contacto@villarrobledodiario.com

La Comunidad de Regantes convoca hoy miércoles una asamblea para informar sobre la formación de la masa de agua subterránea Rus-Valdelobos

Villarrobledo
Captura de pantalla 2016-01-27 a las 10.51.33

Imagen de Bernardo Díaz del Amo, presidente de la Comunidad de Regantes de Villarrobledo.

La Casa de la Cultura acogerá en la tarde de este miércoles, una asamblea convocada por la Comunidad de Regantes, para informar sobre la formación de la masa de agua subterránea Rus-Valdelobos, que tanta polémica está suscitando entre los agricultores de la localidad.

Bernardo Díaz del Amo, presidente de la Comunidad de Regantes, ha adelantado que en un principio era Villarrobledo la encargada de llevar a cabo esta nueva forma de gestión del agua, pero según ha señalado, esta responsabilidad les ha sido retirada a favor de la localidad de San Clemente.

Para Díaz del Amo, esto ha resultado ser toda una sorpresa cuando recibían la notificación por parte de la  Comisaría de Aguas, retirando la encomienda a Villarrobledo, creando una comisión gestora que a  su  vez  había nombrado a un presidente, que entre sus actuaciones ya ha convocado una reunión para el próximo 29 de enero en San Clemente, para la elaboración de los estatutos.

Villarrobledo

Bernardo Díaz considera que la comunidad Rus-Valdelobos no está constituida porque no se ha celebrado ninguna asamblea que así lo determinara. En cualquier caso, ha señalado que si la administración lo da por válido ellos lo acatarán, pero la comunidad de Villarrobledo no participará en esta asamblea del próximo 29 de enero en la vecina localidad conquense.

Según el presidente de la Comunidad de Regantes, este nuevo cambio responde a las desavenencias surgidas a la hora de constituir la nueva masa, ya que consideran que los recursos de agua de los que se dotan las explotaciones, son insuficientes. “No compartimos la idea de la administración-ha  dicho Díaz del Amo-y por tanto no vamos a comulgar  con ruedas de molino, por lo que nosotros lo que queremos es aprobar una comunidad de regates con 20,48 hectómetros cúbicos de volumen de agua para repartir en 20.000 hectáreas , esto nos llevaría a consumo de 1000 metros cúbicos por hectárea”.

Díaz del Amo considera que los regantes ya han hecho demasiados esfuerzos y sacrificios, debido a que han tenido que ir reduciendo el consumo de agua en sus explotaciones progresivamente durante años, lo que no ayuda a que se sustenten los cultivos mayoritarios de la zona, como son las viñas.

Texto: Canal 4 Manchacentro

A %d blogueros les gusta esto: