contacto@villarrobledodiario.com

La moción en contra de la pobreza energética salió adelante con el voto favorable de CIVI

Villarrobledo
José  Antonio Cabañero, portavoz de CIVI, defendió en el pleno el punto de la pobreza energética

José Antonio Cabañero, portavoz de CIVI, defendió en el pleno el punto de la pobreza energética

  Los concejales de CIVI han apoyado con sus votos la moción debatida en el pleno del Ayuntamiento de Villarrobledo en contra de la pobreza energética,  reclamando que desde el Gobierno se ponga en marcha una ley para proteger a aquellas familias que peor lo están pasando.

La moción insta al Gobierno de España a solventar los problemas más urgentes y perjudiciales de pobreza energética, y que marque la orientación prioritaria de la Administración a la hora de afrontar las principales causas por las que esa pobreza energética se produce y manifiesta.

Durante el debate de esta moción, José Antonio Cabañero, portavoz de CIVI, afirmó que desde su grupo no se iba a perder tiempo en discutir sobre este asunto, ni utilizar el mismo como arma arrojadiza contra el resto de partidos.

Resaltó que la realidad y los datos son contundentes, y que en estos momentos, cuando se está atravesando unos días duros en el ámbito meteorológico, el tema de la pobreza energética cobra mayor vigencia y es prioritario dar con una solución, planteando por ello la necesidad de la puesta en marcha de un Plan Integral de erradicación de la pobreza, que incluya, entre otras cosas, garantizar los suministros básicos de luz y gas.

Apuntó que se debía debatir si se deben introducir medidas como las aplicadas en Francia, prohibiendo que se corte el suministro a las familias en los duros meses de invierno, basándose para ello, no en los datos ofrecidos por PP o PSOE sobre lo mal o bien que lo han hecho cada uno de ellos en sus respectivos periodos de mandato, sino por los datos que arroja el informe de Observatorio de vulnerabilidad de Cruz Roja, que señala que el 58% de las personas atendidas durante 2013 tenía problemas para mantener su casa a una temperatura optima, un 16% más que en 2011, “y la cruda realidad es que una de cada tres personas atendidas por Cruz Roja no puede pagar el suministro básico de agua, gas o electricidad”.

A su juicio, este es un problema de pobreza energética que tiene un profundo impacto sobre la vida de las personas, que puede influenciar en su esperanza de vida, o agravar enfermedades, remarcando que las consecuencias de este problema son múltiples, ya que la falta de calefacción afecta a la higiene y la salud de las personas, y genera riesgo en varios estados de las personas.

Villarrobledo

Recordaba que la UE plantea exigencias a sus estados miembros para adoptar medidas con las que abordar el fenómeno de la pobreza energética, y que debía ser en ese punto donde centrar el debate para intentar, a través de esta moción y del resto que circulan por todo el territorio nacional, lograr que el estado español arbitre medidas que sean capaces de paliar este problema, “que lejos de aminorar, y así lo atestiguan los datos de Cruz Roja, afecta a miles de ciudadanos de este país, que afecta a 720.000 personas en la región, y a más de un centenar de familias en Villarrobledo”.

José Antonio Cabañero matizó que desde los ayuntamientos se hace todo lo posible para paliar este problema, a través de los Servicios Sociales, “pero mientras los ayuntamientos y las entidades sociales incrementan las ayudas para urgencia social, y

destinan cada vez más recursos para el pago de facturas de luz y agua, las grandes compañías de suministro siguen obteniendo beneficios millonarios, ordenando el corte de suministro por deudas irrisorias, mientras ellos se embolsan ingentes cantidades de dinero en forma de beneficios”.

Por ello considera que el Estado carece de una política específica destinada a prevenir el fenómeno de la pobreza energética que sufren cada vez más familias, para canalizar estos consumos mínimos vitales para las familias, en función del número de miembros y de periodos estacionales.

Recordaba que las compañías eléctricas aseguran disponer de bonos sociales, pero que estos son insuficientes, ya que hay muchas familias que no pueden acceder a los mismos, por lo que reclama que el Estado mejore ese bono social, para que se tenga en cuenta también las condiciones de la vivienda, el nivel de ingresos familiares, y no solo la potencia contratada, o la situación laboral y familiar.

José Antonio Cabañero remarcó que en todo este asunto se está hablando de agua, luz o gas, y por tanto del cumplimiento de los derechos reconocidos en la Constitución, y que en los aspectos fundamentales no están siendo atendidos para garantizar estos servicios básicos a la ciudadanía, recordando que la moción reclama la adopción de medias estructurales que remedien las situaciones dramáticas que viven muchas familias, que puede ser evitada con una Ley de Consumidores vulnerables y contra la pobreza energética.

Incidió en que, desde CIVI se echa en falta que siendo ese suministro un derecho social reconocido en la Constitución, no se hiciese esta ley en la etapa de gobiernos socialistas, ni tampoco la haya puesto en marcha hasta ahora el PP, por lo que reclama a Pedro Sánchez que la incluya en su programa electoral y la lleve a efecto si el PSOE gana las próximas elecciones generales.

Por último quiso dejar claro que este es un asunto de todos, y que se debe poner todos los esfuerzos en toda medida o acción que logre mejorar la situación delicada que atraviesan muchas familias, “porque aquí no estamos hablando de una cuestión de colores políticos, sino de aplicar el sentido común a los problemas que padecen los ciudadanos”.

 

Noticias relacionadas

A %d blogueros les gusta esto: