contacto@villarrobledodiario.com

José Antonio Cabañero valora los resultados de las elecciones municipales

Villarrobledo
José Antonio Cabañero

Imagen de José Antonio Cabañero, máximo dirigente de Ciudadanos por Villarrobledo.

La valoración de CIVI, CIUDADANOS POR VILLARROBLEDO, del resultado de las elecciones municipales del pasado 24 de mayo, es sencilla: los ciudadanos de Villarrobledo han expresado en las urnas su voluntad, por lo tanto respeto absoluto a los resultados.

 En lo que se refiere a la situación en la que ha quedado nuestro partido, CIVI, es evidente que nos presentamos con el objetivo de obtener representación, de haber aumentado, incluso el número de concejales, con el único propósito de continuar trabajando por y para Villarrobledo. Los ciudadanos han considerado que otras fuerzas políticas, otros partidos, merecían más su confianza. En este sentido no tenemos nada que objetar, el pueblo es soberano y decide, y la grandeza de la democracia es permitir que los ciudadanos decidan.

 Debemos partir de que en esta ocasión se daba una situación más compleja con la aparición de nuevas formaciones que iban a disputar el espacio que CIVI había abierto en el año 2011, no hay que olvidar que fuimos precursores a la hora de presentar una alternativa a los dos grandes partidos, que CIVI se adelantó al movimiento ciudadano surgido tras el 15 m y que ha desembocado en la aparición de nuevos partidos.

 Desde nuestra perspectiva la falta de apoyo en estas elecciones se debe a diferentes factores, entre ellos nuestros fallos, no vamos a eludir ninguno, pero también a que la gente no ha entendido o no ha valorado el trabajo desarrollado en estos 4 años, posiblemente porque tampoco hemos sido capaces de llegar al ciudadano y explicar nuestros posicionamientos, siempre en beneficio de la mayoría de nuestros vecinos.

 Nuestros sentimientos son de tristeza por no haber sido capaces de convencer a los ciudadanos de la validez de nuestras propuestas y nuestro programa, que ahora otros airean como bandera para obtener la gobernabilidad (extraña realidad). Su voluntad ha quedado clara: una mayoría de ciudadanos ha vuelto a depositar su confianza en el partido popular, con casi un 42% de los votos, vencedor de estas elecciones por lo tanto; le sigue el partido socialista con un 34% de los votos y a mucha distancia el resto de fuerzas.

 El PP ha ganado las elecciones, pero la suma de votos del Psoe y de IU y Podemos dan una mayoría de ciudadanos que han votado a la izquierda. Unos y otros tienen ahora la responsabilidad de  intentar formar un gobierno que responda a lo que ha decidido la mayoría. Ahora les toca a otros pasar de la teoría a la práctica y trabajar desde dentro, e intentar no defraudar a la gente que les ha dado su confianza. Es evidente que estamos ante un escenario complicado, que los próximos 4 años no van a ser fáciles para cualquiera de las opciones que finalmente forme gobierno. Desde CIVI solo pedimos responsabilidad, la misma que la que hemos mostrado nosotros para que el ayuntamiento de Villarrobledo fuera gobernable y los ciudadanos no tuvieran que soportar el desgobierno y las consecuencias de la inconsciencia política y económica con la que había actuado el gobierno socialista en los últimos 8 años.

Villarrobledo

 El partido popular se ha pasado de frenada con su austericidio, bajo nuestro punto de vista ha cometido varios errores, el primero de ellos ningunear las acciones y actuaciones de CIVI, con lo que han tenido de beneficiosas para los vecinos. Se han arrogado todas las actuaciones y propuestas llevadas a cabo por los dos concejales de CIVI. Han propiciado que no se viese por el pueblo las continuas correcciones que se les ha hecho en estos 4 años a su política de recortes y deriva de los servicios públicos, gracias a estar presente en los órganos de decision.

Se les ha olvidado en todo momento que ellos no ganaron las elecciones del 2011 y que ha sido posible su gobernanza gracias a los apoyos puntuales, que no pactos, del grupo Ciudadanos por Villarrobledo, dado que la fuerza de izquierdas nunca quiso ese apoyo.

No han permitido que CIVI tuviera espacio en la campaña electoral y además han consentido la irrupción de un nuevo partido salido de sus filas por la arrogancia de sus líderes, lo que ha llevado al electorado de Ciudadanos por Villarrobledo a la confusión.

Intenta convencer a sus votantes de que han sido los grandes triunfadores, aunque lo tienen muy difícil para gobernar, con el nuevo escenario político que ha surgido.

 Desde el 24 de mayo por la noche el Psoe y sus seguidores se comportan como si hubieran ganado las elecciones, no acabo de entender su triunfalismo, ya sé que está referido a que CIVI no ha logrado representación municipal, para ellos va más allá, entienden que CIVI ha muerto o desaparecido. No cabe duda que es el consuelo del perdedor, de este modo distrae a sus votantes y simpatizantes de la cruel y pertinaz realidad. El Psoe de Villarrobledo, de Pedro Antonio Ruiz Santos,  ha perdido las elecciones con casi 1000 votos menos que su gran adversario; su candidato a la alcaldía no ha obtenido ni de lejos el respaldo de la ciudadanía. Le recuerdo además, que convocatoria tras convocatoria sigue perdiendo votantes, desde 2007 a 2015 ha perdido más de 3500 votos, Ruiz Santos heredó un partido en 2001 con unos 8.000 votantes, su gestión al frente del Psoe local los ha reducido casi a la mitad. Si yo fuera votante socialista empezaría por preguntarme que está pasando, empezaría por cuestionarme si algo o alguien está haciendo bien las cosas.

 Quiero aprovechar la ocasión para repetir una vez más que Ruiz Santos miente sin ningún tipo de pudor, sigue insistiendo ante sus votantes y simpatizantes que en 2011 intentó llegar a un pacto con CIVI para que el Pp no gobernara, eso es falso, mentira, es una burda justificación. Nunca quiso ni propuso un pacto, no le interesaba, él sabía mejor que nadie como dejaba el ayuntamiento, en quiebra técnica. Se produjeron 2 reuniones entre miembros de CIVI y miembros del PSOE entre los que se encontraba el actual candidato Alberto González y la única condición era que pusieran sobre la mesa un presupuesto real y ejecutable, cuestión que nunca se produjo.

Esa fue la razón principal de no querer un pacto con CIVI, nos ha utilizado ante sus votantes para justificar su huida hacia adelante, el Psoe se instaló en la cómoda oposición, que otros hicieran el trabajo y resolvieran la grave situación económica y el descontrol del ayuntamiento, Ruiz Santos se iba al senado, 7 mil euros al mes, y aquí se dejaba colocados a sus principales valedores. Esa ha sido su estrategia.

 Sobre el futuro de CIVI solo el tiempo y los propios militantes y simpatizantes decidirán. De momento todo apunta a que hay ganas de seguir peleando por nuestro espacio y por nuestra gente, LOS VECIN@S DE VILLARROBLEDO, con el mismo ímpetu, el mismo proyecto que reforzaremos en estos próximos cuatro años y con una organización renovada, de la cual les iremos dando cumplida información.

A %d blogueros les gusta esto: