares (mi mujer y mi hija) dándote ánimos, hace que el sufrimiento sea muy llevadero.

Villarrobledo

 Bajada del castillo recuperando el aliento a boca abierta, giro y senda por las laderas de esta sierra, subidas y bajadas por una zona de losas, paso por escaleras (me bajo por seguridad), callejeamos y salida hacia nuevamente la rambla, senda y más senda por la rambla la cual va cogiendo altura conforme nos alejamos de Jumilla en dirección a la sierra. Tras un camino pedregoso no adentramos en las duras subidas de la sierra, aquí por un lado he dejado a la primera fémina que iba como un tiro, y por otra parte, el amigo Ruano me ha dado alcance.

 Reagrupando tras la bajada una grupeta de varios bikers en la zona de monte pedregoso, aquí me siento en mi habitad natural, pero, la mala suerte estaba cerca, y en la senda de bajada, una piedra ha querido ser por un momento desmontable de ruedas y me ha destalonado el neumático trasero, ufff, que susto dios, freno rápidamente para no estropear la llanta y veo el neumático fuera con el líquido dentro. Coloco rápidamente y meto el cilindro de aire comprimido, pero entre los nervios y que soy un poco gafe, pierdo la dosis y consigo inflarla. Me cachis, me comunico con dios para que me envié un ángel con una bomba y hasta que llega el ángel, pasan varios minutos, pero no consigo inflarla y necesito una cámara. Nuevamente a rezar a dios para que me envié en segundo ángel con una cámara, otro breve pero eterna espera y llega, coloco, inflo, reinicio pulsómetro y a continuar.

 Intento reactivar el cuerpo y subir pulsaciones para de modo ya particular quedar lo mejor posible, una vez caliente tras unas duras rampas bordeando la segunda sierra, nos adentramos para realizar una zona de senderos increíbles (véase la foto principal), he disfrutado como un niño, ya que el llegar relativamente estable, hace que se disfrute doblemente.

 Ultimas duras subidas de esta sierra para iniciar la bajada hacia la población, caminos y carreteras agrícolas y entramos a meta con un tiempo de 1:45:00 aproximadamente de pulsómetro. La posición real ha sido el 190 con un tiempo de 1:58:00 pero cálculo que la posición según el tiempo hubiera sido sobre el 100.

 Pero aun así, hemos seguido disfrutado viendo a compañer@s del equipo subiendo al pódium en diferentes categorías y lo más gratificante el subir como equipo ganador y la entrega de ese jamón el cual se le dará su merecida despedida.

 Dar las gracias a todo el equipo y sus patrocinadores, a la organización donde cada año sube un poco el listón si cabe, convirtiéndose sin lugar a dudas, la mejor opción posible para iniciar una temporada. El año que viene, si dios quiere, hay estaré nuevamente en su 24 edición de la San Antón de Jumilla. La próxima, más y mejor. GoPower!!!

Estas son algunas de las imágenes de la prueba:

 

  1. Martinez

    Gracias .. GoPower!!!

A %d blogueros les gusta esto: