La procesión del Encuentro cerró los actos de la Semana Santa

Villarrobledo
Ntra. Sra. dela esperanza, a punto de reencontrarse con su hijo resucitado

Ntra. Sra. dela esperanza, a punto de reencontrarse con su hijo resucitado

La Procesión del Encuentro de la Santísima Virgen con su Hijo Resucitado cerraba el programa de actos de esta Semana Santa. Un año más la alta participación ciudadana en todos los desfiles procesionales ha sido la principal característica de esta Semana de Pasión.  

En esta procesión del Encuentro han participado los pasos de Santa María Magdalena, San Juan Evangelista, Nuestra Señora de la Esperanza, y Jesús Resucitado, junto con todos los estandartes de las Hermandades y Cofradías, reunidos en torno a la Plaza de Santa María, para vivir este momento de alegría.

Frente al dolor y al recogimiento que han caracterizado durante todos estos días las procesiones de Semana Santa, la plaza de Santa María estallaba de alegría y jubilo tras el Encuentro, acto que escenifica el reencuentro de Jesús de Nazareth con su madre.

Villarrobledo

Se trata este de uno de los actos con más solera de la Semana Santa de Villarrobledo. En el lugar donde se lleva a cabo, en esta ocasión, la Plaza de Santa María, se dan cientos de fieles para observar como la Virgen de la Esperanza, ataviada de negro, se acerca a San Juan, que le da la Buena Nueva de la Resurrección de Jesús. Inmediatamente parte la Virgen a ver al Resucitado al que encuentra, quitándose el manto negro y mostrando uno verde, y manifestando su alegría en bailes exacerbados por parte de ambas imágenes.

En ese momento los vecinos de Villarrobledo y los miembros de las cofradías rompían en aplausos ante uno de los actos más emotivos de la Semana Santa, el momento en que la Virgen se reencuentra con su hijo, y que representa el triunfo de la vida. Paralelamente las bandas de cornetas y tambores sonaban más enérgicamente que nunca y la música inundaba la ciudad.

El son de alegría triunfaba frente a las marchas de luto que han caracterizado los actos de estos días atrás. Los nazarenos habían abandonado los capuchones, dejando su rostro al descubiernto, acompañando a sus imágenes en esta última procesión de la Semana Santa.

Tras el encuentro las imágenes desfilaban en procesión hasta la iglesia de San Blas, mientras todos los pasos eran bailados en medio del fervor popular.

Se ponía así punto final a las procesiones de Semana Santa, en las que han participado las ocho cofradías y hermandades de Villarrobledo, dentro de una celebración declarada de Interés Turístico Regional dado el arraigo de la tradición popular.

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: