contacto@villarrobledodiario.com

La procesión del Santo Entierro, momento cumbre de la Semana Santa

Villarrobledo
Paso del Cristo Yacente

Paso del Cristo Yacente

Con una excelente temperatura se vivió en la noche del viernes uno de los momentos más solemnes de toda la Semana Santa de Villarrobledo, con el desarrollo de la Procesión del Santo Entierro de Cristo, donde cientos de personas acompañaron al paso del Cristo Yacente.

El desfile procesional partió de la Parroquia de San Blas, con el siguiente orden de los “pasos”: Cruz Parroquial, Paso de Ntra. Sra. las Angustias, paso de Ntra. Sra. del Mayor Dolor en la Soledad de la Cruz, y estandarte y nazareno de Nuestro Padre Jesús de Medinaceli, paso de Santa María Magdalena, paso del Santísimo Cristo Yacente, Paso de San Juan Evangelista, y Paso de Nuestra Señora de los Soledad, acompañados por la Presidencia Religiosa, representación de todas las Hermandades, Autoridades Civiles, autoridades y Banda Municipal de Música.

Los ciudadanos de Villarrobledo están siguiendo con fervor su Semana Santa, con unas cotas de participación en los desfiles procesionales en aumento año tras año, gracias al trabajo llevado a cabo por cada una de las Hermandades y Cofradías que componen la Junta de Hermandades y Cofradías de Semana Santa.

Los distintos desfiles procesionales son cada vez más numerosos. En los mismos se mantiene la seriedad y sobriedad, trascurriendo bajo la atenta mirada de miles de ciudadanos que contemplan de manera silenciosa y respetuosa el paso de cada una de las imágenes.

Villarrobledo

La Procesión del Santo Entierro de Cristo es la más conocida de la Semana Santa local, destacando la tremenda solemnidad que rodea a la marcha. No se trata de la Procesión que más imágenes porta, pero las que participan lo hacen de forma solemne sin ningún tipo de alardes.

Es el acto más antiguo de los celebrados en Villarrobledo, aunque no se puede datar su origen documentalmente sino por referencias indirectas. Su organización corre a cargo de la Hermandad del Santo Sepulcro y la Soledad que data del siglo XVI.

La participación de miles de personas en la Procesión, como penitentes o público, crea uno de los silencios más estremecedores a los que se puede asistir, sólo roto por los tambores y cornetas para marcar el paso, y la Banda Municipal de Música interpretando marchas fúnebres, componiendo un desfile impresionante, a lo largo de una procesión de varios kilómetros.

Las imágenes que salen son portadas a hombros en el más absoluto silencio y se puede escuchar la respiración de los anderos en pleno esfuerzo a metros de distancia.

El momento más impresionante es el del paso de penitentes con cadenas a los pies cuyo vibrar en el suelo sobrecoge a los participantes.

Reseñar que en la tarde del Viernes Santo, antes de la procesión del Santo Entierro tuvo lugar la procesión del Silencio, con el siguiente orden: Cruz Parroquial, y los pasos del Stmo. Cristo de los Mártires y María santísima de la Victoria, acompañados por la presidencia religiosa.

 

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: